Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid SÁBADO 15 10 2005 ABC MADRID AL DÍA PASA LA VIDA MANUEL DE LA FUENTE a es otoño en el barrio. Y en la mirada de los vecinos. Esta semana olía a tierra (bueno, a calle) mojada. Han sido cuatro (bueno, cinco) gotas, pero nos han sabido a gloria. Anochece pronto, y el vecindario se queda prácticamente a oscuras a la caída de la tarde, anoréxicamente iluminado por esas farolas de luz anaranjada, melancólicas y lacias, debiluchas, como las luces de cualquier andén sobre el que alguien se despide. La calle, mi calle, se apoya en tres patas, en apenas tres columnas, ni jónicas ni dóricas, por supuesto, columnas de barrio sobre las que se mueven las marionetas de la vida a lo largo de las veinticuatro horas. A las 6: 30 de la mañana, el quiosco escribe la primera página. Llegan los ruteros y llegan con ellos los periódicos y las primeras voces, porque, curiosamente, la gente que madruga siempre habla alto, para que sepamos que alguien trabaja mientras los demás dormimos, mientras duerme la ciudad. El quiosco le da al interruptor de una nueva jornada. Y cuando el pájaro del insomnio nos canta al oído, su presencia es la garantía de que todo está en su sitio, de que todo prosigue. A las diez, el colmadito de la china pone un punto y seguido en las industrias cotidianas. Hasta la medianoche, por allí desfila el que se le acabó el tabaco, la que olvidó el orlando para los espagueti, y hasta quien a última hora recibe una visita inesperada a la que hay que dar de beber, entre otras cosas. Desde primera hora de la tarde, otro faro de cotidianidad se enciende en esta calle de un barrio cualquiera sobre el que un año más se arracima el otoño. Un bingo, un bingo de tan curioso nombre como Cátedra. Y de verdad que vale la pena su lección. Y su clientela, bastante más allá de los cuarenta. Y su portero, que es como el Casillas de la calle. Si no fuera por las luces de neón de este local mi calle sería como la boca del lobo. Como el futuro del algarrobo que da sombra a mi casa en el verano y al que cualquier día prejubilarán. Ya es otoño en el barrio. Y en la vestimenta de las adolescentes y las postadolescentes, esto es lo malo del invierno. Es otoño en la mirada de los vecinos. Es otoño en mi calle. No será noticia, pero a veces, la vida continúa. Y Varios usuarios madrileños de edad madura aprenden el manejo de nuevas tecnologías JORDI ROMEU Proponen la instalación de cabinas para acceder a internet por toda la ciudad El Libro Blanco de las nuevas tecnologías promueve una capital en red b El Ayuntamiento reconoce que Ejemplos en otras ciudades: Proyecto 22 Barcelona: Instalarán en un distrito nuevas redes de energía, telecomunicaciones, climatización y recogida automática de residuos. Construirán galerías subterráneas transversales a las calles que unan manzanas entre sí y permitan el paso de servicios. Plan estratégico de Sevilla (2010) En el centro histórico de la ciudad se creará un barrio rehabilitando edificios que alberguen actividades relacionadas con nuevas tecnologías. Ebrópolis (Zaragoza) Infraestructuras y actividades de I+ D reunidas. Y Zaragoza ccesible, que contempla ubicar 205 puntos de acceso a internet en vía pública y en oficinas municipales. Palo Alto (California) Proporciona acceso de banda ancha a todos sus ciudadanos a través de la fibra óptica. Quiere contar con una red que cubra toda la ciudad: empresas y hogares. Filadelfia. instalará una red de Wi- Fi- -inalámbrica- -con cobertura para toda la ciudad, y que será financiada por el Ayuntamiento. Los servicios de conexión a esta red tendrán carácater gratuito. comercio electrónico, frente al 68 por ciento del Reino Unido. El Libro Blanco de la sociedad de la información que ayer presentó el responsable de Economía municipal, Miguel Ángel Villanueva, se ha elaborado con el asesoramiento de más de cien colegios profesionales, asociaciones