Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN VIERNES 14 10 2005 ABC Los socios de Maragall salen en tromba junto a CiU para advertir a Zapatero que no elimine el término nación De la Vega dice que ya ha hablado con Rajoy para reconducir el Estatuto y el PP replica que miente b Mas y Carod- Rovira amenazan con retirar el Estatuto del Congreso si las fórmulas del presidente del Gobierno pasan por rebajar el Estatuto I. ANGUERA M. MARÍN BARCELONA. Las ocho fórmulas de José Luis Rodríguez Zapatero para limpiar el Estatuto catalán del término nación consiguieron ayer concitar el rechazo unánime de los partidos catalanes que aprobaron el texto, liderados por los números dos y tres del Gobierno de Pasqual Maragall, Josep Bargalló (ERC) y Joan Saura (ICV) Desde un PSC inusitadamente silencioso, sólo el presidente de la Diputación de Barcelona, José Corbacho, rompió esa tónica para reclamar confianza en las propuedas de Zapatero. El más duro en la descalificación al presidente del Gobierno fue Bargalló, que tachó de cobardía no reconocer la definición de Cataluña como nación que acuña el nuevo Estatuto catalán. El dirigente republicano, número dos del Gobierno catalán, no perdió de vista, sin embargo, el auténtico interés del Ejecutivo autonómico: la financiación. Apuntó que el problema es la financiación y aunque a su alrededor puedan montarse fuegos de artificio, el debate importante en el Congreso será el del modelo financiero Chacón también tiene fórmulas Si las referencias de Zapatero a limpar el Estatuto consiguieron hacer saltar todas las alarmas de los partidos nacionalistas catalanes, las explicaciones de la socialista Carme Chacón- -con propuestas como comunidad entidad o realidad nacional para sustituir el término nación- -no consiguieron tranquilizarlos. El presidente de CiU, Artur Mas, advirtió de que no aceptarán que el término nación sólo aparezca en el preámbulo del Estatuto y desaparezca del articulado y apuntó que si el texto es recortado de forma significativa en las Cortes lo retirarán y a esperar mejor ocasión Amenaza en la que Mas coincidió con el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira. Mas reconoció su preocupación por los comentarios del presidente del Gobierno porque dejar el Estatuto limpio como una patena es bueno para él y malo para nosotros y reclamó al PSOE que aclare hasta dónde está dispuesto a llegar en este debate. La única lectura positiva de la postura de Zapatero fue la expresada por Corbacho, representante del ala más españolista del PSC, quien reclamó respeto para el presidente del Gobierno, al que elogió por poner sobre la me- Artur Mas, ayer, junto a los ministros Jordi Sevilla y Elena Salgado sa posibles respuestas para conciliar la personalidad diferenciada de Cataluña y su encaje en España Corbacho, que aseguró no tener ningún problema con la definición de Cataluña como nación, reconoció sin embargo se sentiría más cómodo con la definición y competencias de los municipios que proponía el PSC- -el Estatuto recoge finalmente la postura de CiU y ERC- Pese a la pinza que ayer formaron ERC y CiU contra el PSOE, o más bien contra el abanico abierto por Zapatero con sus ocho fórmulas porque triunfe la que triunfe supondrá la desaparición de la expresión Cataluña es una nación el Gobierno no avanzó ayer mucho más al respecto. Mantuvo su sigilo sobre esas fórmulas remitiéndose al respeto a los procedimientos y a los Grupos parlamentarios en el Congreso, que por respeto institucional serán los primeros en conocer la pócima de Zapatero. Es que ustedes- -dijo EFE la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, a los periodistas tras la reunión del Consejo de Ministros- -están permanentemente adelantando acontecimientos... Viven en el futuro añadió bromeando. El Gobierno insistió en su tesis de que es posible compatibilizar el deseo de los catalanes que sienten a Cataluña como nación y el artículo 2 de la Constitución. Pero más allá, volvió a reclamar al PP que baje del monte y se avenga a negociar, aunque es pesimista al respecto. De la Vega anunció que habló con Mariano Rajoy el pasado martes sobre la Ley de Educación y el Estatuto, para pedirle serenidad y recordarle que las puertas del Gobierno están siempre abiertas pero no percibe al PP dispuesto a negociar. Incluso, el PP negó ayer que fuera cierta esta versión porque, aun siendo verdad que ambos hablaron, no lo hicieron del Estatuto El Gobierno toma buena nota de los abucheos en el Desfile M. M. MADRID. El Gobierno rebajó ayer prácticamente a la categoría de anécdota los abucheos que recibió el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a su llegada y salida del Desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional. Al igual que anteayer hizo el propio Zapatero restando personalmente trascendencia a los silbidos, la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, mantuvo ayer que las protestas provinieron de una minoría concentrada en un determinado lugar (una de las tribunas de invitados con familiares de militares) cuando en realidad fueron miles de ciudadanos los que acudieron a presenciar el acto. Quienes protestaron están en su derecho y nuestra primera obligación es respetarlo añadió. No obstante, y en tono de reproche hacia quienes abuchearon a Zapatero, De la Vega se mostró convencida de que la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país quieren tolerancia y no intolerancia, sosiego y no crispación, diálogo y no imposición... Pero, por respeto, el Gobierno escucha, respeta y toma buena nota de las quejas Más molesto se mostró el titular de Defensa, José Bono, quien atribuyó las quejas a fachas lo que le valió las críticas del Partido Popular, que pidió ayer su dimisión. El dirigente del PP Ignacio Astarloa aseguró ayer a Radio Euskadi: Vaya ministro de Defensa tenemos, que se dedica a insultar a sus propios invitados, porque de lo que estamos hablando es de la zona de invitados por el propio Gobierno, que no son todos sospechosos de ser partidarios de una determinada opción política, que es a la que les gustará, cada vez que tienen un problema, echar la culpa de lo que pasa ironizó. Si le queda algo de coherencia, y hasta de decencia política, tal y como van las cosas lo que debería hacer en este momentos es presentar su dimisión concluyó Astarloa.