Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional TERREMOTO EN EL SUR DE ASIA JUEVES 13 10 2005 ABC Supervivientes de Muzaffarabad, en la Cachemira paquistaní, extienden sus manos para atrapar bolsas de comida de la ayuda humanitaria AP Reanudada la ayuda en Cachemira, surge el temor a las enfermedades contagiosas Carrera contra el tiempo para acceder a los 2,5 millones de sin techo b Tras una jornada de parálisis, el Una fuerte réplica sacude Islamabad ABC ISLAMABAD. Una fuerte réplica, de 5,6 grados en la escala de Richter, sacudió a la una y media de esta madrugada- -las nueve y media de la noche en España- -la región paquistaní de Abbotabad, cinco días después del gran terremoto (de 7,6 grados) que arrasó la zona montañosa de Cachemira, en el noreste de Pakistán, y que ha causado más de 35.000 muertos según estimaciones no oficiales. Este último movimiento sísmico ha tenido su epicentro a 135 kilómetros al norte de la capital, Islamabad, y su hipocentro a diez kilómetros de profundidad. El nuevo sismo provocó el pánico en Islamabad, donde temblaron los edificios, aunque se desconocía anoche si ha producido víctimas o grandes destrozos en la ciudad y su región. Hasta el momento se han registrado 22 réplicas al terremoto del sábado, la mayor de ellas de una magnitud de 6,2 grados. Mientras la tierra sigue temblando en el país, el grupo de treinta cooperantes españoles enviado a Pakistán por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) llegó ayer a su destino en la ciudad de Arya con el objetivo de poner en marcha un hospital de campaña, que estará operativo ya a partir de hoy. Ejército paquistaní logra abrir tres rutas para llevar ayuda a la región de Cachemira, la más devastada por el seísmo del sábado ABC ISLAMABAD. Decenas de toneladas de ayuda humanitaria procedentes de 30 países siguen llegando a Pakistán, mientras se extingue la esperanza de encontrar más supervivientes entre las ruinas del terremoto del pasado sábado y las organizaciones médicas en el terreno prevenían ayer del riesgo de brotes de sarampión y otras enfermedades. El número de muertos se estima ya en 35.000. El martes, las tempestades y las lluvias torrenciales habían obligado a disminuir considerablemente las operaciones de socorro, que llevaron a la acumulación en Islamabad de hasta 1.000 toneladas de ayuda sin repartir. Una mejoría del tiempo ayer permitió restablecer totalmente el puente aéreo entre la base aérea de Chaklala, cerca de Islamabad, con la región de Mazaffarabad, en la Cachemira paquistaní. El daño sufrido en las comunicaciones es otra dificultad añadida. Durante toda la jornada se multiplicó la rotación de helicópteros. Decenas de camiones repletos con víveres llegaron a Muzaffarabad- -la capital de la Cachemira paquistaní- -por tres rutas diferentes, según informaciones del Ejército. En estos momentos, se trata sobre todo de ganar una carrera contra el tiempo: dos millones y medio de damnificados- -según una estimación hecha el martes por las autoridades de Pakistán- -pasaron su cuarta noche a la intemperie, en el frío y la humedad. Algunos poblados aislados en los contrafuertes del Himalaya no han recibido ningún tipo de ayuda hasta ahora. El seísmo del sábado pasado, de una magnitud de 7, 6 en la escala abierta de Richter, mató a 24.000 personas y dejó 51.000 heridos, según el último balance oficial. Se trata del mayor terremoto en la historia de Pakistán. Por su parte en la India fueron confirmados 1.300 muertos. En la parte india de Cachemira, 40.720 viviendas resultaron destruidas y más del doble sufrieron daños. Y aún no hemos llegado a diez poblados agregó el Mufti Mohammed Sayeed, número uno de Cachemira indio. Visita de Rice Por otro lado, la organización Médicos sin Fronteras (MSF) advirtió contra los riesgos de epidemias en una Muzaffarabad arrasada, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) evocó la posibilidad de enfermedades diarreicas y un eventual brote de sarampión, mortal para los lactantes o los niños menores. Según la ONU, unos mil hospitales resultaron completamente destruidos en Pakistán. La ayuda continúa, pero tenemos que pensar en el invierno que se acerca para los damnificados, advirtió ayer el primer ministro paquistaní Shaukat Aziz. Por su lado, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que efectúa desde el martes una gira por Asia, viajó ayer por la tarde a Pakistán para evaluar la situación en el terreno. A su vez el martes la OTAN decidió instalar un puente áereo en ayuda de Pakistán y hoy llegarán las primeras toneladas de ayuda. Organismos de ayuda Diferentes organizaciones y Ong han abierto cuentas para recaudar fondos de ayuda a los damnificados por el terremoto de Asia, así como por el huracán Stan en Centroamérica. Sus teléfonos son los siguientes: Cruz Roja: 902222292; Cáritas: 902339999; Plan España: 902244000; Intermón Oxfam: 902330331; Acción Contra el Hambre: 902100882; Fundación Intervida: 902191919; ACNUR: 902218218; MDM: 902286286; Médicos Mundi: 902101065.