Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Toros JUEVES 13 10 2005 ABC MAESTRANZA DE SEVILLA MONUMENTAL DE LAS VENTAS Suspendida por la lluvia la corrida que cerraba la temporada ABC SEVILLA. La corrida de rejones que ponía punto final a la temporada en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla hubo de suspenderse ante la inseguridad climatológica y el mal estado del ruedo, por las lluvias caídas en la capital hispalense, según informa Efe. El festejo reunía a los rejoneadores Joao Moura, Leonardo Hernández, Rui Fernandes, Diego Ventura, Joao Moura Caetano y Leonardo Hernández hijo. Los seis caballeros se anunciaban con toros de la ganadería de Campos Peña. OTRAS PLAZAS Fuengirola (Málaga) Cayetano pone broche triunfal al año de su debut MUNDOTORO. Tres toros de Juan Pedro Domecq, uno de Hermanos Tornay (1 y dos novillos de Juan Pedro Domecq (3 y 6 de buen juego en general, algunos justos de fuerza. Javier Conde, que sustituía a Francisco Rivera Ordóñez- -dado de alta ayer del hospital de Zaragoza en el ingresó el pasado martes con un virus intestinal- oreja y ovación tras aviso. David Galán, dos orejas y ovación. Cayetano, en su último paseíllo de la temporada de su debut, ovación y dos orejas. Iván García observa el espectacular volatín del tercer toro al rematar el saludo capotero BOTÁN El mal tiempo y el ganado frustran la corrida del Día de la Hispanidad JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES MADRID. Empezó a chispear en el segundo de la tarde y arreció la deseada agua- -no por los asistentes al festejo- -en el tercero. En el cuarto cayó la intemerata y la corrida tuvo que ser parada para dar un margen de reflexión de quince minutos y así ver si se celebraba o se suspendía el espectáculo. Por decisión de los matadores, éste continuó al paliar la lluvia, que volvió a tener carácter inhóspito en el último. Entre estas circunstancias y el poco lucido juego del ganado se estrellaron la voluntad y los deseos de los tres espadas, que merecen una repetición, incluso hasta conjunta, en fecha propicia: por qué no el Domingo de Ramos. Domingo López Chaves fue el triunfador de la corrida, aunque de un modo relativo. Pudo cortar la oreja del segundo si su rival no hubiera tardado tanto en caer. Por este motivo, se esfumó el triunfo. Debió de dar la vuelta al ruedo, pero el público no se la pidió. Seguramente porque no se decidió a descabellar, cosa que no era de recibo, pues al apoyarse el morlaco en la barrera era muy difícil ejecutar la suerte. Nada había hecho, digno de mención, a la hora de manejar el capote. En este toro Iván García se ajustó en su turno en un quite por chicuelinas. Tras probaturas, lo pasó con la izquierda con aguante, largura y temple. Pudo reducir por estas cualidades el afán de su oponente de ir con la cara alta. Por el lado derecho éste se quedó menos, pero de nuevo al natural el diestro de Ledesma volvió a aunar poder con hondura. Ya hemos dicho las circunstancias que incidieron para que se enfriaran los ánimos del público. Calanda (Teruel) Padilla, Ferrera y Serafín Marín salen a hombros Toros de Sancho Dávila (1 y 2 Victoriano del Río (3 y 4 y Toros de Cortés (5 y 6 Juan José Padilla, dos orejas y ovación. Antonio Ferrera, tres orejas. Serafín Marín, oreja y oreja. Monumental de las Ventas. Miércoles, 12 de octubre de 2005. Corrida del Día de la Hispanidad. Menos de un cuarto de entrada. Toros de Antonio San Román, deslucidos en general, aunque los tres primeros tuvieron mejores condiciones. Curro Díaz, de turquesa y oro. Dos pinchazos y estocada (saludos) En el cuarto, estocada (silencio) Domingo López Chaves, de grana y oro. Estocada. Aviso (saludos) En el quinto, pinchazo, estocada y tres descabellos (saludos) Iván García, de celeste y oro. Estocada (saludos) En el sexto, tres pinchazos y cuatro descabellos (palmas) Jaén Curro Jiménez destaca en media novillada El festejo fue suspendido por el mal estado del ruedo a la muerte del tercer novillo, de la ganadería de Apolinar Soriano. Marco Antonio Gómez, palmas. Curro Jiménez, oreja. Álvaro Samper, palmas. Ugíjar (Granada) Éxito de Víctor Puerto y Canales Rivera Toros de Los Derramaderos. Puerto, cuatro orejas y rabo. Canales Rivera, tres orejas. El rejoneador Pedro Calero, oreja y palmas. Miguel Ángel Herrero picó bien al quinto. El toro, cinqueño, se colaba y López Chaves tuvo que luchar, además de con las dificultades climatológicas, con las adversas del protagonista. Apuntó cosas Curro Díaz al lancear al primero. En el tercio de banderillas se llevó por delante a Valentín Rivas. El peón pareció que iba fuertemente averiado, pero no fue así. Fue asistido de una contusión en región nasal con probable fractura de huesos de la nariz y quinto metacarpiano de la mano derecha; con contusiones y erosiones múltiples, además de conmoción cerebral. El pronóstico es reservado, pendiente de estudio radiológico Con el toro manso y aplomado arrancó Díaz algunos derechazos con gusto, varios continuados. Por en medio no existió la misma ligazón con la zurda. En el toro de la mayor caída de agua, Curro Díaz se lo sacó a los medios en la faena de muleta. Insistió con las dos manos, pero sin frutos. La gente sólo estaba pendiente de la laguna que había en el albero. Iván García esbozó buen estilo en las verónicas suministradas al tercero. En la media el burel perdió las manos. Mejoró Iván su hacer en un quite. Anduvo bien a la res con la franela y, tras unos primeros escarceos no cristalizados, se adaptó al lado izquierdo y puso empeño por el diestro. Una de estas rondas la remató con un pictórico afarolado. Labor algo oscura, pero meritoria, con el borrón de un desarme tras un molinete. Se lució al veroniquear al sexto. Se peleó con su aplomado contrincante, pero la corrida estaba vencida y falló con las armas toricidas. Con esta corrida del Día de la Hispanidad se han terminado los festejos mayores en Madrid. Falta un colofón de tres novilladas y un espectáculo de rejones. Temporada en que se ha acentuado la crisis, más de torero y público que de toros. Pocas cosas quedan en el recuerdo si salvamos a Rincón, El Cid y Castella. Rumiaba, al final, aquellas corridas del día 12 de octubre de los cincuenta: cuando Antonio Bienvenida soñó el toreo con toros de Conde de la Corte, en tarde de éxito compartido con Juan Silveti y Manolo Carmona. Aquellas tardes de Fermín Murillo, en 1958 y 1959. Entonces había una larga primera fila y unos segundones que no desmerecían de las figuras del toreo. Hoy, como en las citas evangélicas, son muchos los llamados y pocos los escogidos. Pero dentro de la penuria presente, hay que tener en cuenta a estos tres matadores de ayer, que tienen más merecimientos que muchos de los que se pasean sin triunfo por esas ferias de tronío.