Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MIÉRCOLES 12 10 2005 ABC Internacional Una dotación de bomberos iraquíes trata de apagar el fuego producido por el ataque con un coche bomba, ayer en Bagdad EPA Los terroristas declaran la guerra al referéndum y los suníes piden el sí a la Constitución iraquí Mueren al menos 44 personas en ataques perpetrados por los insurgentes contra la población civil b Cuando la población suní se plantea acudir a las urnas por vez primera tras la invasión de EE. UU. se intenta disuadirla sembrando el terror con los atentados ALBERTO SOTILLO. ENVIADO ESPECIAL BAGDAD. Los terroristas han declarado la guerra al próximo referéndum constitucional de Irak con varios atentados que ayer se cobraron la vida de más de cuarenta personas, y que tuvieron la particularidad de haber sido perpetrados en localidades suníes, comunidad de la que la insurgencia nutre sus filas, pero que anuncian ahora que participarán en la consulta aunque sea para rechazar una Carta Magna de la que temen que pueda romper el país. Un primer atentado con coche bomba fue cometido en un mercado de Tal Afar, ciudad fronteriza con Siria en la que las tropas norteamericanas han llevado a cabo estos días una espectacular ofensiva con el aparente objetivo de impedir que la insurgencia recrudezca sus acciones durante el referéndum. Al menos treinta personas murieron. El ataque ocurrió a las once de la mañana- -hora de gran afluencia al mercado- por lo que parecía tener como objetivo inmediato matar al mayor número posible de personas. Poco después, un coche bomba conducido por un kamikaze se estrellaba contra un control de la Policía en Amariiya, un barrio suní considerado también uno de los principales feudos de la insurgencia. Durante la misma jornada, con cuatro tiroteos indiscriminados contra la población se intentaba sembrar el pánico en la capital a cuatro días de la consulta del próximo sábado. Al menos catorce personas murieron a consecuencia de todos estos atentados en Bagdad. Un partido apoya Hasta el momento, los extremistas habían intentado sembrar el terror entre la población chií, que ha sufrido las mayores matanzas llevadas a cabo en los últimos meses. Pero los atentados parecen extenderse ahora también por territorio suní. Una violencia que ha servido como revulsivo para que, en un gesto claro contra el chantaje del terror, líderes de la comunidad suní hayan hecho un llamamiento para que Uno de los principales partidos suníes anunció ayer un acuerdo con chiíes y kurdos para apoyar la consulta su gente vote. Así, negociadores chiíes, kurdos y suníes alcanzaron ayer un acuerdo sobre la Constitución que supondrá que al menos un partido suní pedirá a sus simpatizantes que digan sí a la Carta Magna en el próximo referéndum. Los líderes iraquíes alcanzaron un acuerdo según el cual si el proyecto de Constitución es aprobado, el Parlamento podrá considerar enmiendas que serían sometidas a una nueva consulta popular el próximo año, informaron fuentes chiíes y suníes, según recogió la agencia AP. Un importante negociador suní, Ayad al Samarraie, del Partido Islámico Iraquí, indicó que si el actual Parlamento aprueba la medida, pondrán fin a la campaña de rechazo a la Constitución y pedirán a los suníes que voten sí Otros importantes partidos suníes no estaban presentes en las negociaciones de ayer y se desconoce si también podrían cambiar su estrategia y dejar de pedir el no al documento. Los líderes chiíes y kurdos apoyan el documento. En principio, la mayoría de políticos y religiosos suníes se inclinaban por acudir a las urnas, aunque no contasen con grandes esperanzas de conseguir la mayoría de dos tercios de los votos en al menos tres provincias nece- saria para rechazar la Carta Magna. En las provincias de Anbar y Salahadin hay una clara mayoría suní, pero no ocurre lo mismo en las de Mosul y Diyala, de población mixta. Llamamiento en las mezquitas Muchos imanes suníes ya han pedido desde sus mezquitas que se vaya a votar, pero los terroristas han aprovechado la incertidumbre para sembrar el terror y disuadir así a posibles votantes de que se movilicen el sábado. Los partidarios del no a la Constitución podrían ver muy menguadas sus posibilidades si avanza esta campaña, ya que sus esperanzas se basaban en la expectativa de un voto en masa de rechazo por parte de la población suní, que ahora podría variar. Fuentes de la Comisión Electoral, no obstante, aún vaticinan una importante participación en el referéndum a partir del alto número de habitantes que se han registrado para votar. El problema que se les plantea a los suníes es la ausencia de liderazgo y organización entre sus filas. Los chiíes cuentan con la indiscutida dirección espiritual del ayatolá Sistani y con varios partidos muy disciplinados. Pero los suníes apenas se dejan llevar por la desesperación de ver cómo, tras la pérdida del poder, podrían quedarse sin el petróleo.