Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 10 2005 11 Los socios del Gobierno no acudirán a la celebración de la Hispanidad, que Bono recupera como Fiesta Nacional La Guardia Civil se incauta de mil kilos de cocaína en Tarragona y detiene a cuatro traficantes canadienses Vázquez se suma a la revuelta en el PSOE con el texto catalán: Me da urticaria Bono: España ya era una nación cuando EE. UU. andaba en mantillas b Ruiz- Gallardón cree que la refor- ma del Estatuto apunta a la ruptura del pacto constitucional y revela que cuenta con el rechazo de la mayoría de ayuntamientos S. N. MADRID. Una nueva voz- -aunque no precisamente sorprendente- -se sumó ayer a la revuelta interna que vive el PSOE tras la llegada del Estatuto de Cataluña al Congreso de los Diputados. Fue la del alcalde socialista de La Coruña y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Francisco Vázquez, quien en tono muy expresivo fue más allá del debate sobre la constitucionalidad o no del Estatuto o sobre su carácter insolidario con el resto de Comunidades autónomas. A Vázquez, el Estatuto sencillamente le produce urticaria. El regidor firmó ayer en Madrid, junto al alcalde de la capital, Alberto Ruiz- Gallardón, y los primeros ediles de Córdoba, Rosa Aguilar, y Tenerife, Miguel Zerolo, un convenio patrocinado por el ministro de Defensa, José Bono, para facilitar el acceso de militares a las distintas Policías Locales una vez que concluyan sus contratos con las Fuerzas Armadas. Francisco Vázquez Presidente de la FEMP Sólo he leído el preámbulo y me ha impactado de tal manera que he parado. Es un desconocimiento absoluto de la realidad de lo que es esta nación, de lo que es España. A mí me da urticaria José Bono Ministro de Defensa Cuando Estados Unidos, Alemania o Italia andaban en mantillas, llevaba ya España unos cuantos siglos como unidad política, como nación Alberto Ruiz- Gallardón Alcalde de Madrid Los Ayuntamientos rechazan en su inmensa mayoría la ruptura del consenso constitucional y defienden la nación española tebra, le da razón, naturaleza y sentido Por eso, sólo el preámbulo me da urticaria Vázquez se sumó así a las tesis de secretarios generales socialistas como Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Manuel Chaves, José María Barreda o Rafael Simancas, que defienden que nadie es quién para cambiar la estrategia territorial que el PSOE se otorgó a sí mismo en el Consejo Territorial celebrado en Santillana del Mar en 2003. Allí, los socialistas sentaron las bases de una reforma del modelo de Estado, pero respetuoso con la Constitución. Y, según Vázquez, Pasqual Maragall ha pasado sin mira- mientos por encima de ese acuerdo, que vinculó a todos los socialistas. El ministro de Defensa no se alejó mucho del mensaje de Vázquez. Tras agradecer a los alcaldes firmantes del acuerdo que dejaran atrás sus diferencias ideológicas para suscribirlo, Bono dijo que beneficia a España a la que definió como una unidad política y una nación antes de que existieran naciones tan poderosas como Estados Unidos, como Italia o como Alemania Cuando estos países andaban en mantillas, llevaba ya España unos cuantos siglos como unidad política, como nación añadió Bono para dejar sentado que, en su opinión, Cataluña nunca debe ser una nación y que tal autodefinición deberá ser rechazada en el Congreso. Rechazo generalizado También anduvo muy duro el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, del PP, quien sostuvo abiertamente que el proyecto de Estatuto catalán plantea romper el pacto constitucional de 1978 Gallardón aseguró que los Ayuntamientos, en su calidad de administraciones más cercanas a los ciudadanos, rechazan en su inmensa mayoría la ruptura del consenso constitucional y defienden la nación española Queremos que nuestra voz en defensa de la solidaridad y de la vertebración de aquello que queremos, que es la nación española, sea oída dijo para recordar que el Estatuto catalán alcanza tal grado de intervencionismo que llega a limitar los vigentes poderes que tienen las Corporaciones Locales catalanas en beneficio de la Generalitat y el gobierno autonómico. Más allá aún, Ruiz- Gallardón defendió la tesis de que el Estatuto no implica sino una reforma encubierta de la Constitución, algo que es imposible si lo pretende una instancia autonómica de forma unilateral Ibarra no pudo acudir y Chaves guardó silencio A la Ejecutiva del PSOE de ayer no asistió Juan Carlos Rodríguez Ibarra por compromisos institucionales en Extremadura. Sí lo hicieron el presidente del partido, Manuel Chaves, quien optó por guardar silencio en el debate pese a que rechaza con contundencia el Estatuto por inconstitucional e insolidario con el resto de Comunidades, y el primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, quien defendió la recuperación de las casi 60 enmiendas del PSC que naufragaron en el Parlamento catalán como fórmula para constitucionalizar el texto sin irritar a sus socios de gobierno. Me ha impactado de tal manera... Vázquez mantuvo que conviene desdramatizar el debate abierto en torno al Estatuto catalán y dijo que no sería él quien contribuirá a agrandar el gran barullo que el texto ha formado. Pero a continuación recurrió a la ironía para desautorizarlo de plano. Lo único que he leído es el preámbulo y me ha impactado de tal manera que he parado. Aún no he leído el articulado... pero lo del preámbulo es un desconocimiento absoluto de la realidad de lo que es esta nación, de lo que es España España- -añadió- -viene definida por su historia, que la ver-