Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 10 2005 Nacional LA CRISIS DE LA INMIGRACIÓN 15 Tres inmigrantes se fugan del CIE de Madrid tras serrar unos barrotes Es la segunda evasión desde el estreno del centro a finales de junio b Dos rumanos y un moldavo LA LOCURA apatero ha metido a España en una locura política de la que él mismo no parece ser consciente. Quienes le tratan de cerca dicen que él está tan fresco. Lo atribuyen irónicamente al optimismo biológico del que hace gala. En realidad no pueden disimular la inquietud que les produce un comportamiento que no se atreven a definir. ¿Inconsciencia? ¿Fuga hacia adelante? Yo pienso que a muchos les da miedo hacer un diagnóstico sobre la personalidad de Zapatero. La salida de pata de banco sobre los ocho sinónimos de Nación que está manejando debería llevarnos a alguna conclusión sobre la inteligencia o la capacidad de juicio de RodríCésar Alonso guez Zapatero. No nos de los Ríos atrevemos porque, en definitiva, es el presidente. Este embarque del Estatuto catalán y de los que vendrán no sólo es una locura porque se está poniendo patas arriba al Estado, sino porque ni siquiera tiene el Gobierno los recursos institucionales para manejar la situación. Por ejemplo, los miembros del grupo parlamentario socialista están abrumados porque no tienen votos para hacer la más mínima corrección en el caso de que los nacionalistas no lo quieran. Pero ZP dice que el Estatuto saldrá del Parlamento tan limpio como una patena. Desde hace tiempo vengo insistiendo en que el comportamiento de ZP es muy preocupante. Tengo la impresión de que él vive la realidad de un modo diferente al común. No sólo no valora los riesgos de sus iniciativas, sino que ni siquiera tiene en cuenta las dificultades prácticas para llevarlas a cabo. En la cuestión de la negociación con la banda terrorista ETA no ha tenido nunca un plan de viabilidad. A veces tengo la impresión de que ZP es un extraño ante la realidad, un extranjero en términos camusianos. Una de las anécdotas que me han impresionado más fue el ánimo que le dio a Artur Mas en la entrevista que mantuvo con él en Moncloa: le empujó a consensuar el Estatuto con Maragall y Carod Rovira: Aprovechad la oportunidad, le dijo. No vais a tener otra como esta en la vida. Es un caso único en la historia esta relación entre un nacionalista y el representante del Estado del que aquel pretende independizarse. Todo esto apenas es acusado por el resto de los componentes del Consejo de Gobierno. Sí, en cambio, por el sanchopancesco José Bono. Está que se sale. Unos días traiciona a José Luis Rodríguez Zapatero en nombre de España y otros permite las humillaciones a la Patria en nombre de la disciplina. Desesperado calificó de fachas a los asistentes al desfile del 12 de octubre, militares y familiares de militares. Le está volviendo loco Rodríguez Zapatero. Nos volverá locos a todos. Z limaron durante días una ventana, la pegaron con chicles y tendieron sus ropas encima para que no los descubrieran CRUZ MORCILLO MADRID. Tres inmigrantes escaparon el miércoles por la noche del centro de internamiento de extranjeros (CIE) de Madrid tras serrar durante varios días los barrotes de una ventana. Los extranjeros, dos rumanos y un moldavo, aprovecharon el cambio de turno de los agentes para consumar su fuga, pasadas las diez de la noche, según confirmaron a ABC fuentes policiales. El sofisticado sistema de seguridad alertó de la huida y los tres policías que se encargan de la custodia salieron en persecución de los internos, pero éstos lograron saltar la valla que separa el moderno centro de Carabanchel de la calle. Ya a la luz del día se detectó cómo habían conseguido los inmigrantes su pasaporte a la libertad. Los tres internos valiéndose de una hoja metálica fueron limando día tras día los barrotes de una de las ventanas del centro, el más moderno de los ocho que existen en España. Para que los policías no lo advirtie- ran, primero pegaban los hierros con chicle y después tendían sus