Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LAS SECUELAS DEL TERREMOTO ASIÁTICO MARTES 11 10 2005 ABC Gobierno sobre una tumba dice el primer ministro de Cachemira bajo control paquistaní Centenares de miles de personas sin casa y sin ayuda en las zonas afectadas por el terremoto la guerra sigue entre las ruinas: militantes islamistas degollaron ayer a todos los varones de dos familias hindúes que habían sobrevivido al seísmo ABC ISLAMABAD. La situación que vive en estos días la Cachemira bajo control de Pakistán fue descrita ayer de forma gráfica por el primer ministro de la región, Sikander Hayat Khan: Gobierno sobre una tumba El máximo responsable administrativo de Azad Kashmir, o Cachemira Libre, el nombre oficial que da Pakistán a este territorio disputado con la India, realizó sus declaraciones a la Prensa en la tienda de campaña que se ha convertido en su oficina provisional, plantada sobre el césped de su residencia oficial en la capital de la región, Muzzafarabad, ciudad en ruinas al setenta por ciento. Los miembros de la administración de Kahn, desbordados por la catástrofe, han conseguido persuadir a su jefe de abandonar el edificio ante el riesgo de que se derrumbe. Durante los dos primeros días lo único que hicimos es cavar, primero para sacar cadáveres de los escombros y después para enterrarlos añade. Aunque pasarán al menos tres semanas hasta poder evaluar con cierta exactitud la magnitud real de los daños, dado lo inaccesible de muchas zonas afectadas, las peores previsiones se confirman e incluso se van acrecentando. Expertos en la zona aseguran que hay con toda probabilidad más de 30.000 muertos y la cifra podría inclub Para algunos, so superar la de 40.000. Alrededor de tres millones de personas se han visto afectadas por el terremoto. Los militares paquistaníes y los efectivos de las organizaciones no gubernamentales tratan de abrirse camino hacia las extensas áreas que todavía no han podido recibir ningún tipo de socorro. Tres días después del seísmo, las probabilidades de recuperar supervivientes son muy escasas, pero los socorristas intentan librar aún una última carrera contrarreloj. El niño de diez años Shabaz Khan es rescatado de entre los escombros (arriba, a la izquierda) Sobre estas líneas, el abuelo del pequeño besa su mano conducen hasta la Cachemira bajo control paquistaní fueron reabiertas ayer, pero los pueblos sólo pueden recibir ayuda por medio de helicópteros, de los que Pakistán cuenta con un número muy limitado. Las zonas afectadas por el seísmo son un escenario dantesco en el que cientos de miles de personas deambulan a la intemperie como sonámbulos, entre las ruinas de sus casas. En cuanto llega algún cargamento de ayuda, las multitudes de desesperados se apropian de ellos de forma totalmente descontrolada, ante la impotencia de la Po- AP Y EPA Dos rescatados con vida En zonas urbanas, una persona puede aguantar atrapada entre bloques de hormigón, pero esto es mucho más improbable cuando se trata de casas de ladrillos y adobe. Así ocurrió ayer, cuando un niño de 10 años, Shabaz Khan, fue rescatados de entre los restos de un edificio en Islamabad. Entre los mismos escombros fue rescatada con vida una mujer. Las dos principales carreteras que licía, que tampoco puede hacer frente al pillaje y la anarquía. Buena parte de los paquetes que lanzan los helicópteros contienen sudarios cortados en una sola pieza para poder enterrar a los muertos como prescribe el Islam. El dolor no ha bastado para frenar siquiera momentáneamente todos los odios. Los habitantes del pueblo de Rajnagar, afectado por el seísmo, se felicitaban ayer por no haber tenido que lamentar ninguna víctima, pero durante la noche varios islamistas entraron en la casa de dos familias hindúes y cortaron el cuello a todos los varones. Hemos perdido toda una generación ABC ISLAMABAD. En las zonas más afectadas se ha perdido toda una generación. La mayoría de las víctimas son niños El portavoz de las fuerzas armadas paquistaníes, el general Shaukat Sultán, destacaba ayer este dramático aspecto de la catástrofe que se vive en el país asiático y que la comunidad internacional, incluida España, intenta ahora paliar con su apoyo. La desgracia ha conseguido lo que no logró un largo y tortuoso proceso de paz, unir a los viejos rivales que son Pakistán y la India. Islamabad aceptó ayer la oferta de ayuda de Nueva Delhi y un avión indio lleva hoy un importante cargamento de ayuda a su vecino. El Gobierno de Pakistán declaró ayer estar abrumado por la forma en que el mundo se ha volcado en el envío de socorro. Estados Unidos ha destinado el paquete más importante de ayuda a su gran aliado regional, 50 millones de dólares. Mientras, el primer avión de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) despegó ayer rumbo a Islamabad con un equipo de cuarenta personas entre bomberos y sanitarios. En la zona ya trabajan efectivos de la ONG Bomberos Unidos sin Fronteras (BUSF)