Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 10 2005 61 Cultura y espectáculos Adonis, el favorito en las quinielas Todos los escándalos y el clima de crispación que rodean al anuncio hoy, a las 13.00 horas, del Nobel de Literatura, han encendido el interés de los ciudadanos por las apuestas al ganador. La media de dinero invertido es de unas cien coronas por persona. En la empresa Ladbroker el poeta sirio Adonis ha avanzado como un Ferrari los últimos días y se ha encaramado al primer puesto. Le sigue el sueco Tranströmer, mientras Joyce Carol Oates pierde puntos y ha sido pasada por el controvertido y productivo coreano Ko Un. Entre los nuevos en la lista aparecen el americano Philip Roth, el italiano Claudio Madris y la finesa Eeva Kilpi, cuyos brutales versos no dejan a nadie indiferente. Por primera vez, en los pasillos de la Academia se ha escuchado el nombre del escritor español Álvaro Pombo. La lista en las apuestas era ayer la siguiente: Adonis (3 a 1) Thomas Tranströmer (7 a 1) Ko Un (7 a 1) Joyce Carol Oates (8 a 1) Hugo Klaus (10 a 1) Claudio Magris (12 a 1) Antonio Tabucchi (13 a 1) Cees Nooteboom (14 a 1) Philip Roth (26 a 1) Jean Marie Le Clézio (26 a 1) Don DeLillo (34 a 1) Eeva Kilpi (34 a 1) Inger Christensen (41 a 1) Darío Fo, el Nobel más histriónico (lo recibió en 1997) era entonces muy amigo del académico Lars Forsell AP Graves acusaciones de amañar los premios y estafa en las cuentas dinamitan la Academia Sueca Hoy se falla el Nobel de Literatura en medio de una encendida polémica premiados (Darío Fo, Xingjian, Kertész o Jelinek) han sido amigos o han sido traducidos y promocionados por miembros de la Academia CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Como era inevitable, el Yo acuso a la Academia Sueca lanzado el martes por su número 7, Knut Ahnlund, ha abierto la caja de los truenos de ese selecto mundo y ha animado a sincerarse a colegas y críticos literarios. Mientras el secretario permanente de la Academia, Horace Engdahl, intenta quitar hierro al ataque de Ahnlund, Don Canuto vuelve a la carga y cuenta que fue objeto de mobbing denuncia que se le perseguía en aquella casa. Tambien explica que es necesario renovar los rancios estatutos que han regido durante trescientos años. Sin duda, Ahnlund revelará detalles hasta ahora no conocidos sobre las discusiones Nobel. Ayer nos sirvió su primera perla al comentar que el año pab Algunos de los últimos sado debería haber ganado Joyce Carol Oates. En el Dagens Nyheter (que con Svenska Dagbladet es el diario más prestigioso del reino) un gurú de las Letras presenta su lista alternativa al Nobel en la que desvela a los académicos que se han favorecido con unas concesiones que, a su modo de ver, se basan más en enchufes y simpatías personales que en el valor literario de las obras. Red de intereses Así, en 1997 el galardón recayó en Darío Fo, un buen amigo del académico Lars Forsell y en 2000, otro académico, Göran Malmqvist, experto en literatura china, se las arregló para que el elegido fuera Gao Xingjian, lo que le supuso ganar una fortuna, ya que había traducido en 1988 la obra de éste al sueco. El buen Horace (experto en lengua germana) fue el promotor de su admirada Jelinek y Catharina Frostenson se ocupó de que en 2002 saliera vencedor Imre Kertész, uno de sus íntimos. Todo son especulaciones, pero lo cierto es que cada uno de Los dieciocho (hoy son solamente 15) tiene su propia agenda y sus intereses que parecen ser definivos en el momento de entregar el voto. Knut Ahnlund no es el único académico que ha criticado a la real institución. Lars Gyllensten, anterior secretario permanente, bien conocido por su integridad y buen hacer, ha salido en defensa de éste. Alaba Gyllensten las cualidades de su colega, cuya capacidad como autor es extraordinaria e inusual su calidad crítica, que está dotada de un sentido de observación y sensibildad fuera de serie Además, comenta que sintió disgusto con la elección de Jelinek, cuya obra no ha perdido el tiempo en leer: Tampoco he visto la obra de teatro ni Lars Gyllensten, ex secretario permanente, afirma que los hechos de algunos miembros se basaban en el engaño y el chanchullo la película basada en una de sus historias Asegura, afirmación que ha levantado ampollas en la Academia, que su salida de esa sede fue bien a su pesar y que no se debió únicamente al denominado caso Rushdie Aquello fue la gota que colmó el vaso y el factor decisivo de mi determinación. Pude comprobar a lo largo del tiempo que ocurría un gran número de episodios deshonestos, que los hechos de algunos miembros se basaban en el engaño y el chanchullo y que existían falsedades dentro del nucleo vital de la Academia tanto en el tema económico y en el estado de cuentas como en otros asuntos apañados por el secretario permanente (que en aquel tiempo era Sture Allén, sillón número 3) Todo ocurría con el visto bueno de los demás colegas La crítica literaria Elisabeth Waghll Nivre, catedrática de Literatura germana, confirma lo ya dicho por Don Canuto Leer a Jelinek y penetrar sus narraciones eróticas producen cierto sentido desagradable. No son muchos los lectores capaces de asimilar esos textos