Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 10 2005 Cultura 59 Guillermo Vázquez Consuegra gana el premio Nacional de Arquitectura El efecto Guggenheim está haciendo mucho daño a las ciudades afirma b El arquitecto sevillano ha sido Reunida en un volumen la obra poética completa de Julio Cortázar b Círculo de Lectores acoge en su sede, hasta el 9 de noviembre, la exposición Los libros de Cortázar un recorrido por la biblioteca personal del narrador argentino JORGE SÁINZ MADRID. La historia ha errado el juicio Se refería Aurora Bernárdez, viuda de Julio Cortázar (1914- 1984) a ese viejo aforismo, casi tópico, de que el creador argentino fue un poeta que escribía prosa Y Bernárdez no dejó pasar la oportunidad de hacer esta puntualización durante la presentación ayer del IV tomo, de los nueve que consta, de las Obras Completas de Julio Cortázar, editado por Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores, en el que se compilan los trabajos poéticos del escritor hispanoamericano. Gladis Anchieri, que colaboró en la edición del libro, quiso incidir sobre ese error, y recordó que la obra poética de Cortázar está llena de sentimiento Expresaba su intimidad, hermética, como nadie. Recordaba a los malditos dijo. Bernárdez aclaró, en la misma línea, que la poesía acompañó toda la vida al escritor. Sin ella no se puede entender su personalidad, ni creaciones tan significativas como Rayuela señaló. El acto se convirtió también en un homenaje al editor de la obra, Saúl Yurkievich, fallecido hace unos meses en accidente de tráfico. Este tomo recoge cronológicamente libros de poética completa, como Presencia y poemas sueltos, como una rareza que concibió Cortázar con tan sólo doce años. Por otro lado, Círculo de Lectores, en colaboración con la Fundación Juan March, también inauguró ayer la exposición La biblioteca de Cortázar un recorrido muy personal a través de los libros del escritor. La exposición estará abierta hasta el próximo 9 de noviembre. premiado por su proyecto sobre la Ordenación del Borde Marítimo de Vigo, que constituye el eje principal de la operación Abrir Vigo al Mar MARTA CARRASCO SEVILLA. El proyecto de la Ordenación del Borde Marítimo de Vigo por el que Vázquez Consuegra ha obtenido el premio Nacional de Arquitectura, es un conjunto de intervenciones desarrolladas a lo largo de dos kilómetros en el área central de la ciudad, en el que además del diseño arquitectónico y urbanístico, ha contado con la colaboración de artistas como Antón Patiño, Menchu Lamas y Francisco Leiro. Vázquez Consuegra manifestaba ayer sentirse muy satisfecho, porque me han dado el premio por una obra rigurosa, silenciosa y callada en una época en la que se valora tanto lo espectacular y superfluo en la arquitectura Según su autor, el proyecto galardonado ha sufrido varias modificaciones a lo largo de los diez años en que se ha realizado: Al ser un proyecto de larga duración se ha visto sometido a los vaivenes políticos. Por ejemplo, el proyecto también contemplaba la construcción de un acuario, un gran cubo de cristal que se metía en el mar y un museo para la ciudad, que tampoco se ha llegado a realizar. La intención no era sólo hacer un paseo, sino dotar a esa zona de la ciudad de un equipamiento cultural y de esparcimiento Para el arquitecto, el proyecto ha modificado el paisaje de la ciudad, sobre todo porque Vigo vivía de espaldas al mar, y aun siendo la más importante de Galicia en número de habitantes, no es una ciudad planificada, sino que se ha construido por aluvión. Ahora, con la ordenación del paseo, se le ha dado al espacio una nueva perspectiva desde el punto de vista horizontal, que le hacía mucha falta Guillermo Vázquez Consuegra cree La Plaza de la Estrella de Vigo forma parte del proyecto ganador que el diseño arquitectónico español se encuentra en un gran momento: No hace falta llamar a arquitectos de fuera para hacer buenos edificios en España. No creo que la arquitectura se deba hacer a base de efectos especiales ni tampoco de edificios singulares. Las ciudades tienen que tener una continuidad histórica y física, y todos estos edificios que son como meteroritos que se dejan caer en las ciudades, me preocupan muchísimo. La condición objetual de la arquitectura tiene un límite. El efecto Guggenheim está haciendo daño a nuestras ciudades. Cada alcalde quiere tener uno similar y eso es peligroso. En Bilbao está funcionando porque el lugar era el idóneo para ello y porque Gehry hizo un gran proyecto, pero no siempre es así Guillermo Vázquez Consuegra