Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 10 2005 Opinión 7 centraciones, de 2 de marzo de 2001, que contiene un conjunto de orientaciones y principios destinados a facilitar a los interesados la elaboración de propuestas de compromisos. LA ESPUMA DE LOS DÍAS pio de proporcionalidad y que las restricciones de derechos deben ser razonables y razonadas; (aquí debe citarse un auténtico leading case en esta materia, como fue la Sentencia del Tribunal Supremo en el asunto Prosegur de grato recuerdo personal) Se echa de menos, en todo caso, la existencia de unas reglas procedimentales consolidadas, extraídas de precedentes, de los casos tramitados y resueltos con anterioridad, que sin duda aportarían una considerable seguridad jurídica a los interesados. No existe, en nuestro país, un documento similar a la Comunicación de la Comisión Europea sobre soluciones aceptables en materia de con- Ya llama la atención, de entrada, que esas soluciones aceptables se refieran a compromisos propuestos por las partes. En efecto, en Derecho comunitario, cuando una concentración plantea problemas de competencia, son los interesados los que pueden presentar propuestas de compromisos, que normalmente se refieren a cesiones de activos. Los requisitos de esas propuestas, el momento en que deben presentarse (que puede ser previo a la notificación) y la forma en que deben ser evaluadas se encuentran detallados de manera precisa. ¡Qué distinto de esas autorizaciones y condiciones unilaterales, que son hoy todavía la terminación normal de los procedimientos de concentración en nuestro Derecho! (la ley española prevé una terminación convencional, que nunca se ha llegado a aplicar) Es esa falta de reglas y criterios consolidados lo que, a mi juicio, explica algunas dudas recientes sobre las cesiones de activos, que han surgido con ocasión de la opa de Gas Natural. Así, la ley española no dice nada- -pese a lo que se ha venido afirmando- -acerca de que la enajenación de esos activos deba hacerse mediante subasta. Esta condición se impuso en la fracasada fusión de Endesa e Iberdrola, pero no se ha exigido en las grandes fusiones (culminadas con éxito) de estos últimos años, sin que a estas alturas sepamos muy bien por qué se optó por una u otra fórmula. Pues bien, esta inseguridad no existe en el ámbito comunitario, en el que la Comunicación de la Comisión deja muy claro que el comprador deberá ser adecuado reunir unos determinados requisitos y ser aprobado por la propia Comisión, ya que la misma viabilidad de la cesión depende de la identidad del comprador (y no de su condición de mejor postor Este conocimiento previo- -y posibilidad de control por las autoridades de la competencia- -de la identidad del comprador, de su solvencia y experiencia, y de su voluntad de mantener y desarrollar la actividad cedida, son especialmente importantes cuando lo que está en juego es el futuro de un sector estratégico, como es el eléctrico. Como se dice en el citado documento comunitario existen casos en que la viabilidad del conjunto de la cesión depende, en gran medida, dados los activos que componen la actividad, de la identidad del comprador EL DIARIO DE TERE A vicepresidenta Teresa Fernández de la Vega tiene un diario. Eso ya dice mucho en su favor; para llevar un diario es preciso, además de cierta vocación literaria, disciplina y constancia, virtudes que indudablemente la adornan. A diferencia de ella, mis proyectos de diario corrieron la misma suerte que las clases de idiomas, los experimentos con el aerobic, el aprendizaje de la informática o la fatigosa aventura del punto de cruz; todos sucumbieron víctimas de una devastadora falta de constancia. Por eso probablemente Teresa Fernández de la Vega está en La Moncloa mientras yo disfruto inmerecidamente de la hospitalidad de estas páginas. CARMEN Lo de la vicepresidenMARTÍNEZ ta tiene un mérito añadiCASTRO do porque no se trata de simples apuntes tomados a vuela pluma al final de la jornada, ésos que los políticos van consignando diariamente para que no se les olvide a quién han de ajustarle las cuentas en sus futuras memorias. En absoluto. El diario de la vicepresidenta huye de esas mezquindades, estamos ante unas reflexiones posadas, sensibles, minuciosas; con ese toque femenino capaz de dibujar la realidad en pequeños detalles: la niña que se asoma, la mano