Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Espectáculos VIERNES 14 10 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Leslie Caron y Andie McDowell, ayer en Valencia con Rita Barberá MIKEL PONCE Desfile de estrellas en nuestros festivales Los festivales españoles cinematográficos se vieron iluminados ayer por el brillo de varias estrellas femeninas. A Sitges, que por la mañana había recibido la visita de Quentin Tarantino, llegó por la tarde la actriz Jodie Foster. Jodie Foster, tras recibir anoche en Sitges el Gran Premio de Honor del festival AFP La protagonista de El silencio de los corderos apenas tuvo tiempo de cambiarse antes de recibir en una gala el Gran premio de honor del certamen. Durante la gala se proyectó también su nuevo trabajo, Flightplan En Valencia se reunieron dos estrellas de épocas diversas: Leslie Caron y Andie MacDowell, invitadas de honor en la XXVI Mostra de cine de Valencia. Andie McDowell aprovechó su estancia en la capital del Turia para zambullirse de lleno en el arte y la gastronomía mediterráneas. En su corta estancia de dos días, la actriz cumplió con su sesión de footing diaria, visitó museos y se perdió por las estrechas callejuelas del barrio antiguo realizando fotografías como una turista más. Leslie Caron, inolvidable protagonista de Gigí y Un americano en París presidió junto a ella la apertura del certamen. BANDA SONORA El clan de los rompehuesos Mismo collar, mismo perro EE. UU. 113 m. Director: George Segal Intérpretes: Adam Sandler, Chris Rock, James Cromwell JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Vimos la película del 74. Tenía su gracia, un buen ritmo, acciones espectaculares y, sobre todo, un final épico, emocionante, pleno de inventiva. No llegaba a ser una película de mayor altura porque el elegido para la gloria había sido Burt Reynolds, al que le pegaba el papel como a un elefante casarse con una hormiga. Curiosamente, este remake de aquel Rompehuesos incide en las mismas y escasas virtudes y en los mismos y graves errores. Se ha elegido a Adam Sandler que, por lo general, suele ser un patán en determinados papeles y que en este, además de serlo, no está a la altura ni siquiera física. No es creíble él ni su apariencia. Es pequeño (apenas 1,78) y enclenque para dar el tipo de quarterback de rugby americano, ni es duro ni lo parece y, sobre Broken flowers Varios autores J. B. Jim Jarmusch adereza sus películas de manera similar, y sus bandas sonoras son un puzzle de músicas de muy distinta procedencia. En Broken flowers su nuevo filme, editada por Decca, el cineasat recurre también al eclecticismo, y podemos encontrar tanto a Marvin Gaye I want you como un fragmento del Requiem de Gabriel Fauré, aunque es el color de los años setenta el dominante. El músico etíope Mulatu Astatke, padre del denominado ethiop- jazz firma tres fragmentos, que siguen esa línea y que otorgan encanto a la banda sonora. Burt Reynolds y Adam Sandler, en una escena de la película todo, se le ve poco convencido del rol que le ha tocado. Eso sí, lo mejor y lo que salva la película minímamente, es la elección de los presidiarios que tendrán que jugar el típico partido contra los guardias de la cárcel (un tema machacado y trillado posteriormente a la versión del 74) Ahí sí se ha lucido Peter Segal porque el casting se ha esmerado en la configuración de es- ABC ta panda de tarados tuercebotas y tuercecuellos, a cual más burro y más bruto, que miedo da sólo verles. Es el mayor atractivo de una película que no aporta nada al original y que, para colmo, ha variado el final para peor, dejándolo en un desenlace poco vistoso y mucho menos glorioso. Pero, eso sí, golpes como coces y huesos rotos van a ver por un tubo, que de eso se trataba.