Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 10 2005 Nacional 21 Panorámica de una reunión del Consejo de Ministros bran a intervenir en todos, o en la mayoría, de los debates que se plantean en torno a la mesa del Consejo de Ministros, aunque desborden su ámbito competencial. Son: José Bono, José Antonio Alonso, Jordi Sevilla, Jesús Caldera y Juan Fernando López Aguilar- -los dos últimos, los únicos que, además, pertenecen a la ejecutiva del PSOE- Bono y Alonso son los dos gallitos del corral a juicio de sus propios compañeros, que aluden así a los choques que han tenido con motivo de decisiones fronterizas entre sus departamentos. Si Alonso es desde la juventud amigo personal de Zapatero- -que tiene fe ciega en su competencia- Bono goza de la mejor consideración del presidente del Gobierno por su gran capacidad de trabajo y la eficacia con que resuelve cualquier asunto que le encomiende. En los asuntos en que Bono y Alonso han chocado, en la mayoría de las ocasiones Jordi Sevilla se ha alineado con las tesis de Alonso y Juan Fernando López Aguilar con las de Bono. Pero, a pesar algunos rumores interesados en sentido contrario, si del trabajo de un ministro se declara satisfecho Zapatero es del que realiza Jesús Caldera, a quien nombró ministro de Trabajo y Asuntos Sociales porque en ese cargo quería a alguien con empuje y fuerza política suficiente para sacarle el dinero a Solbes que permita ejecutar el ambicioso programa de reformas que dan al Gobierno su perfil más social. Caldera, el primer escudero y principal ariete de Zapatero en la oposición, se atiene en su proyección pública al ámbito de sus competencias ministeriales, pero en los debates a puerta cerrada del Consejo opina de casi todo, según sus compañeros. Un caso especial es el de José Montilla, cuyo peso político radica en su con- JAIME GARCÍA Bono, Alonso, Caldera, Sevilla y López Aguilar son los únicos que hablan en casi todos los debates del Consejo dición de primer secretario del PSC. Ministro de Industria, Comercio y Turismo, sólo interviene cuando se plantean cuestiones que atañen a su Departamento o afectan a Cataluña. El séptimo ministro, Miguel Ángel Moratinos, se limita a su condición de especialista en política exterior. sólo seis miembros del Gobierno- -entre ellos los dos vicepresidentes- -tienen un grado de conocimiento superior al 50 por ciento y sólo cinco salvan el listón del aprobado en su valoración. nunca consideró que entre sus obligaciones estuviera la interlocución con los periodistas que cubren la información del Gobierno- quien de verdad ha hecho ese trabajo y se ha fajado contra las inercias administrativas es el director del Área de Nacional, Julián Lacalle. A Barroso, que se ha ocupado más de la imagen y los discursos de Zapatero, así como del trato con editores y empresarios, se le atribuye también el mérito de haber ordenado el panorama audiovisual y sentado las bases de la desgubernamentalización de TVE. Aunque había pactado con Zapatero que sólo estaría en el arranque de la legislatura, su marcha se produce cuando ya habían trascendido sus desavenencias con María Teresa Fernández de la Vega, José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, y también a escasas fechas de que se aprueben las nuevas concesiones de televisión, a las que aspira alguna empresa de la que es accionista un amigo muy próximo. La elección de Moraleda obedece al deseo de Zapatero de abrir una nueva etapa en la política de comunicación del Gobierno, más acorde con el tiempo que se aproxima a la segunda fase de la legislatura. El presidente buscaba a alguien con perfil político que haga rotaciones con Blanco y Rubalcaba para dar réplica puntual a los Acebes, Zaplana... En fuentes próximas cuentan que Zapatero hizo un repaso por el listín de diputados y por el fichero de altos cargos, y que cuando llegó a Moraleda, que ya había colaborado con él en la oposición, no siguió. El cambio de Barroso por Moraleda A pesar de este agujero Zapatero no se plantea hacer cambios en su Gabinete, entre otras razones porque todos los ministros tienen ahora entre manos proyectos importantes Lo que ha decidido es fortalecer el flanco político de la comunicación del Gobierno, y esto tiene mucho que ver con la sustitución de Miguel Barroso por Fernando Moraleda como secretario de Estado de Comunicación. Fuentes próximas al presidente del Gobierno dicen que éste considera a Barroso brillante y que le atribuye el mérito de haber asentado una política informativa abierta Pero, aunque el mérito se lo lleva Barroso- -que EDIFICIOS EN MADRID CALLE MODESTO LAFUENTE PASEO DE EXTREMADURA CALLE GENERAL DÍAZ PORLIER VENDE DIRECTAMENTE PROPIEDAD TELÉFONO 91 541 44 77 Las ministras, en segundo plano Llama la atención que entre quienes tienen menor peso político y proyección mediática estén las siete ministras, lo que se atribuye a que ocupan las carteras más técnicas a que hasta ahora las mujeres han tenido una menor proyección pública en la política y al hecho de que el carácter paritario del Gobierno les resta la prima de la excepcionalidad. Zapatero tiene muy en cuenta el componente mediático de la política actual. Encarna el prototipo del dirigente demócrata moderno que sabe interpretar las claves de la política en la era de la mediocracia la política informacional en expresión del profesor Manuel Castells La era de la información quien explica que no es que toda la política pueda reducirse a imágenes, sonidos o manipulación simbólica, pero, sin ellos, no hay posibilidad de obtener o ejercer el poder pues son el instrumento para llegar a la sociedad y, de este modo asegurarse el apoyo de suficientes ciudadanos Según el último barómetro de ABC, correspondiente al mes de septiembre,