Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 10 2005 Economía 91 La ley de Igualdad es prioritaria en la reforma laboral para Gobierno y sindicatos CC. OO. y UGT aseguran que no aceptarán un veto de los empresarios b Ante la oposición de la CEOE a El Ejecutivo aprueba hoy un programa de reformas que remitirá a Bruselas b Miguel Sebastián, director de la Oficina Presupuestaria de Zapatero, ha sido el encargado de elaborar el documento, con iniciativas ya anunciadas por el Gobierno Y. GÓMEZ MADRID. El Consejo de Ministros aprobará hoy el Programa Nacional de Reformas que enviará a Bruselas antes del próximo sábado, incorporando también un informe sobre el mercado de trabajo y la temporalidad. De su elaboración se ha encargado el director de la Oficina Presupuestaria de Presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián. El programa incluye algunas de las grandes líneas de las reformas ya anunciadas por el equipo económico del Ejecutivo, e incluso por el presidente Rodríguez Zapatero. Así, se incorporan las claves de la próxima reforma fiscal. Como ya ha avanzado ABC, la reforma incluirá una ligera reducción del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades, y la creación de nuevos impuestos medioambientales. Respecto al IRPF, el texto concreta la reducción de tipo y tramos en la tarifa y un recorte de las bonificaciones fiscales a los planes de pensiones. Economía pretende eliminar los límites de deducción incrementados para edades próximas a la jubilación. Además, se quiere incentivar que la prestación se cobre en forma de renta periódica y no se rescate como un capital único. En el Impuesto de Sociedades, cuya reforma se podría iniciar junto con la del IRPF en enero de 2007, el objetivo del Ejecutivo es podar deducciones y reducir el tipo general, ahora situado en el 35 Además de estas posibles reducciones, el Gobierno se plantea crear impuestos medioambientales, que repercutan directamente en los consumidores. Quién más contamine más pagará es el criterio, según aseguran en fuentes del Ministerio de Hacienda. En todo caso, la previsión es que primero entren en vigor las reformas del IRPF y del Impuesto de Sociedades, y a finales de la legislatura se creen los nuevos tributos medioambientales. El Programa de Reformas aborda, además, el prometido Plan de Fomento Empresarial, que el Ejecutivo podría presentar a finales de año. Rodríguez Zapatero anunció hace casi un año que este plan incluirá una reducción a la mitad de las cotizaciones a la Seguridad Social en los dos primeros años de actividad a los empresarios que contraten nuevos trabajadores. También prevé medidas de apoyo a la financiación de las pequeñas empresas. algunas medidas, el Ejecutivo y los sindicatos parecen haberse aliado, y Caldera quiere que el texto esté en el Parlamento a principios de 2006 MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. Las explicaciones dadas por el Gobierno a los empresarios sobre la futura ley de Igualdad- prioritaria para el Ejecutivo y los sindicatos- -no han satisfecho a la patronal, disconforme con algunas de las medidas, como que los consejos de administración de las grandes empresas (más de 250 trabajadores) estén compuestos a partes iguales por hombres y mujeres. La dificultad que separa a la CEOE del Gobierno y los sindicatos es que la patronal considera que la igualdad no tendría que estar fijada por ley, lo que haría obligatorio que se adoptaran medidas en el acceso, retribución y promoción de las mujeres a través del convenio de cada empresa. Mientras la CEOE cree que se vulnera la libertad empresarial, los sindicatos precisan que el rechazo tiene trasfondo económico dada la diferencia salarial entre hombres y mujeres, por lo que exigen la obligatoriedad. Caldera, Cuevas, Fidalgo y Méndez, el pasado marzo en el Ministerio de Trabajo EFE Los sindicatos opinan que el rechazo a la obligatoriedad de esta ley tiene un trasfondo económico ción a fin de adoptar medidas que acaben con ella. No obstante, reconocen que no en todas las empresas hay discriminación. Ante esta hipótesis, los empresarios alegan que no se debe abrir un nuevo marco de negociación, a lo que los sindicatos responden que en la estructura existente (convenios sectoriales y de empresa) se pueden desarrollar estas medidas. CC. OO. dice que no entiende la cerrazón de la CEOE puesto que en los acuerdos de negociación colectiva de los últimos años (ANC) ya se han incorporado medidas de igualdad. También es cierto que en la mayoría de los casos no se han desarrollado. Además, y ante la polémica medida de que los consejos de administración se compongan de forma paritaria, este sindicato recuerda que afectaría a poco más del 5 de las empresas españolas, ya que el 95 restante tienen menos de 250 trabajadores. Pese a los problemas surgidos, aseguran que están dispuestos a hablarlo todo Se debe legislar si no hay acuerdo En UGT se muestra preocupación por que se intente eclipsar la importancia de la igualdad en el ámbito laboral, cuando es un punto tan importante como el resto de las materias que se están negociando. No estamos dispuestos a que quede en un lugar secundario recalcó Méndez esta semana, mientras Fidalgo decía que se pretende una política general y no sectorial en esta materia. Además, fuentes ugetistas próximas a la negociación aseguran que no van a aceptar que los empresarios veten esta materia o la supediten a un acuerdo con excepciones. Por este motivo, exigen que el Gobierno asuma sus responsabilidades y legisle, y reclaman un compromiso obligatorio por ley para que empresarios y sindicatos negocien todas las medidas de igualdad en los convenios. No queremos que esta reforma sea sólo un recorte del despido afirman en UGT. Todo parte de una directiva de la UE La futura ley parte de la directiva comunitaria 2002 73, que debía haber sido adoptada antes del pasado 5 de octubre. Sin embargo, ningún Estado de la UE la ha traspuesto. España tiene un borrador pendiente de que los agentes sociales acuerden la letra pequeña El mandato de Bruselas es erradicar la discriminación y fija las pautas para lograrlo: acuerdos de planes de empleo, formación, promoción, condiciones laborales y retribución salarial. Ocurra lo que ocurra en la negociación, el Gobierno está obligado a legislar, aunque desde Trabajo no se considera otra hipótesis que un texto consensuado por todos. En CC. OO. aseguran que los planes de igualdad son negociación colectiva y que cada empresario debe dar a conocer sus datos para que se sepa dónde hay discrimina- Trabajo afirma que serán medidas de estímulo no obligatorias Fuentes consultadas en el Ministerio de Trabajo se muestran más conciliadoras en sus posiciones, y aseguran que el contenido de la futura ley será voluntario en su aplicación. De lo que se trata es de que los empresarios acepten que en los convenios colectivos haya planes de empleo que incluyan los principios de igualdad (acceso, retribución y promoción) cuyo contenido sea negociado entre el empresario y los representantes sindicales. Más que la imposición, aseguraron en Trabajo, lo que persiguen es estimular y alentar que estas medidas se desarrollen en cada empresa y, con ello, que la igualdad sea un sello de calidad como la marca de excelencia. También desean que se incluya la incorporación mixta en las plantillas, un postulado que podría coincidir con las propuestas sindicales de discriminación positiva a favor de la mujer a igualdad de méritos. Los responsables de Trabajo consideran que los empresarios no deben ver la igualdad como un problema, sino como una ventaja Así las cosas, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, aseguró el pasado martes que su propósito es que el proyecto de ley de Igualdad esté en el Parlamento a finales de este año o, como muy tarde, muy a principios del que viene