Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MIÉRCOLES 12 10 2005 ABC res para socorrer a los miles de damnificados. El Gobierno estadounidense, que ha desplazado a la región al jefe del Comando Sur de sus fuerzas armadas, general Bantz J. Craddock, ha hecho llegar a Guatemala aviones, helicópteros, material de campaña e ingenieros. Al tiempo, un avión Hércules C- 130 de la Fuerza Aérea Española llegaba ayer a la capital con siete toneladas de ayuda humanitaria, que incluye una planta potabilizadora, además de un segundo contingente de médicos y equipos de socorro. El nuevo equipo se unirá a sus compañeros, quienes, tras desistir de encontrar supervivientes en Panabaj, ya se encuentran en Tajumulco, junto al volcán del mismo nombre, en la frontera con México. Grandes destrozos en México Al otro lado de la porosa frontera tampoco se han paliado las consecuencias del Stan La comisionada para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas del Gobierno mexicano, Xóchitl Gálvez, informó de que Chiapas, la sierra de Oaxaca, el norte del istmo de Tehuantepec y la zona aledaña al río Papaloapan han sido arrasadas por las lluvias. El Stan que entró como huracán de categoría uno y se degradó en tormenta tropical, hizo que se desbordaran más de cien ríos y desató una devastadora corriente de agua y lodo que arrasó con todo lo que hallaba a su paso en seis Estados del país. Tras el desastre, los más de cuarenta muertos y los dos millones de afectados, ya han surgido el riesgo de epidemias y la violencia asociada a la rapiña. El omnipresente subcomandante Marcos líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) acusó al Gobierno de realizar publicidad mediática con los damnificados por las lluvias en Chiapas y otras regiones del sur del país. Cuando acabe el horario estelar- -señala en un comunicado- quedarán sepultadas (como bajo el agua y el lodo) las historias de omisiones, irresponsabilidades e ineficiencias... Ahora, las noticias se irán a otro lado y en las zonas devastadas se reconstruirán en silencio las redes de corrupción... ¿Y los millones de damnificados? Pasarán de ser noticia a tema de campañas electorales No consta que Marcos haya ofrecido la presunta guerrilla que dirige para colaborar en el rescate y la reconstrucción. La ciudad de Panajachel, completamente devastada por el huracán, en una vista aérea AP Una nueva tormenta tropical amenaza con dar la puntilla a Guatemala Las lluvias pueden acabar con las infraestructuras que permanecen en pie C- 130 de la Fuerza Aérea Española llegaba ayer a la capital con siete toneladas de ayuda humanitaria y nuevos equipos médicos MANUEL M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL CIUDAD DE GUATEMALA. Una nueva onda tropical, procedente de Venezuela, ha reproducido las lluvias en buena parte de Guatemala, con lo que se dificultan aún más las complicadas operaciones de rescate y crece la amenaza de nuevas avalanchas y de que se desplomen las infraestructuras que soportaron el paso del huracán Stan La tierra, los ríos y hasta los ánimos están demasiado saturados como para soportar un nuevo aguacero. Las lluvias pueden prolongarse durante un par de días, estima el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología. La onda tropical, la cuadragésima de la temporada, se extendió desde Colombia hasta el este de Cuba y se desplaza sobre el norte de Centroamérica, donde podría fortalecerse. Por si no fuera suficiente, hay riesgo de que se aproxime otro frente frío débil, situado en el Golfo de México. En estos momentos, las lluvias ligeras tienen un gran impacto, pues mantendrán los ríos desbordados y el área del altiplano ya está saturada de humedad dicen los expertos. Oficialmente, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres mantiene en 652 el número de víctimas b Un avión Hércules mortales y en 577 el de desaparecidos, pero se da por hecho que los fallecidos rondarán los tres millares. Cuestión de matemáticas: aunque no existen censos fiables, se estima que en los poblados de Panabaj y Tzanchaj habitaban cinco mil indígenas, y sólo hay tres mil refugiados en los albergues ubicados a orillas del lago Atitlán. En varias localidades del departamento de San Marcos, hacia donde se han desplazado la preocupación y los equipos de rescate, hay centenares de desaparecidos y varias comunidades permanecen aisladas desde hace una semana. Los efectos del Stan han dañado también las cosechas en las principales regiones agrícolas de Guatemala, que aportan casi un tercio del PIB del país. Para paliar los daños más inmediatos, el presidente, Óscar Berger, realizó una petición formal de ayuda a la comunidad internacional por valor de dieciocho millones de euros. Tanto desde el interior del país como desde fuera de sus fronteras se hace acopio de alimentos, medicinas, ropa, agua potable, mantas y otros ense- A falta de censos fiables, se estima que el número de muertos rondará los tres mil El Amazonas, en estado de calamidad pública por la sequía VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. La mayor cuenca hidrográfica del mundo, el Amazonas, está secándose y mostrando un escenario aterrador con toneladas de peces muertos, barcos abandonados en la arena y paisajes desérticos que nada tienen que ver con la abundancia que caracterizaba la floresta brasileña. El gobernador del Estado de Amazonas, Eduardo Braga, decretó el lunes estado de calamidad pública. La sequía de los ríos de la Amazonia ya afecta a 36 de los 62 municipios del Estado. Como los ríos son la principal vía de transporte de la región, cerca de 3.000 familias están aisladas. El gobierno ha encargado a las Fuerzas Armadas el transporte de comida, agua y remedios a esas localidades. Estamos ante una sequía en el Amazonas que nunca pensé ver en mis 45 años de vida afirmó el gobernador. Basado en informes de la secretaría ambiental y de Defensa Civil, Braga afirmó que la cuenca es víctima del mismo fenómeno mundial que provocó desastres como el hura- cán Katrina, en los Estados Unidos, y el tsunami en el sur de Asia. Los climatólogos que estudian la Amazonia creen que el fenómeno es resultado del aumento de la temperatura del Atlántico, que en 2005 registra temperaturas superiores a la media entre 0,5 y 4 grados centígrados, algo que ocurre en períodos de entre 15 y 20 años. El fenómeno impide la formación de nubes en la Amazonia, donde este año llovió apenas un 40 por ciento de lo que se esperaba, uno de los índices más bajos de los últimos cien años. El Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama) informó de que la sequía puede prolongarse dos años y afectar seriamente al ecosistema y a la población que lo habita.