Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 12 10 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LAS VELEIDADES POLÍTICAS DEL GOBERNADOR El ejemplo alemán En muchas ocasiones suelo escuchar en Alemania la autocrítica de que los alemanes, por aquello de las reminiscencias de la guerra y el nazismo, no son patriotas. Nunca he estado del todo de acuerdo, y la verdad es que hoy me ratifico en mi posición. Los principales partidos del escenario germano han dado un ejemplo inequívoco de patriotismo auténtico, no de pandereta como el de algunos, que mezclan patriotismo con libertad. Como lo importante para los alemanes es volver a hacer que Alemania, muy federal pero muy unida, vuelva a ser la auténtica locomotora de Europa, pues hay que gobernarla, eso sí, respetando como canciller a la candidata del partido más votado, y no como en España, en donde con tal de gobernar se olvidan de la voluntad de los ciudadanos. En Berlín tienen claro que el país no puede estar bloqueado mucho tiempo, y han actuado en consecuencia. Eso es el verdadero patriotismo, respetando las mayorías, y no pudiendo formar un gobierno monocolor, las ganas de que Alemania siga siendo grande han llevado a sus políticos a unirse con el único interés de trabajar codo con codo para salir adelante. Lo lograrán. Señor Zapatero, la que usted calificó de fracasada Merkel es ya la futura canciller de un país de patriotas de verdad, que han dado un gran ejemplo a los demócratas de salón que todos los días nos muestran que no saben lo que es la libertad y el entendimiento. Íñigo Lecanda Crooke. Madrid. E L artículo 199 del Código Penal establece que el que revelase secretos de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses. Y lo mismo dice para el que, con incumplimiento de su obligación de sigilo, divulgue secretos o datos reservados. Algo parecido dicen los artículos 581 y siLUIS IGNACIO guientes soPARADA bre los delitos de traición por la revelación de informaciones que puedan perjudicar la autoridad del Estado y comprometer los intereses vitales de España cuando el sujeto activo sea depositario o conocedor de la información por razón de su cargo. Aunque la Ley 12 1998 que modifica la 13 1994, sobre Autonomía del Banco de España, no le impone al Gobernador limitación alguna en materia de libertad de expresión, el simple sentido común debiera haberle advertido que anunciar desastres económicos desde su privilegiado observatorio puede ser, junto a una falta de imparcialidad política, un punto débil para que alguien caiga en la tentación de creer que podría haber caído inadvertidamente en un delito de revelación de secretos y de traición. Lo que sí parece más lógico es creer que desde su cargo en un ente de la Administración del Estado no se debe decir impunemente, aunque pudiera ser verdad, que los cambios institucionales que prevé la reforma del Estatuto de Cataluña pueden tener consecuencias económicas importantes y duraderas, debilitar la eficiencia y capacidad de crecer de la economía y afectar al bienestar de los españoles. Primero, porque está por ver que esos cambios sean aprobados por el Congreso de los Diputados. Segundo, porque no se ha molestado en cuantificarlos, ni siquiera a título de hipótesis. Tercero, porque los inversores internacionales y nacionales podrían paralizar o anular sus proyectos en España. Con lo cual habría logrado hacer cierta esa pirueta llamada la profecía que se cumple a sí misma Y no está en el cargo para eso. En la Fiesta de la Hispanidad Un año más celebramos la Fiesta Nacional, aunque en el presente año haya menos motivos de fiesta ante el proceso desintegrador de la unidad nacional al que asistimos con la aprobación del Estatuto catalán por parte del nacionalismo catalán, con la complicidad del socialismo nacional- catalanista del señor Maragall. Tal proceso tendrá una respuesta igualmente separatista en el País Vasco y Galicia, que acabará por destruir la ya maltrecha unidad nacional. En esta hora de la verdad sobre el futuro de España, en el que hay algunos cómplices silencios, no faltan personas con visión de Estado, desde los estamentos políticos, sociales y económicos que advierten del peligro de desestabilización económica y social, amén de la grave inestabilidad política que se cierne al romper el consenso constitucional y ahondar en las fisuras territoriales. No en vano hasta Felipe González ha advertido sobre la debilidad de un Estado constantemente cuestionado internamente (máxime cuando se trata de pretensiones de unos políticos que no tienen apenas respaldo popular) y de hecho apeló al dicho popular: Que con las cosas de comer no se juega Dicho proceso desintegrador no sólo surge por veleidades políticas de determinados políticos nacionalistas en cuyo proyecto sólo cabe su nación (catalana, vasca o gallega) sino que también coadyuva de forma determinante la cobarde e interesada complicidad de políticos que haciendo dejación de sus funciones representativas de la nación española, so pretexto de facilitar el diálogo con las fuerzas desintegradoras, nos presentan un proyecto de supuesto federalismo asimétrico o sea, institucionalizan la desigualdad y por ende la injusticia. Y resulta curioso que tal engaño venga servido por políticos que se muestran paladines de la democracia igualitaria e internacionalista. José Cortes Arraco, presidente del PP en Albudeite (Murcia) hoy más que nunca defienden el derecho de todos a una educación en libertad y manifiestan una valentía que debe ser apoyada. Teresa Rodrigo Contreras. Madrid. Violencia en la escuela El pasado día 6 de octubre, mi hijo de doce años fue agredido a la salida del colegio por otro menor de etnia gitana, que al parecer ha provocado varios altercados en el barrio de Entrevías de Madrid. Para colmo de males, yo estoy dispuesto a denunciar a este futuro delincuente, pero la gente me advierte de que tenga cuidado con denunciar porque mi hijo puede sufrir amenazas o incluso nuevas agresiones. Me río cuando aparecen las estadísticas de delitos, porque si todos denunciamos los actos que sufrimos, éstas se dispararían y nos daríamos realmente cuenta de que el problema de la inseguridad ciudadana es más grave que lo que nos presentan los políticos. José María Velarde Durán. Madrid. El despiste de Moratinos Todo son buenas palabras tras la reunión de los ministros de Exteriores de España y Marruecos. Las prioridades del jefe de la diplomacia española son los efectos mediáticos que pueda producir el anuncio de una cumbre euro- africana, porque el tema humanitario es secundario. Mientra tanto, según Médicos Sin Fronteras, las autoridades marroquíes están dispersando los autobuses con inmigrantes subsaharianos en el sur con el objetivo de despistar tanto a las ONG como a los medios de comunicación. De esta manera, se obstaculiza el seguimiento de los 1.500 inmigrantes trasladados en autobuses. La cosa es grave si se tiene en cuenta que Moratinos ha recibido de Benaissa la garantía de que Marruecos da un tratamiento humanitario a los inmigrantes subsaharianos. ¿Qué entiende el régimen marroquí por tratamiento humanitario José Fernández González. Sevilla. a favor de la educación de 1999, o el nonato Pacto social por la educación de marzo de 2005. El proyecto de Ley orgánica de la Educación tiene dos grandes lagunas: no combate con eficacia el fracaso escolar ni presenta un marco adecuado para la superación del nivel educativo en nuestro país y, lo que es más grave, rompe con los principios del consenso constitucional en materia de derechos y libertades educativas. La propuesta del Gobierno socialista falla por tanto en el fondo y en la forma. No debemos olvidar que si Zapatero paralizó la aplicación de la LOCE utilizando el argumento de que esa ley no había nacido con el consenso social y político necesario, a la nueva ley de educación se le puede aplicar la misma medida. Especialmente críticos con el futuro educativo son los sectores católicos, que La previsible fractura social La comparecencia de las organizaciones educativas en la Comisión parlamentaria que discute el proyecto de Ley orgánica de Educación ha puesto de manifiesto, una vez más, que si la modificación legislativa que propone el Gobierno no responde a un pacto generalizado creará una grave fractura social. En la historia reciente en España tenemos ejemplos de grandes pactos educativos como son la Declaración conjunta