ropas encima, hasta que tuvieron su golpe a punto. Ayer el jefe superior de Policía de Madrid, Enrique Barón, acudió al centro de internamiento para conocer de primera mano lo ocurrido. Sólo tres policías en cada turno, con algún refuerzo puntual, se encargan de la vigilancia de los extranjeros de todo el centro, que dispone de sistemas informáticos y telemáticos y de un circuito cerrado de televisión. Pese a que el CIE tiene capacidad para unos 240 sin papeles sólo alberga a medio centenar, aproximadamente. Si hay más gente es imposible controlarla con el personal que tenemos explicaron fuentes policiales. Al parecer, Barón ya ha ordenado que se aumente el número de agentes, algo que no es fácil dado que el personal del CNP en Madrid está bajo mínimos después del último concurso de traslados. Se trata de la segunda fuga que se produce en este CIE tras ser inaugurado el 28 de junio por el secretario de Estado de Seguridad y el delegado del Gobierno en Madrid. La primera tuvo lugar en julio, a los quince días del estreno. En esa ocasión se fugaron cinco internos, dos chilenos, un ruso, un colombianos y un ecuatorianos, de una forma muy similar a esta última. Forzaron los barrotes de una ventana, treparon por un muro y se ayudaron de unas tuberías que les sirvieron como escalera. De ahí a la valla exterior sólo un paso. Los sindicatos policiales ya habían denunciado que el muro exterior del centro, que sustituyó al de Moratalaz, estuviera recorrido por unas tuberías, así como su escasa altura. Un muerto en patera Por otra parte, el drama de la inmigración se cobró ayer una nueva vida en las costas de Almería, adonde llegaron 61 inmigrantes, subsaharianos y marroquíes en dos pateras. La Guardia Civil rescató a dos sin papeles encaramados a unas rocas y en grave peligro en la playa de la Robadiza (Adra) a los que consiguieron salvar. En el rastreo posterior se halló el cadáver de un inmigrante en la orilla. El jefe superior de Policía ha ordenado que se refuerce la plantilla, formada por sólo tres policías en cada turno La ONU peina el Sahara en busca de sin papeles LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL DAJLA (SAHARA OCCIDENTAL) Con los brazos en alto en señal de la victoria y mostrando por las pequeñas ventanillas de los autobuses que ya no iban esposados. Así salieron a primera hora de la mañana de ayer los cinco autobuses que en los últimos tres días habían llegado a un antiguo cuartel de la Legión española en Dajla, a unos 300 kilómetros de la frontera del Sahara Occidental con Mauritania. Este corresponsal comprobó cómo los autobuses engullían kilómetros sin pausa en dirección a Guelmín. El vehículo en el que viajaban un grupo de mujeres con niños pequeños, que llegaron a Dajla el lunes desde Tánger, realizó los mil kilómetros con las dos ventanillas del centro sin cristales. Unos segundos antes de que se pusieran en marcha los convoyes, el embajador de Guinea Conakry en Rabat, Mamadou Saliou Sylla, fue autorizado a comprobar que los aproximadamente 30 guineanos iban en los autocares. He venido PACO GARCÍA hasta aquí para asegurarles que viajan con todas las garantías porque tienen miedo de que los vuelvan a llevar al desierto señaló el diplomático. Mientras, la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental aprovecha sus patrullas por tierra y por aire a lo largo del desierto para hallar a posibles subsaharianos errantes. Según Médicos Sin Fronteras podría haber unos 40 inmigrantes perdidos entre la ciudad saharaui de Esmara y la frontera con Argelia. Las búsquedas se realizan tanto en el norte como en el sur, por tierra y por aire confirmaron a ABC fuentes de la organización, que mantienen canales de información constantes con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. Aunque ocuparse del problema de la emigración clandestina no está dentro de los mandatos de esta misión, lo delicado del problema y la posibilidad de que hubiera personas en medio del desierto que necesitaran su ayuda les ha hecho movilizarse.