Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 10 2005 25 Dos millones y medio de paquistaníes se quedan sin techo por el terremoto del pasado sábado Una nueva tormenta tropical amenaza con agravar el desastre de Guatemala producido por las lluvias Busca y captura de cinco ex ministros BAGDAD. Las autoridades judiciales iraquíes han emitido una orden de busca y captura contra cinco ministros del anterior gobierno provisional y 22 funcionarios acusados de corrupción y malversación de mil millones de dólares de los fondos del Ministerio de Defensa, según informa Efe. Hadi Al Ameri, presidente de la Comisión de Control de la Asamblea Nacional (Parlamento) iraquí, dijo ayer que entre los imputados se encuentra el ex ministro de Defensa Hazem Al Shalan. La Interpol también ha sido informada de las órdenes de arresto dictadas por las autoridades judiciales explicó Al Ameri en una entrevista en la televisión iraquí. Los otros cuatro ministros también ocuparon sus carteras durante el gobierno provisional de Iyad Alaui, y fueron los responsables de los departamentos de Comunicaciones, Electricidad, Trabajo y Vivienda hasta la llegada del ejecutivo de Ibrahim al Yafari, el pasado abril, añadió la fuente. La mayoría de los 27 imputados han abandonado el país, entre ellos Shalan, que se trasladó a Jordania cuando llegó al poder el gobierno de Yafari. Las órdenes de arresto han sido emitidas poco días después del regreso a Bagdad del ministro iraquí del Interior, Bayan Yabr, procedente de Jordania, donde preguntó al gobierno de Ammán sobre la posibilidad de extraditar a los acusados que se han instalado en territorio jordano. En otro asunto relacionado con la corrupción e Irak, ayer se supo que el ex embajador francés ante la ONU Jean- Bernard Merimée se encuentra en detención preventiva por presuntas malversaciones ligadas al programa humanitario Petróleo por Alimentos Ministros, parlamentarios y fuerzas vivas de Irak sobreviven en una fortaleza rodeada por varios círculos de empalizadas de hormigón. Resisten, pero poco pueden conocer del mundo exterior. Un búnker para el infierno TEXTO: A. SOTILLO FOTO: AP BAGDAD. Los hombres bomba que intentan penetrar en la Zona Verde son, por desgracia, casi el único contacto de las autoridades y fuerzas vivas en Irak con el mundo que se extiende más allá del búnker en el que sobreviven atrincherados. Un búnker que se ha convertido en la única fuerza pujante de este país. Tras la invasión, el complejo formado por antiguos palacios de Sadam, edificios oficiales y barrios adyacentes fue tomado por las tropas norteamericanas para crear allí su cuartel general. Un búnker superlativo, que desde entonces no ha dejado de crecer, que ocupa hoy casi una quinta parte de Bagdad y que, además del mando norteamericano, aloja al Parlamento iraquí, y a la mayoría de los ministerios y sedes oficiales, aislados del temible mundo exterior por varios círculos de empalizadas de hormigón. Como quien se construye un búnker para sobrevivir tan ricamente en el infierno. Una funcionaria iraquí con copias de la Constitución para ser repartidas rios soldados y policías. Lo de costumbre, porque, a estas alturas del conflicto, los terroristas ya parecen darse por satisfechos con llevarse por delante a tres o cuatro soldados tras estrellar su vehículos contra cualquier muro oficial; a ser posible, del búnker. El perímetro exterior está vigilado por militares iraquíes auxiliados por temerarios soldados de la república ex soviética de Georgia, que, con esta arriesgada misión, hace méritos para ingresar en la OTAN y buscar la amistad de EE. UU. que a sus nuevas autoridades les parece muy útil para los tratos con el vecino ruso. Luego, cada 50 metros, un nuevo control y otra empalizada custodiados por gurkas nepalíes y soldados norteamericanos. Así, hay que salvar al menos ocho controles antes de llegar al Castillo de Kafka- -recién trasladado a la capital iraquí- donde una legión de funcionarios solicita al recién llegado los más variopintos documentos y cartas de recomendación antes de permitirle dar el si- EPA Ampliación por sorpresa El búnker es el único sector que crece en la deprimida realidad iraquí. Y después de los últimos dos atentados llevados a cabo contra la Zona Verde en apenas cuatro días, su perímetro aún se amplió ayer por varias calles adyacentes para sorpresa de sus vecinos, que ven cómo han pasado a formar parte del área segura de Bagdad, varias veces bombardeada a la semana. Pues, aunque parezca mentira, los terroristas no cejan en su intento de hacer estallar su carga letal contra este búnker inexpugnable. El que más lejos llegó fue el autor del atentado del pasado viernes, que coló su vehículo en la comitiva de un alto cargo del Ministerio de Interior. Hizo volar su coche al pasar el primer control; y aunque no alcanzó su objetivo, mató a va- guiente paso adelante. Después, al fin, se extienden los Campos Elíseos del búnker. Solitarios, porque hay que ser ministro para transitar por ellos; y tranquilos mientras no caiga algún que otro proyectil del exterior. Urbanización de chamizos Y entre el Castillo de Kafka y los Campos Elíseos, una proliferante urbanización de chamizos prefabricados en los que se alojan en penosas condiciones oficinas de reconstrucción, ayuda, representación, asistencia, sostenimiento, asesoría y promesas de futuro, que conforman esa tan costosa como difusa galaxia sobre la que se intenta construir ese nuevo Irak que tanto se hace esperar. Este es el búnker desde el que se ingenian elecciones, referendos y un voluntarioso proceso político con el que se quiere normalizar la vida de este país. Porque el que no crea que se puede sobrevivir al infierno es porque no conoce este búnker.