Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 10 2005 Sociedad 59 Comunicación La periodista Judith Miller lanza el caso Plame al corazón de la Casa Blanca El fiscal presentará cargos criminales contra altos funcionarios del Gabinete Bush EFE WASHINGTON. El fiscal Patrick Fitzgerald, que interrogó ayer de nuevo a la periodista Judith Miller, presentará cargos criminales contra altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, según abogados involucrados en el denominado caso Plame Varios de los abogados cercanos al caso de la espía Valerie Plame indicaron que Fitzgerald podría concentrarse en cargos por falso testimonio, obstrucción a la justicia y violación de la Ley de Espionaje. El caso Plame apunta al corazón de la Casa Blanca, desde donde supuestamente habría partido la filtración a la prensa de la identidad de la espía de la CIA, Valerie Plame, una revelación que podría ser tipificada como delito. Entre los nombres de los presuntos soplones figuran el de Karl Rove, principal asesor del presidente de EE. UU, George W. Bush, y Lewis Scooter Libby, jefe de Gabinete del vicepresidente, Dick Cheney. Se prevé que Rove comparezca por cuarta vez mañana ante el jurado que investiga el caso, que finalizará sus pesquisas a finales de este mes. La inminente conclusión del trabajo del jurado ha hecho que el fiscal esté apretando las tuercas a todos los testigos para hacerse con las piezas restantes de un rompecabezas que lleva componiendo desde hace casi dos años. Miller, periodista del diario The New York Times que pasó 85 días en la cárcel por su negativa a testificar, ofreció ayer a Fitzgerald nuevos datos sobre sus conversaciones con Libby. KATE MOSS ÁNGEL RIESGO Miller, ayer, declaró sobre su relación con el asesor del vicepresidente Cheney La periodista compareció a finales de septiembre ante el jurado, donde habría hablado sobre sus entrevistas con Libby y ayer ofreció información adicional tras encontrar notas de un encuentro con el asesor de Cheney en junio de 2003. REUTERS Complejo revuelo legal En las anotaciones- -que Miller encontró en la redacción del Times en Manhattan tras su testimonio del 30 de septiembre- -aparece el nombre de Joseph Wilson, ex diplomático y marido de Plame, quien criticó abiertamente los motivos de Bush para justificar la invasión de Irak. La información demues- tra que Libby habló con la reportera sobre Wilson antes de que la publicación del nombre de su esposa desatase este complejo revuelo legal. Miller y su abogado, Robert Bennett, declinaron hacer declaraciones a la salida del tribunal federal en Washington donde testificó la periodista. La ocupación secreta de Plame se supo pocos días después de que su marido refutase la acusación realizada por Bush, de que el entonces líder iraquí Sadam Husein había intentado comprar uranio en Níger. Según Wilson, la filtración fue una represalia de la Casa Blanca y más concretamente de Libby. The Wall Street Journal también reduce el formato de sus ediciones EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La tendencia de la Prensa a adoptar formatos más pequeños ha alcanzado también a una de las damas del periodismo norteamericano, The Wall Street Journal que a partir del lunes pasará de su habitual tamaño sábana a tabloide las dos ediciones internacionales que edita, destinadas a Europa y Asia. Este es un formato no sólo atractivo, sino incluso conveniente para llevar y para leer. También nos permite incluir más noticias que en el actual tamaño sábana, en un paquete organizado de modo más ajustado asegura Karen Elliot House, editora del periódico. La transformación también busca una mayor integración entre los contenidos en papel y los que ofrecen las ediciones on line ya que éstas suelen tener textos más cortos. Con el cambio, el diario incluirá artículos menos extensos, remodelará su diseño y extenderá el color a más páginas. Se trata del primer rotativo internacional en lengua inglesa que modifica su tamaño, según destaca Elliot, que no desvela si la operación es un primer paso para transformar luego también la edición norteamericana de The Wall Street Journal En un artículo incluido en un suplemento para promocionar la nueva iniciativa, el diseñador Mario García, que ha remodelado unos quinientos periódicos en los últimos cuarenta años y se ha ocupado también de la nueva cara de The Wall Street Journal Europe y de The Asian Wall Street Journal destaca que la tendencia a reducir el tamaño de la Prensa es algo que difícilmente Nueva presentación del diario ABC alguien en la industria de la edición de periódicos podía haber predicho incluso hace diez años Entre los rotativos que recientemente han modificado sus dimensiones están los británicos The Times The Independent y The Guardian y el francés Le Figaro a famosa modelo ha sido grabada en vídeo esnifando cocaína; Burberry y H M le han cancelado los contratos y Chanel no se lo va a renovar. La inocente Moss va a pagar muy caro su relación con el guitarrrista Pete Doherty, el cual, más famoso por sus adicciones que por sus canciones, ha sido también detenido en una operación antidroga el pasado fin de semana. Los cantantes Robbie Williams y Elton John y la actriz Sharon Stone han defendido a la modelo, mientras los programas del corazón de las televisiones españolas han cumplido con su misión destruyendo la poca imagen que le pudiera quedar a esta mujer, las autoridades británicas han anunciado que la detendrán en el momento que regrese a su país. Son noticias tristes, comprendemos bien las reacciones publicitarias de las grandes marcas que habían decidido que Kate Moss sea su reflejo, su imagen y ahora deben dar marcha atrás. La publicidad es demasiado cara como para no huir de este tipo de peligros. Todo esto es bastante normal, el problema como tantas veces es que la noticia no es mostrada adecuadamente. Desgraciadamente la generalización de la droga de los ricos es demasiado alta: actores y directores, modelos y hasta el mundo de la publicidad viven discretamente su relación con el denostado y amado polvillo blanco. La ejecución mediática de la Moss me recuerda mucho al comportamiento de los fariseos en el Evangelio, sin duda hay un problema con la droga que debería ser atajado con mucho más rigor, pero no nos creamos que el problema es esta frágil modelo, ella tiene un problema personal; la moda, el cine, la publicidad y la TV tienen un problema social. Si pensamos que algunas, no unas pocas, de las personas que vemos cada día en la pantalla de televisión tienen esta adicción y al tiempo son la imagen que nos ofrecen los medios nos damos cuenta del peligro que los receptores de esa comunicación sufren. El control antidoping en el deporte es riguroso y necesario; ¿no lo debería ser en otras acciones públicas no menos relevantes para los jóvenes, los niños y también los adultos? mientras escuchamos ejercicios fariseos de comunicadores de programas basura que, con la sustancia en su propio cuerpo, se permiten criticar a la modelo descubierta. Un control antidoping en TV sería demasiado peligroso, pero ¿es peor delito el de un ciclista que el de un comunicador L