Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA MARCHA NEGRA LOS DRAMÁTICOS TRASLADOS LUNES 10 10 2005 ABC Marruecos envía de un desierto a otro a 600 subsaharianos, esposados, hacinados y sin comida ni agua Las repatriaciones en avión sólo afectan a ciudadanos de Mali y Senegal marroquíes denuncian que en dos convoyes que iban al Sahara Occidental viajaban también embarazadas y niños en penosas condiciones L. DE VEGA C. MORCILLO BUARFA (MARRUECOS) MADRID. El drama humano de los cientos de subsaharianos que Rabat abandonó en el desierto se está agravando por horas. Cuando el Reino alauí parecía acariciar un acuerdo con los embajadores de los países afectados, una nueva maniobra en el sentido opuesto de lo dictado por los derechos humanos ha llevado a la desesperación a numerosos inmigrantes. Los autobuses se quedan cortos porque los viajes que han de hacer son interminables. Por un lado, senegaleses y malienses, un millar aproximadamente, con destino a Uxda, unos 300 kilómetros al norte de Buarfa, donde fueron concentrados a lo largo del sábado. Y por otro, y aquí vino ayer la más desagradable de las sorpresas, decenas de autocares partieron en dirección opuesta y con parada final desconocida. En su interior se agolpaban cientos de inmigrantes con las manos atadas b Las ONG españolas y que suplicaban agua a través de las ventanillas. Según han podido confirmar ONG españolas y marroquíes, estos viajes organizados a toda prisa por Rabat sin ningún miramiento con los subsaharianos están teniendo su origen no sólo en Buarfa, sino en otras zonas del país como Nador o Tánger. Se vivieron escenas vergonzosas cuando miembros de la Asociación de Amigos y Familiares de Víctimas de la Inmigración Clandestina de Marruecos intentaron mediar con las Fuerzas de Seguridad para que los traslados se llevaran a cabo de una forma más digna. Cuando uno de los convoyes paró a repostar combustible, desde las ventanillas se lanzaban botellas de agua vacía para que las llenaran los que, desde abajo, contemplaban la penosa escena. Uno de los inmigrantes intentó escapar por una ventanilla, pero su compañero, al que estaba esposado, no le acompañó en el intento. A primeras horas de la tarde, SOS Racismo confirmaba la llegada de un autobús a la ciudad de Tan Tan con una decena de mujeres, algunas embarazadas, y nueve niños. Casi todos eran de nacionalidad nigeriana y habían salido de Tánger, distante más de 1.000 kilómetros del punto de origen. A falta de más informaciones de los miembros de organizaciones humanitarias que lograron seguir a las caravanas, todo apunta a que los traslados se están llevado a cabo en dirección al suroeste de Marruecos, cerca de la frontera con el Sahara Occidental. Algunas ONG no descartan que ya se hayan producido nuevas muertes. Médicos sin Fronteras (MSF) informó ayer por la tarde que estaban siguiendo a dos convoyes distintos, en los que viajarían en torno a unas 600 personas. La primera caravana es la ya descrita que partió de Tánger y en ella se incluía un autobús con congoleños que sufrió una avería y se retrasó del resto del grupo. La segunda con origen en Buarfa está integrada por ciudadanos de Ghana, Guinea- Bissau, Guinea Conakry, Camerún y Costa de Marfil, entre otros, según los contactos telefónicos mantenidos por miembros de la ONG con los inmigrantes. A media tarde de ayer ya habían pasado por la ciudad de Ouarzatze, en idénticas y terribles condiciones que los otros subsaharianos: ni agua ni comida en las últimas horas con el agravante de que ya habían permanecido en el desierto, en torno a El Aouina- Souatar, tras ser abandonados por la policía marroquí la primera vez. Al otro lado del muro Las rutas de las expulsiones 1 Un convoy con 200 ó 300 subsaharianos viajan desde Tánger y alrededores hacia el Sáhara. Ayer habían atravesado ya la ciudad de Tan- Tan. Van esposados, sin agua ni comida Málaga Tánger Gibraltar Mar Mediterráneo Ceuta Oran Melilla Oujda MARRUECOS 2 Unos 300 subsaharianos salieron de Bouarfa y pasaron por Ouarzazate (la puerta del desierto) Viajan en las mismas condiciones que el otro grupo 3 300 senegaleses que habían sido abandonados en el desierto (El Aouina- Souatar) Rabat llegaron a Bouarfa y fueron trasladados a Oudja. 600 Casablanca malienses hacen la misma ruta bajo custodia 1 marroquí Océano Atlántico 3 Bouarfa 2 Marrakech Ouarzazate El AouinaSouatar Béchar Desierto del Sahara Agadir Tan- Tan Ifni Tindouf SAHARA OCCIDENTAL MAURITANIA Adrar Los ciudadanos de Mali y Senegal serán repatriados en avión ARGELIA El coordinador de Inmigración de MSF, Carlos Ugarte, manifestó a ABC su inquietud por el destino final de los últimos convoyes. Estamos preparando un equipo de urgencia con ayuda humanitaria a la expectativa de averiguar dónde los van a abandonar esta vez Lo único claro es que les aguarda, de nuevo, el desierto que ya conocen por el derecho y por el revés. Ahora, las conjeturas se disparan sobre si Rabat llevará a los subsaharianos al Sahara Occidental o, por el contrario, los conducirá al otro lado del muro levantado para confinar a los saharauis. No lo descartamos y ahí sí que no podríamos acceder las ONG, sólo les quedaría huir a Mauritania o Argelia precisa Carlos Ugarte. Hasta Buarfa, cerca de la frontera con Argelia, se han desplazado varios diplomáticos subsaharianos para intentar poner orden dentro del caos y mediar para lograr el retorno de sus nacionales a casa- -la medida sólo afecta a Mali y Senegal- Pero algunos se han encontrado con desagradables sorpresas como el primer consejero de la Embajada de Guinea Conakry, Abubakar Sillah, que después de cerrar un pacto en la sede del Ministerio de Exteriores en Rabat vio indignado cómo el grupo de 69 inmigrantes por los que iba a interceder desaparecieron sin dejar rastro. Sillah fue testigo de cómo se llevaban esposados a algunos de ellos en uno de esos siniestros viajes. Nada Los inmigrantes lanzaban botellas por las ventanillas de los autobuses para que se las rellenaran de agua Un diplomático de Guinea- Conakry vio cómo se llevaban a sus nacionales pese a cerrar un acuerdo con Rabat pudo hacer por impedirlo. Ahí va gente nuestra fue lo único que pudo gritar. Al caer la tarde seguían saliendo de Buarfa autobuses con destino a Uxda. Entre 200 y 300 malienses y senegaleses quedaban todavía anoche en los barracones infectos en los que se cobijan desde que fueron rescatados del desierto. En cuanto a los contingentes que salieron hacia el suroeste de Marruecos, ya entrada la noche, algunos habían sobrepasado la frontera del Sahara Occidental y se dirigían en dirección a su capital, El Aaiún, según comentaron fuentes de SOS Racismo. Las paradas se habían limitado a los rezos de los marroquíes, momento en el que los subsaharianos aprovechaban para hacer sus necesidades, eso sí, esposados. Esta es la situación que hoy se encontrará a su llegada a Rabat el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, cuyo objetivo es acelerar la solución de los problemas y que tiene orden expresa de Zapatero de atender a los deportados.