Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional JUEVES 13 10 2005 ABC Fallecen en Almería dos personas al inhalar gas por la mala combustión de un calentador b Los Bomberos encontraron muerta a la pareja, un hombre de 27 años y una mujer de 19 que se hallaban en el interior del cuarto de baño de un cortijo de Vícar ABC ALMERÍA. Un hombre y una mujer, de 27 y 19 años, respectivamente, fallecieron en la mañana de ayer en el cortijo conocido como La Canal Alta de la localidad de Vícar (Almería) por una inhalación de gas motivada, presumiblemente, por la mala combustión del calentador informaron a Efe fuentes sanitarias y del Cuerpo de Bomberos del Poniente. La sala del 061 recibió alrededor de las diez menos veinte de la mañana una llamada del servicio de emergencias 112 en la que se alertaba de que dos personas se encontraban inconscientes por posible intoxicación por gas en el cortijo La Canal Alta Cuando llegaron los servicios sanitarios y los Bomberos se encontraron con una sobrecogedora escena en el cuarto de baño: allí se encontraba la pareja fallecida, con la mujer todavía dentro de la ducha El fuego en Los Lagos de Sanabria arrasa un tercio de su superficie en dos semanas ABC EFE ZAMORA. El Servicio de Extinción de Incendios de Zamora trabaja en cuatro fuegos, que, al cierre de esta edición, estaban controlados aunque no extinguidos, en la zona zamorana de Sanabria, de los que tres se localizan en el parque natural del Lago de Sanabria, donde en dos semanas se ha quemado más de un tercio de su superficie. La estimaciones del Gobierno autonómica apuntan a que en este parque natural han ardido ya alrededor de 10.000 hectáreas. Por todo ello, la Junta de Castilla y León reconoció ayer que es necesario dotar a Sanabria de un servicio de extinción de incendios que actúe de una manera permanente en esta zona. En este sentido, el delegado territorial de la Junta en Zamora, Óscar Reguera, apunto a Ep que es imperiosamente necesario que las comarcas de Sanabria y la Carballeda disponga de un operativo permanente a lo largo de todo el año y los medios no se limiten a los tres meses que dura la campaña oficial de verano. La Audiencia de Ciudad Real reabre el caso de los nueve muertos en Repsol ABC CIUDAD REAL. La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha decidido reabrir la investigación del accidente ocurrido en agosto de 2003 en Repsol Petróleo de Puertollano que causó la muerte de nueve trabajadores, tras estimar el recurso de apelación interpuesto por la familia de Juan de Dios García Piña, uno de los fallecidos en el siniestro. Al estimar este recurso, se revoca la decisión del Juzgado número uno de Puertollano que el pasado mes de abril archivó las diligencias abiertas por este accidente. La Audiencia Provincial entiende, en un auto, que pudiera existir una responsabilidad penal derivada del informe de la Inspección de trabajo por el que se detectan varias irregularidades. El Juzgado considera necesario concretar la identidad de las personas que debieron evitar los factores que desencadenaron el accidente, como, entre otros, el haber evitado el funcionamiento de uno de los reactores cuando se había comprobado que estaba trabajando de manera irregular. Dos jóvenes de Huesca, de 23 y 25 años, mueren tiroteados en una cacería furtiva Uno de ellos avisó a la Guardia Civil de la muerte accidental de su compañero consideran la posibilidad de que el joven que hizo la llamada se suicidara después, aunque tampoco descartan otras hipótesis ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA. Dos jóvenes, de 23 y 25 años de edad, ambos vecinos de Huesca capital, murieron ayer tiroteados mientras practicaban la caza furtiva. La investigación sigue abierta para aclarar las circunstancias en las que se produjeron los hechos. No están del todo claras, sobre todo teniendo en cuenta que uno de los fallecidos había avisado a la Guardia Civil de la muerte de su compañero. Cuando los agentes de la Benemérita llegaron al lugar, el joven que había llamado por teléfono también estaba muerto. La llamada la realizó a las cuatro y diez de la madrugada de ayer. Con un teléfono móvil, Jorge T. G. de 25 años, comunicó que su amigo, Jaime Agustín P. E. de 23 años, había muerto como consecuencia de unos disparos accidentales mientras cazaban. Describió el lugar con suficiente precisión, b Los investigadores un paraje en una zona de monte que se encuentra situada en Linás de Marcuello, núcleo perteneciente al municipio de Ayerbe, situado al norte de la comarca de Huesca. Un jabalí abatido junto a los cuerpos Según informó la Subdelegación del Gobierno, hasta allí se desplazaron con rapidez una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, así como el comandante del puesto de Ayerbe acompañado de otros agentes. No tardaron mucho tiempo en dar con el lugar que había descrito el joven y en él se encontraron los dos cadáveres, ambos con impactos de armas de fuego. Cerca del cuerpo del primer fallecido hallaron también un jabalí abatido. En las inmediaciones localizaron el vehículo todo terreno con el que los dos amigos se habían desplazado para cazar hasta este monte del Alto Aragón. Los agentes pusieron los hechos en conocimiento del juzgado de guardia de Huesca y del equipo de policía judicial de la Guardia Civil con base en la capital oscense, para proceder a la inspección ocular del terreno. Tras las primeras investigaciones, los cadáveres de los dos jóvenes fueron trasladados al depósito del Hospital Provincial de Huesca, para que se les practicara la autopsia. Aclarar cómo ocurrieron los disparos Los investigadores no se centran sólo en determinar cómo se produjo el tiroteo que acabó con la vida del primer joven sino, también, qué sucedió desde que su compañero avisó de lo ocurrido con el teléfono móvil. Una de las hipótesis es que, ante el incidente que acabó con la vida de Jaime Agustín P. E. sumado al hecho de que ocurriera en una cacería furtiva, su acompañante hubiera decidido quitarse la vida. Pero los investigadores no descartan otras hipótesis, que hasta el momento no han trascendido. El resultado de la autopsia será decisivo para reconstruir los hechos. Los hechos se produjeron en un monte de Linás de Marcuello, perteneciente al municipio de Ayerbe