Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 10 2005 Madrid 39 La afición a la carne sigue ganando terreno en nuestra cocina, que cada vez presume más de grasas y menos de fruta y verdura fresca. Desayunamos poco, picoteamos mucho y el 30 por ciento de nuestros jóvenes combina ya la comida basura con fórmulas mágicas para perder peso La Comunidad, condenada a indemnizar por una muerte en La Paz ABC MADRID. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado a la Comunidad de Madrid a indemnizar con 118.000 euros a la familia de una mujer de 56 años que falleció en el Hospital de La Paz el 20 de junio de 2000 a consecuencia de las complicaciones surgidas tras la colonoscopia que le fue practicada ocho días antes, informa Efe. En la sentencia, recurrible ante el Tribunal Supremo, el TSJM afirma que la perforación de colon que causó la muerte es un resultado ciertamente desproporcionado a la realización de una prueba diagnóstica y en la que el riesgo de perforación es raro El tribunal concluye que se debió a una defectuosa realización de la prueba La fallecida, casada y madre de tres hijos, se sometió el 12 de junio de 2000 a una colonoscopia diagnóstica en La Paz después de firmar un documento de consentimiento informado en el que constaba que esas pruebas infrecuentemente pueden presentar complicaciones, que en general sólo requieren vigilancia en el hospital y raramente intervenciones quirúrgicas Después de la exploración, la paciente quedó en observación por presentar dolor abdominal y, a las 24 horas, se le realizó una laparotomía de urgencia, con diagnóstico de peritonitis por perforación de víscera hueca Después de practicarle una segunda intervención, la mujer desarrolló un cuadro de shock séptico y fallo multiorgánico que le provocó la muerte el día 20. Grasas, chuches y dietas, la perdición de los madrileños TEXTO: SARAH ALLER MADRID. Ni los niños ni los mayores. Nadie se salva del suspenso cuando los especialistas en nutrición analizan nuestras costumbres en la mesa. El último informe de la Consejería de Sanidad lo deja bien claro: los madrileños seguimos consumiendo poca fruta, demasiada carne, un montón de grasas y distribuimos los nutrientes como nos viene en gana. Los niños y los adolescentes, fieles imitadores de nuestros hábitos caseros, se llevan, quizá, la peor parte. Su afición a las dietas adelgazantes- -casi siempre mal entendidas- -ha disparado el consumo de carne, en vez de potenciar, por ejemplo, el de las verduras, mientras que las chuches son las únicas que siguen ganando adeptos. Si nos comparamos con el resto de España, los hábitos se comparten en la mayor parte de los casos, e incluso podemos decir que, a pesar de todo, tomamos más fruta que algunas de las Comunidades vecinas. Pero sin duda, lo que más nos distancia en la mesa es la bebida. En Madrid se consume un 68 por ciento menos de agua mineral, que en litros significa 15,4 de media al año en la región frente a los 48,7 que se beben en el resto de España. La buena calidad de nuestro agua, que nos permite consumir del grifo, está en el origen de un consumo tan dispar. Estas y otras costumbres de los madrileños figuran en el informe elaborado por los responsables de Salud Pública, que no se cansan de recordar lo saludable que es la dieta mediterránea. La alimentación en la Comunidad Consumo de bebidas en los hogares Agua mineral Gaseosas bebidas refrescantes Cervezas Zumos de frutas Vinos de mesa Vinos de calidad Otras bebidas alcohólicas Espumosos cava Sidra 0 10 20 30 40 50 (litros cápita año) Nacional Comunidad de Madrid Distribución de la ingesta de energía a lo largo del día Población infantil de 5 a 12 años. Datos en Media Mañana 3 Desayuno 18 Recomendado 25 Recomendado 35- 40 Recomendado 30 Kcal) Entre horas 3 Cena 25 Recomendado 10 Comida 36 Merienda 15 (datos en Establecimientos de compra de alimentos 45 40 35 30 25 20 15 10 5 0 43,8 33,9 29,9 17,0 17,4 11,8 9,0 37,2 Año 1997 Año 2004 A él le preocupa el precio El documento recoge, por ejemplo, que los madrileños destinan el 16 por ciento de su presupuesto a la alimentación y que en el 65 por ciento de las ocasiones la compra sigue haciéndola exclusivamente la mujer. Ella es la que más se preocupa por el contenido de los alimentos. A él lo que más le preocupa, sin embargo, es el precio. Lo que sí está cambiando a mayor ritmo es el lugar elegido para comprar. Si en 1997 el supermercado y la tienda tradicional apenas rivalizaban en clientes, los datos de 2004 reflejan que esa distancia ha crecido mucho. De hecho, en los súper y en los híper compra más del 60 por ciento de la población, frente al 30 por ciento que lo hace en el pequeño comercio. Si se habla de confianza, los mercados tradicionales son, sin embargo, los que se llevan la palma, al quedar como mejor valorados. Al gusto por las grandes superficies se suma además la afición al desorden. Cada vez hay menos madrileños que fijan un día de la semana para realizar El Ayuntamiento invertirá 31 millones en 2006 para fomentar el deporte ABC MADRID. El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, presentó ayer el presupuesto de su área para 2006, del que destacó la inversión de 31 millones de euros para fomentar y promocionar la práctica deportiva, mejorar las instalaciones y consolidar a Madrid como anfitriona de grandes citas del calendario deportivo internacional A esta cantidad, precisó Cobo, hay que añadir los cerca de 83 millones que se destinarán desde el área de Hacienda y las juntas de distrito para construir o ampliar las instalaciones deportivas municipales. Entre las actuaciones previstas figura una campaña contra la violencia en el deporte y nuevas plazas en aulas y escuelas deportivas municipales, informa Efe. Tienda tradicional Supermercados Hipermercados Resto CG. SIMÓN la compra. En cinco años, esa tendencia a comprar cuando hay un hueco en nuestra agenda ha crecido un 6 por ciento, igual que el hecho de dedicar el fin de semana a estas tareas, que ya lo hace el 25 por ciento de los madrileños. Demasiadas grasas para los niños En la radiografía de Sanidad también se hace referencia a las pautas que siguen los niños y los adolescentes. Por ejemplo, en el caso de los más pequeños- -de 5 a 12 años- sólo el 20 por ciento recibe una alimentación acorde a las recomendaciones de los nutricionistas. Esto significa que el 80 por ciento de los niños madrileños recibe demasiadas grasas y pocos hidratos de carbono, gracias en parte a la bollería indus- trial y los aperitivos, con las patatas fritas y los ganchitos como productos estrella A los adolescentes, en cambio, lo que les trae de cabeza es su obsesión por los kilos. El 27 por ciento cree que tiene sobrepeso y el 30 por ciento ha hecho alguna dieta en el último año, especialmente las chicas. Si se compara con los datos de 1996, esa tendencia ha crecido un 24 por ciento en el caso de ellos y un 15 por ciento entre ellas. En su dieta, sin embargo, apenas hay rastro de la fruta- -más de la mitad no toma dos piezas diarias- un alimento que tiene poco que hacer frente a las chucherías saladas, consideradas el alimento perfecto del 19 por ciento de los jóvenes madrileños, que las consumen cuatro veces por semana.