Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 10 2005 Nacional 19 LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL ACUSACIONES A MARRUECOS La crisis de los sin papeles recrudece la guerra entre Marruecos y el Polisario Rabat tacha de montaje grosero el rescate de 50 inmigrantes por los saharauis ABC comprobó cómo medio centenar de ciudadanos de Bangladesh estaban en un antiguo cuartel español de Tifariti tras ser abandonados por los marroquíes LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL EL AAIÚN (SAHARA OCCIDENTAL) Las previsiones se han cumplido y la crisis de las vallas de Ceuta y Melilla y el posterior abandono de centenares de subsaharianos en el desierto ha acabado por salpicar el interminable conflicto del Sahara Occidental. Rabat y el Frente Polisario no han esperado ni medio segundo para empezar de nuevo a tirarse los trastos a la cabeza después de la primera aparición de decenas de subsaharianos vagando por la zona liberada del Sahara, al otro lado del muro levantado durante la guerra. Fuentes del Frente Polisario en Rabuni, en la zona argelina de los campamentos de refugiados, confirmaron a ABC que a lo largo del jueves fueron rescatados de las arenas cercanas al territorio controlado por Marruecos unos cincuenta inmigrantes. Los testimonios de estos jóvenes, según esas mismas fuentes, explicaban que habían sido expulsados y abandonados por militares del Reino alauí. No sería la primera vez que Marruecos expulsa de esta forma y por esta misma zona a grupos de inmigrantes. El pasado mes de mayo, este corresponsal comprobó cómo medio centenar de ciudadanos de Bangladesh se encontraban en un antiguo cuartel español de Tifariti después de haber sido abandonados unas semanas antes junto al muro. b En mayo, vo construido por el Ejército marroquí durante la guerra con el Frente Polisario, que terminó en 1991, no puede tratarse más que de nuevos candidatos declarados a la inmigración clandestina Ningún inmigrante entre los centenares de clandestinos que residen ilegalmente en Marruecos ha sido soltado en el desierto ni abandonado a su suerte en la frontera sur del reino, como algunos tratan de hacer creer a golpe de mentiras redactadas en lágrimas de cocodrilo señalaron. Añadieron que las reglas elementa- les del derecho humanitario no permiten tales medidas, y menos aún la voluntad real de Marruecos y consideraron que quienes aprovechan este drama humano para bailar jovialmente sus danzas macabras han dado el paso de acusar a la víctima, en este caso Marruecos de ser el verdugo. Las fuentes citadas por la agencia Map se preguntaron a continuación por qué la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso) encargada de supervisar el alto el fuego de Marruecos y el movimiento independentista saharaui Frente Polisario, ha sido embarcada en este juego que consiste en buscar un gato negro en una habitación oscura Además, subrayaron que la Minurso tiene una misión precisa y que la búsqueda de inmigrantes en el desierto del Sahara Occidental no entra dentro de su mandato si las resoluciones de la ONU tienen un sentido Una manipulación En referencia a las comunicaciones establecidas con este grupo de inmigrantes abandonado en el desierto, esas fuentes no identificadas de forma precisa se preguntaron cómo la batería de un teléfono móvil que comparten una treintena de personas ha podido mantenerse cargada en el desierto durante casi una semana y consideraron que necesariamente ha habido una manipulación Cruce de acusaciones Rabat ha llegado en ocasiones a acusar al Polisario de cobrar a los inmigrantes para rescatarlos. El Polisario reprocha a Rabat el abandono de estos jóvenes en una zona, minada desde los años de la guerra, donde la supervivencia es casi imposible más allá de unas horas. Por su parte, fuentes de Naciones Unidas consultadas por ABC negaron que sus agentes hayan participado en las patrullas que encontraron a los subsaharianos abandonados por Marruecos. Por su parte, cooperantes de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y de Médicos del Mundo recorren la frontera entre el reino alauí y el Sahara en busca de sin papeles abandonados. La agencia oficial Map salió rápidamente al paso de las informaciones facilitadas por el Frente Polisario y, citando fuentes responsables marroquíes, calificó la noticia de montaje grosero de una bajeza repugnante Estas fuentes subrayaron que si hay inmigrantes en el desierto del Sahara Occidental más allá del muro defensi- Un inmigrante subsahariano en el campo de refugiados de Meghnia, en la frontera entre Argelia y Marruecos AFP El ministro de Justicia matiza a De la Vega y asegura que el Rey no hace gestiones al margen del Gobierno ABC MADRID. El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, aseguró ayer que el Rey actúa lógicamente con el Gobierno y la mayoría parlamentaria, en referencia a las gestiones realizadas por Don Juan Carlos con Marruecos para solucionar la crisis de las avalanchas de inmigrantes subsaharianos en Ceuta y Melilla y las repatriaciones que se han producido desde España a Marruecos. Al ser preguntado si el Rey ha hecho gestiones con Marruecos sin contar con el Gobierno español, López Aguilar explicó que España es una Monarquía parlamentaria y en esta Monarquía parlamentaria el Rey actúa lógicamente con el Gobierno y la mayoría parlamentaria existente Estas afirmaciones, realizadas en Telecinco, chocan con las realizadas el día anterior por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien afirmó que las conversaciones entre Don Juan Carlos y Mohamed VI no se produjeron a instancias del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Aguilar argumentó también que el Monarca tiene asignada en la Constitución una función de representación exterior y desempeña muchas funciones importantes en el ámbito de la proyección exterior, de la unidad de permanencia del Estado Por tanto, afirmó, es congruente que pueda tener conversaciones telefónicas con jefes de Estado en el tratamiento de problemas que en un momento dado importan a la sociedad española, a sus instituciones y lógicamente también a su Gobierno Además, apostilló que también debió haber coordinación porque la responsabilidad de los actos del Rey la asume el Gobierno. No solamente ha debido haber coordinación, sino una función de responsabilidad, porque en España, por todos los actos del Rey, la responsabilidad la asume el Gobierno, el presidente del Gobierno afirmó. Esto está en la Constitución y se entiende porque es de sentido común aclaró Juan Fernando López Aguilar, quien asimismo quiso dejar claro que no cabe pensar que existan gestiones por parte del Rey desvinculadas de lo que es la estrategia de defensa de los intereses nacionales