Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 SÁBADO 15 10 2005 ABC Toros José Luis Torres, herido en la Feria de Jaén ABC JAÉN. José Luis Torres fue volteado aparatosamente con el sexto, manso y con peligro, ayer en Jaén. El matador cordobés sufrió una cornada en tercio superior cara interna del muslo derecho, con trayectoria superficial ascendente de 10 centímetros, de pronóstico menos grave Curro Díaz cuajó una meritoria actuación ante un lote difícil. Juan José Padilla, que abrevió ante el inválido ejemplar que abrió plaza, se desquitó con el cuarto, al que muleteó con arrojo, según informa mundotoro. Con un cuarto de entrada, se lidiaron toros de Aldeaquemada, faltos de fuerza, y dos de Mary Carmen Camacho, segundo y sexto, mansos. Padilla, silencio y oreja. Curro Díaz, vuelta tras petición y oreja. Torres, palmas tras aviso en el único que mató. FERIA DEL PILAR Ferrera y un buen toro de Ortigao Plaza de toros de la Misericordia. Viernes, 14 de octubre de 2005. Octava corrida. Tres cuartos de entrada. Toros de Ortigao Costa, parejos, salvo el 5 que rompió el conjunto; mansos y descastados; destacó el buen 4 Antonio Ferrera, de blanco y oro. Gran estocada (petición y vuelta) En el cuarto, estocada mínimamente ladeada (oreja y petición leve) Antón Cortés, de verde manzana y oro. Estocada contraria que hilvana la piel, pinchazo y media en los bajos. Aviso (silencio) En el quinto, pinchazo y estocada corta y caída (silencio) Serafín Marín, de caña y oro. Estocada baja. Aviso (palmas) En el sexto, estocada corta (silencio) ZABALA DE LA SERNA ZARAGOZA. La cubierta de la plaza de la Misericordia volvió a triunfar ayer en día lluvioso y cerrado en agua. Al final, el artilugio de Arturo Beltrán se va a convertir en el gran triunfador de la Feria del Pilar, con permiso de Cayetano. A su manera, Antonio Ferrera también triunfó. Ferrera ha recuperado en la lucha de abajo, la del exilio de los pueblos, el sitio perdido, pero sigue toreando a una velocidad endemoniada. De cualquier forma, en su haber se anotaron los momentos más brillantes de la opaca tarde: una estocada al primero y el tercio de banderillas al cuarto. ¡Ah! qué toro. A años luz del resto de la desfondada y mansa corrida de Ortigao Costa, un pinchazo en todo lo alto de la moral de la afición, que, a sabiendas de su procedencia de El Torreón, había puesto en ella ilusiones. Un chasco. A. F. se jugó el tipo con las banderillas. Clavó en la misma cara en reuniones que, aun lejos de la ortodoxia, tuvieron la emoción de la verdadera exposición. En uno de los pares, el pitón lamió la pechera del arreado torero extremeño y le sacó el corbatín con su afilada punta. Jugó luego Ferrera con el corbatín, convertido en anilla en el pitón del toro tras el último encuentro al quiebro, en el tercio. Su muleta trazó un prólogo de faena con aspiraciones, muy rauda luego. El jabonero ejemplar se estiraba tras el engaño en derechazos largos, como largos fueron los naturales, por donde la embestida se hacía más entregada. Mu- Ferrera se jugó la vida de veras en un tremendo tercio de banderillas chas revoluciones y voces; mucha ambición por salir también del pozo y regresar a la primera línea que un día saboreó. Se cobró una oreja después de atacar con rectitud el volapié. Todavía mejor colocación tuvo el espadazo al toro que abrió plaza: en la suerte contraria, frente a chiqueros, el noble manso se llevó puesto el acero en el mismo hoyo de las agujas. Probablemente, la estocada de la feria. FABIÁN SIMÓN El novillero francés El Santo, corneado de gravedad en la matinal Á. G. ABAD ZARAGOZA. El novillero francés Julien Dusseing El Santo sufrió dos cornadas graves en la novillada matinal sin caballos celebrada ayer en Zaragoza. Según el parte médico, Julien Dusseing presenta una herida por asta de toro en cresta ilíaca izquierda con dos trayectorias: una de 15 cm, que produce EDICTO HAGO SABER: Que en el expediente de declaración de herederos abintestato seguido en este Juzgado al número 161 2004 por el fallecimiento sin testar de D ña. ELENA CASANOVA MENDIA ocurrido en Pozuelo de Alarcón (Madrid) el día 12 de noviembre de 2002, promovido por el abogado del Estado, se ha acordado por resolución de esta fecha llamar a los que se crean con igual o mejor derecho a la herencia que los que la solicitan, para que comparezcan en el Juzgado a reclamarla dentro de treinta días a partir de la publicación de este edicto, apercibiéndoles que de no verificarlo les parará el perjuicio a que haya lugar en derecho. En MAJADAHONDA a once de octubre de dos mil cinco. EL LA SECRETARIO desgarro lumbar, y otra de 12, que interesa el reborde costal. Pronóstico grave El joven torero había cortado una oreja a su primer enemigo de la notable novillada de María Isabel Sistac, mostrándose variado y entusiasta en un festejo en el que también logró un trofeo Alejandro Lalana, con un excelente concepto del toreo, y fue ovacionado Jorge Jiménez, que perdió el triunfo con la espada. El otro herido grave de la Feria, el subalterno José Monje, se recupera en la clínica Quirón de la cornada que le atravesó el muslo izquierdo el día del Pilar. Según el doctor Val- Carreres, la recuperación de Monje- -que abandonó la UCI el jueves- -será de un mes. El toro completó un lote óptimo: pese a que no humillase, se movió mucho, sin maldad, y muy a su aire, que fue como lo dejó Antonio Ferrera para no bajarle la mano. En la línea natural de la embestida, sin forzarlo, al hilo, la obra fue de alturas, quizá demasiado, demasiado hacia arriba la mano siempre. Avanzada la cosa, la única vez que lo obligó, volvió grupas el cuatreño y se declaró abiertamente rajado. Toda la animosidad de Ferrera en todos los tercios se tradujo en una petición no cuajada que derivó en una vuelta al ruedo sin la aprobación mayoritaria. Serafín Marín, como viene siendo habitual, se puso muy pronto, sin ni siquiera una probatura, a lancear a la verónica. Bien. El toro se transmutó en mister Hyde, peligroso y listo como él solo por el pitón izquierdo. Sobre la marcha corrigió Marín un inicio por estatuarios que por poco le cuesta una voltereta: absurdo principio. Valiente se mostró ante las incertidumbres y los tornillazos, y tragón en unas manoletinas últimas, con un par. La estocada cayó baja y las palmas no le dieron la suficiente importancia. Nada de nada logró S. F. con el mansón y andarín sexto. Como Cortés con uno que huía hasta de su sombra- -lo cazó como pudo- -y otro vacío y paradote.