Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 10 2005 33 Madrid Arranca Dulcinea la tuneladora que unirá Santa María de la Cabeza con la Avenida del Mediterráneo El atracador del Kentucky estaba de permiso penitenciario y ya había cometido tres asaltos La Policía detuvo al presunto delincuente con la colaboración de uno de los empleados retenidos Gómez, con 26 antecedentes, se le imputan dos robos en farmacias y otro en un supermercado entre los pasados meses de junio y julio CARLOS HIDALGO MADRID. La rápida intervención de la Policía Nacional y la valentía de uno de los rehenes evitaron que el atraco que mantuvo en vilo a cinco empleados de un restaurante de comida rápida en la madrugada de ayer terminara en tragedia, como informó ABC en su última edición. El atracador, identificado como Carlos Prieto Gómez, madrileño de 44 años, era un viejo conocido de las Fuerzas del Orden, tal y como detalló el propio delegado del Gobierno, Constantino Méndez. El presunto delincuente contaba hasta ayer con 26 antecedentes policiales, principalmente, por delitos contra el patrimonio, y robos con fuerza, violencia e intimidación. Es más, en el momento del atraco al restaurante, se encontraba de permiso penitenciario, puesto que estaba encarcelado, entre otros, por dos robos a farmacias y otro a un supermercado, cometidos entre junio y julio pasados en los distritos de Arganzuela, Retiro y Salamanca. Fuentes policiales confirmaron que el atraco a mano armada era su modus operandi habitual, aunque solía hacerlo con pistolas de aire comprimido, como en el caso de la Puerta del Sol de la madrugada de ayer. Hoy pasará a disposición judicial. Los hechos comenzaron a la una y cuarto de la madrugada. El restaurante de comida rápida de la cadena Kentucky Fried Chicken (KFC) ya había echado el cierre. El vigilante de seguridad que trabaja en ese turno ya se había marchado y sólo quedaban en el interior cinco empleados, distribuidos por las dos plantas de edificio. Todo b A Carlos Prieto Un canguro metido a atracador El último atraco con rehenes que nuestra región recordaba hasta la madrugada de ayer fue el que protagonizó un rumano de 19 años el 26 de mayo de 2004 en una sucursal bancaria de Alcalá de Henares. En aquella ocasión, Ovidio Antón mantuvo secuestradas a 32 personas durante siete horas ataviado como un personaje de la película de ciencia ficción The Matrix Primero exigió 500.000 euros, pero más tarde elevó la cifra hasta el millón, así como un helicóptero para darse a la fuga. Sólo llevaba cuatro meses y medio en España. Finalmente, los GEO lograron abortar el atraco y detener al joven. transcurría con normalidad, como todos los días desde que abriera sus puertas el pasado mes de enero, hace menos de un año. Los trabajadores del último turno daban las últimas pinceladas de la jornada antes de marcharse a casa a descansar... Las últimas, incluida la de la reacaudación. Algunos trabajadores del Kentucky estaban descargando algunas mercancías en el momento en que sobrevino el asalto, por lo que la persiana del local, aunque estaba bajada, no se encontraba completamente cerrada. De golpe y porrazo, Carlos Prieto Gómez levanta violentamente la persiana metálica que franquea la entrada y, pistola en mano, penetra en el local. Sus intenciones son muy claras: quiere todo el dinero de la caja. Avisó un testigo desde fuera El presunto atracador no se lo piensa dos veces y, para intimidar a sus atemorizadas víctimas, realiza un disparo al techo. Los empleados, aunque pre- El mediador de la Policía dialoga con el atracador entre dos agentes ENFOQUE (Pasa a la página siguiente)