Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 10 2005 Internacional TERREMOTO EN EL SUR DE ASIA 27 La población de las localidades indias destruidas por el terremoto del pasado sábado no comprende por qué su Gobierno ha rechazado la ayuda de Estados Unidos y envía dinero a la vecina Pakistán mientras se olvida de sus propias víctimas nacionales Días de ira en la Cachemira india ANA CÁRDENES (EFE) REUTERS URI (INDIA) Muchos habitantes de la zona india de Cachemira quieren que se deje entrar a las organizaciones humanitarias internacionales en este territorio militarizado y que el Gobierno acepte ayuda exterior por el terremoto. ¿Cómo puede el primer ministro ofrecer dinero a Pakistán cuando sólo en este pueblo se han caído 80 casas y no nos han dado nada? se pregunta Syid Tajamul Hussain, cuya vivienda en la aldea de Jamia Mahada Salama, en el distrito de Uri, no tiene una pared en pie. El Gobierno de la India ha rechazado una oferta de ayuda financiera de Estados Unidos para hacer frente al terremoto del sábado, alegando que se basta con sus recursos internos, la misma política que mantuvo durante el tsunami del año pasado. Al mismo tiempo, aprobó enviar ayer mismo un avión con 25 toneladas de ayuda para Pakistán, el país más afectado por el seísmo, mientras estima de momento en 1.300 el número de muertos en la Cachemira india. En esta región de Uri, una de las que más ha sufrido el devastador terremoto, sus habitantes acusan al Gobierno de mentir sobre las cifras de víctimas y exigen que se deje entrar a las organizaciones internacionales de asistencia. En la actualidad, sólo están presentes en la Cachemira india Médicos Sin Fronteras y la Cruz Roja Internacional, además de Action Aid y Save the Children aunque éstos últimos con personal local, mientras la llegada de otros grupos se ve dificultada por el hecho de que este es uno de los territorios más militarizados del mundo. Alguien tiene que decirle al mundo lo que está ocurriendo. Aquí no ha llegado nadie, todo el rescate lo he- Los pobladores de Uri acusan a Nueva Delhi de mentir sobre las cifras y le piden que deje entrar a las ONG mos hecho nosotros. Hemos tenido la suerte de que ha habido pocos fallecidos, pero en las montañas hay miles de muertos asegura Hussain. En las últimas horas ha caído una fuerte lluvia en Uri, que ha provocado algunos corrimientos de tierra y dificultado las tareas de rescate. Los últimos tres días, Hussain ha dormido a la intemperie, soportando temperaturas nocturnas de entre siete y ocho grados junto a los diez miembros de su familia, todos apilados en dos camas. Con las cifras de víctimas, el Gobierno está mintiendo. Los políticos están dormidos. No quieren ver lo que ocurre aquí y no se han acercado a los pueblos pequeños señaló el día en que el primer ministro, Manmohan Singh, visitaba el distrito de Uri. Fuentes militares, de algunas ONG y personal médico, que piden no ser identificadas, dicen que el número de muertos alcanzará varios miles en la India y no comprenden por qué el Gobierno no quiere reconocerlo.