tecnológicas y empresas del sector. Persigue, sobre todo, involucrar a esa parte de la sociedad que no accede a la red porque no le encuentra utilidad. En el texto se piden ajustes concretos en la normativa, se dan directrices de políticas a seguir, y se apuntan medidas prácticas para extender las nuevas tecnologías en la sociedad. queda un largo camino por recorrer: un 23 por ciento de las empresas y un 50 por ciento de los ciudadanos no son usuarios de internet SARA MEDIALDEA MADRID. Vencer la brecha tecnológica que separa a buena parte de la ciudadanía de las nuevas tecnologías de la información, y convertir Madrid en una cuidad en red son propuestas del Libro Blanco de la sociedad de la información que ayer presentó el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón. En él, se recogen medidas como la instalación por toda la ciudad de puestos públicos de acceso a internet, similares a las cabinas telefónicas. Eso, y reformas de las ordenanzas para facilitar la llegada de las tecnologías a la ciudad. En Madrid capital se asientan más de 8.000 empresas del sector de las comunicaciones, que suponen un 37 por ciento de todas las de España, y generan el 9,5 por ciento del PIB. Pero la implantación de estas nuevas tecnologías no es tan extensa como se quisiera: todavía, cerca de un 23 por ciento de las empresas y un 50 por ciento de los ciudadanos no son usuarios de internet. Sólo el 40 por ciento de las empresas madrileñas con conexión a internet disponen de web corporativa; en el Reino Unido son un 81 por ciento. Un ejemplo: la normativa sobre vivienda. Piden que en las de nueva construcción se exijan unas infraestructuras mínimas. Y en las pendientes de rehabilitación, proponen programas de ayuda para modernizar la red: un plan renove de las tecnologías. Reconocen que en las viviendas ya construidas, las dificultades de despliegue de los operadores son enormes especialmente en el casco histórico. Entre las medidas prácticas propuestas para extender el acceso a la red, están algunas ciertamente originales: establecer puntos que permitan desde la parada de autobús, y pulsando un botón, ver el plano de la zona. Podría llevarse la cultura y el arte a la estación de Metro, la plaza, la calle También se plantea situar puestos de acceso a internet públicos, como las cabinas de teléfono clásicas. Y dotar a todos los elementos de mobiliario urbano de etiquetas digitales que permitan- -mediante el geoposicionamiento- -utilizarlas para solicitar información sobre lugares de interés más próximos, planos de la zona, etcétera. Madripedia y e- agentes Más propuestas originales: crear en la red la Madripedia una enciclopedia de la ciudad en la que cualquier ciudadano puede contribuir. Sigue el ejemplo de la Wikipedia, que tres años y medio después de su creación tiene 400.000 entradas en inglés y 35.000 en español. Proponen también una ciudad movil una oferta de servicios al ciudadano a los que pueda acceder desde el teléfono móvil. O los e- agentes, la evolución natural del policía conectados a la red y con posibilidad de consultar bases de datos desde cualquier ubucación. Necesitamos- -dijo Ruiz- Gallardón- -romper la pereza mental de una parte importante de la sociedad respecto a las nuevas tecnologías Jóvenes, hombres y cultos Entre los ciudadanos, los usuarios suelen ser hombres, jóvenes y con estudios superiores. Un 61 por ciento de los hogares madrileños tienen ordenador, y un 73 por ciento de los ciudadanos utilizan el teléfono móvil. La conexión a internet llega al 52,8 por ciento del total de residentes, y a más del 75 por ciento de los trabajadores, pero sólo un 18 por ciento utilizan servicios de Fe de errores. En la edición de ayer, en el artículo titulado Facherío se omitió por error la siguiente frase: Como eso del facherío de siempre es una grosería que no viene en las Georgias de Virgilio y tampoco en el Diario de la Vicepresidenta...