invisible que cierra la puerta, las coladas de ropa que se orean al sol, el anorak prestado por el comandante Llamas... Teresa Fernández de la Vega muestra una pintoresca vocación por convertir la intimidad en un elemento de su imagen política. No hace mucho protagonizó el mudo mejor oído de la historia con sus piadosas reflexiones sobre la indignación de los vecinos de Guadalajara después del trágico incendio del verano. Ahora nos ha dejado leer su diario. No ha querido guardarse para sí las impresiones de su viaje a Ceuta y Melilla, las ha compartido con nosotros. La vicepresidenta ha entregado el llavín de sus meditaciones a los medios de comunicación. ¿Es posible mayor transparencia? Podría haber concedido una entrevista, o unas breves declaraciones, incluso emitir un comunicado, pero no lo ha hecho... nos ha dejado leer su diario. Sabemos que pasó frío, que tenemos un Ejército estupendo y unos funcionarios entregados, que la noche es oscura y que hay mucho hambre en África. Tan sólo se echa en falta una referencia, aunque fuera pequeña, minúscula, meramente testimonial, a la desastrosa política de inmigración del Gobierno. Resulta increíble que nadie le comentara el asunto, pero tampoco vamos a ponernos suspicaces. Lo que se impone es animar a la vicepresidenta para que profundice en ese esfuerzo de transparencia y nos permita meter la nariz en otros capítulos de su diario: las visitas de Ibarreche o Artur Mas a La Moncloa, las broncas en el Gobierno por el Estatuto catalán o la digestión de las encuestas de este fin de semana. ¡Cuántas historias apasionantes! ¡Y más aún las que le quedan por escribir! L PALABRAS CRUZADAS ¿Exageran las encuestas el desgaste sufrido por Zapatero? SE LO HA GANADO pulso se ha ganado Zapatero su desgaste actual. Hay que reconocerle al presidente que se ha empeñado a fondo y que ha hecho cuanto estaba en su mano para conseguir el récord de ser el presidente que más pronto ha conseguido empezar a recorrer la cuesta abajo. En sólo dieciocho meses ha logrado que el principal partido de la oposición acorte distancias, que su imagen ande de capa caída, que los sondeos indiquen de forma unánime que no anda por el buen camino y que miembros destacadísimos de su partido y de su gobierno entonen el no es eso, no es eso Le ha costado, pero ahí está el resultado; su balance es de lo peorcito que se ha visto: promueve un estatuto autonómiPILAR co anticonstitucional, inicia negociacioCERNUDA nes secretas con ETA sin que se sepa ni qué negocia ni qué está dispuesto a dar, le mete un dedo en el ojo a Bush apoyando a Kerry, un dedo en el ojo a Merkel apoyando a Schröder y, encima, descalificándola cuando gana por la mínima. Presume de llevarse bien con Marruecos cuando Marruecos está actuando como está actuando. Abre frentes sociales sin ninguna necesidad y además se permite presumir de talante cuando lo que le falta es talante para explicar por qué toma determinadas decisiones de gobierno. Va de cráneo y el mérito es sólo suyo. Que no se lo atribuya nadie. DESGASTADO SÍ, HUNDIDO NO A C LARO que todo este proceso del Estatut, tan farragosamente gestionado que no hay manera de entender las razones y sinrazones que nos han llevado a este punto surrealista, redunda en un desgaste del presidente del Gobierno. Cómo no. Zapatero se ha implicado mucho en un asunto que dicen las encuestas que enoja a los españoles, por absurdo. Él cree, sin duda, que el lío se arreglará con la tramitación parlamentaria que descafeinará el Estatut, porque está seguro de que la suerte lo acompaña aún y de que seguirá convenciendo a tirios y troyanos de que la guerra no les conviene. Como español deseo que así sea. Es la baza que le queda, me parece, porque soy de los que pienFERNANDO san que hay aún esperanza. Tenue, peJÁUREGUI ro luz al final del túnel. Hay, cierto, cosas irreversibles: se ha ahondado un abismo entre Cataluña y el resto de España (mérito achacable sobre todo a Maragall) Pero la verdad es que las encuestas dicen, si se saca la media de todas las publicadas últimamente, que ZP está tocado, pero lejos aún de estar hundido. Es de suponer que el presidente sacará alguna enseñanza de cuanto los sondeos le están avisando. Lo contrario demostraría, de nuevo- -recordemos a Aznar- que los dioses ciegan a los hombres antes de perderlos. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate