Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 10 2005 Madrid 43 tismo laboral, la búsqueda de morosos, etcétera, sin olvidar los problemas relativos a herencias, separaciones de bienes, conductas familiares extrañas o aportaciones de pruebas en demandas y querellas judiciales. Actualmente y según Javier E. Iglesias, presidente de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (Apdpe) y de Rausa Rausa, nuestro país se encuentra a la cabeza de las exigencias científicas de esta profesión. Es precisamente uno de las naciones de la UE en la que los detectives privados tienen una formación universitaria de tres años en centros homologados. Son los que salen mejor formados de la Europa comunitaria asegura Iglesias. En su plan de estudios figuran asignaturas que van de la psicología de la delincuencia a nociones básicas de transmisiones. Muchos de ellos son, además, titulados en criminología o licenciados en Derecho. Ello les asegura un conocimiento técnico imprescindible para manejarse en todos los ámbitos relacionados con la Justicia. La asociación está ahora peleando porque se reconozca como titularidad universitaria propia. El Ministerio del Interior es el que habilita para ejercer esta profesión y están controlados por una sección de la Unidad Central de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía. Pero también hay intrusismo revela José Antonio Novo, director de la zona centro de Detecta algo que afecta negativamente a la actividad del detective privado habilitado. En Madrid muchos profesionales están luchando por crear un colegio profesional. Conocer los hábitos de la persona investigada exige muchas horas en la calle Investigadores de oficio, una alternativa contra la violencia de género Entre las reclamaciones y propuestas que tienen los detectives españoles ante la Administración figura una muy especial por lo que tiene de novedosa y original: prestar sus servicios de oficio en los casos de las mujeres maltratadas. La propuesta fue trasladada a primeros de año a las autoridades administrativas y judiciales y tuvo buena acogida, según el presidente de la asociación de detectives, pero hasta el momento no se ha plasmado en una realidad práctica. Lo que los detectives ofrecen es su amplia experiencia en el campo de la familia donde llevan trabajando varias décadas. Muchas mujeres acuden a sus despachos para denunciarles los malos tratos que reciben ellas o sus hijos. Se les orienta y ayuda poniendo pruebas en manos de la justicia. Pero ésto sólo está de momento al alcance de quien puede pagarlo. Lo que los detectives ofrecen es una especie de turno de oficio como en el caso de los abogados, de tal manera que financiado por la Administración puedan realizar esta labor de forma gratuita a las víctimas. Lo mismo ocurre cuando se producen órdenes de alejamiento y estas pueden ser incumplidas. La policía puede no llegar a todos los casos. Entonces entraría la labor de los detectives de oficio. Presentar pruebas si estas órdenes se incumplen, vigilar los regímenes de visitas para que igualmente se ajusten a la legalidad o proteger a la hipotética víctima ante un caso de riesgo. Lo que ofrecen es actuar antes de que se produzca el delito. un comportamiento extraño, que los padres no saben dónde se mete o que un día decide desaparecer son algunos de los casos en los que trabajan. Un campo en el que el detective tiene mucho que aportar es el relacionado con la información de la empresa, la defensa de las marcas y la competencia desleal. Aquí entra la defensa de la empresa frente a las fugas de información que puedan caer en manos de la competencia por un empleado desleal, por ejemplo. Estamos en el llamado contraespionaje industrial que abarca un gran campo de actuación. Aquel delegado que crea una red paralela al de la empresa con la que trabaja para quedarse en un futuro con los clientes. La aparición en el mercado de la marca o el producto falsificado. Quién está detrás de ello. Qué redes han urdido todo este mundo de la falsificación. Son muchas horas también en la calle las que pasan estos profesionales y si en su trabajo conocen la existencia de un delito social pasan la información a la policía, Guardia Civil o juzgado. Una obligación que en definitiva corresponde a cualquier ciudadano. Seguros y herencias Otros casos tienen que ver con las herencias, los seguros, accidentes de tráfico y desapariciones. El abogado que necesita encontrar a los beneficiarios de una herencia y no sabe cómo dar con ellos. Un caso de estos ocurrió hace años. Los familiares de un deudo habían salido de España tras la guerra civil y hubo que buscar en el extranjero a los herederos de aquellos que habían salido entonces y eran los legítimos beneficiarios. Los fraudes para cobrar un seguro o la búsqueda de pruebas que arrojen luz sobre un accidente de tráfico son otros de los casos en los que trabajan estos profesionales. El empresario que desaparece y deja a sus trabajadores sin empleo de la noche a la mañana. La lista sería interminable. Como dice José Antonio Novo de Detecta es una profesión muy dura en la que pasas a veces doce o catorce horas diarias de trabajo ininterrumpido, en la que no existen las noches, los domingos o las fiestas pero que luego te proporciona la satisfacción del deber cumplido, el resolver aquello que te ha encargado un cliente Dicen que su vida no es de película, pero cuando en confianza te cuentan algo, piensas en cuántas historias se pierde el cine... Facultades La actividad del detective privado está regulada por la Ley 23 1992 que les faculta para obtener y aportar información y pruebas sobre conductas y hechos privados; investigar delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal y de la vigilancia en ferias, hoteles y exposiciones o ámbitos análogos. Como consecuencia de ello pueden obtener informaciones y datos para ser aportados como pruebas en los procesos ante juzgados y tribunales de justicia. Su limitación está en que no pueden realizar investigaciones sobre delitos perseguibles de oficio. Según Javier E. Iglesias presidente de Apdpe, la profesión de investigador privado es la respuesta que la sociedad necesita cuando va desarrollándose. Están trabajando para tener un colegio profesional en Madrid y combatir el intrusismo El contraespionaje industrial es una de las actividades que más ocupa a los detectives Es la misma sociedad la que va creando la demanda y los detectives dando respuesta a ésta. Y en este papel las nuevas tecnologías han ayudado mucho al labor de estos profesionales. No es de extrañar que comenzaran su actividad hace ya años atendiendo las necesidades más cercanas de la persona, que se sitúan en su entorno familiar, privado, los problemas de pareja y con los hijos. Esta actividad sigue ocupando hoy una parte de su trabajo pero cada vez menos. El hijo que tiene