Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 10 2005 59 Toros FERIA DEL PILAR Y al noveno toro descansó la afición Plaza de toros de la Misericordia. Lunes, 10 de octubre de 2005. Cuarta corrida. Tres cuartos de entrada. Cuatro toros de Martelilla- La Casa de los Toreros, incluido el sobrero (6 bis) se salvó un poco el 1 por el derecho y también el 7 y cuatro de Mary Carmen Camacho, sin fuerza y descastados; destacó el buen 8 con matices. Paulita, de blanco y oro. Estocada delantera (petición y saludos) En el quinto, pinchazo y estocada (silencio) Manzanares hijo, de sangre de toro y azabache. Media estocada (silencio) En el sexto, estocada (silencio) Alberto Álvarez, de grana y oro. Dos pinchazos y estocada delantera (silencio) En el séptimo, pinchazo y estocada corta (silencio) Serranito, de canela y oro. Media estocada baja (silencio) En el octavo, estocada tendida y trasera. Aviso (oreja) Perera: Es injusto que en un año tan duro se cuestione la verdad del toreo b Se recupera de una cornada de 25 centímetros en el muslo y espera recibir el alta el jueves ZABALA DE LA SERNA ZARAGOZA. Dobló el noveno toro y la afición respiró como quien se desprende de una carga demoledora. Un descanso que no alivia la paliza de la riñonada y de la vista, que no mitiga la pesadumbre de tanto toro feo, inválido y descastado. Las corridas de cuatro matadores pasaron a la historia con razones abrumadoras. Pero los Chopera quisieron dar chance a dos toreros de la tierra para ocupar el puesto de Miguel Ángel Perera, cuando con uno hubieran cubierto el expediente y habrían mejorado las cuentas: se agradece, en nombre de la torería maña, la apuesta y el detalle, al que se sumó a última hora otro aragonés más para la plaza vacante de Manuel Díaz El Cordobés Paulita, Alberto Álvarez y Serranito habían iniciado con buen pie la Feria del Pilar, como ya ha contado Ángel González Abad. De los tres espadas baturros, Serranito se llevó el gato al agua precisamente con el noveno toro, con lo cual el respiro de los aficionados se duplicó por oxigenar a la vez los ojos de la debacle ganadera que arrastró la vertiente artística y dar descanso al nalgatorio. Serranito se ayuda con la espada en un ceñido natural El noveno, que pertenecía a Mary Carmen Camacho, salvó, en parte, el honor de la divisa de la casa, triturado por la invalidez de sus grandones hermanos, demasiado para lo que siempre ha sido su tipo. O al menos se salvó él, con algunos matices, por el pitón izquierdo. Serranito aprovechó su único cartucho, puesto que el primero de su lote se quebró una mano en el tercio de banderillas, sin posibilidad de volver atrás. Paúl Abadía, nombre de civil de Serranito, puso toda su voluntad desde las largas cambiadas del saludo y templó la embestida en tres tandas de naturales apurando hasta la última gota, pero con la espada demasiadas veces como ayuda. Atrapó el trofeo con una estocada trasera y tendida, suficiente. Al lío de desenmarañar la crónica de tan amplio cartel se suma el anuncio de dos ganaderías: Martelilla- La Casa FABIÁN SIMÓN de los Toreros- -cinco, sobrero incluido- -y Camacho, que para que ustedes no se desesperen mucho como en un sudoku fueron (comprobar con ficha) tercero, quinto, sexto (devuelto) y octavo (noveno en realidad por la suma del sobrero) Hagan sus cuentas, que yo sigo: Paulita esbozó su cualitativamente alto concepto del toreo en unas verónicas y en los escasos derechazos que aguantó el primero; con el tullido quinto fue imposible. José María Manzanares hijo se estrelló con técnica y voluntad con su lote y Alberto Álvarez quiso más que pudo con el destartalado séptimo, que se desplazó para allá y para acá sin clase; nada en su haber tampoco con el apagado tercero. Los tres maños se aplicaron en quites, de los que Manzanares se ausentó; Paulita y Serranito vivieron su particular mano a mano, como el otro día. ROSARIO PÉREZ MADRID. La sangre se deslizaba por la taleguilla y no le importó. Miguel Ángel Perera continuó en el ruedo de Las Ventas, con el muslo izquierdo abierto, frente a un toro con dos pitones de pavor. Para que luego se hable de la comodidad de los que se visten de luces advierte Perera, ingresado en la clínica madrileña de La Fraternidad tras su percance del sábado en la Feria de Otoño. En una temporada tan sangrienta, se lamenta de los ataques a la Fiesta: Es muy injusto que se cuestione la verdad del toreo y digan que aquello que hacemos delante del toro es mentira, cuando está lleno de autenticidad. Y más aún en un año en el que han resultado heridos muchos toreros, entre ellos, las máximas figuras Pese al dolor de la cornada, la búsqueda inagotable del éxito le impulsó a permanecer en la plaza: La gente se metió en la faena desde el principio, y tenía que redondearla. No podía dejar escapar el triunfo. Sentir el reconocimiento de esta afición es fabuloso El extremeño vio recompensado su esfuerzo con una oreja, que me supo a gloria Perera cumplía en Las Ventas el paseíllo número 47 de una temporada ascendente, con tardes muy emocionantes, como los dos indultos en Murcia, y esta guinda de Madrid, la más importante de todas por el escenario Antoñete recibe en Madrid el Tranvía de Oro de Gijón JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES CHEMA BARROSO MADRID. Antonio Chenel Antoñete ha recibido en el restaurante madrileño Casa Parrondo el Tranvía de Oro que otorga la peña Cocheras de Gijón, llamada así por tener su sede en las antiguas cocheras de los tranvías de la villa de Jovellanos. Casi todos los miembros de la entidad se trasladaron a Madrid para entregar esta condecoración a Antoñete. El Tranvía de Oro se suele conceder a personas que aúnen la pertenencia o afición al mundo de los toros y alguna relación con Asturias. En el caso excepcional de Chenel, se premió su magistral torería en el ejercicio taurino de 1999. En la imagen, el presidente de la peña, Aquilino Tuya, impone el prestigioso galardón al torero madrileño.