Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 10 2005 Madrid ORGANIGRAMA Y CEREMONIAS DE INICIACIÓN 43 RADIOGRAFÍA DE LAS BANDAS JUVENILES (Y VI) Méritos: sexo, euros y adeptos Sexo. El ingreso en la banda es voluntario, aunque exige someterse a determinas pruebas, en el caso de las mujeres, de índole sexual. Lo mismo sucede si desean ascender en el escalafón: se ven obligadas a mantener relaciones sexuales con los coronas king etc. Financiación. Los fondos los recolectan entre los propios miembros. Cada militante debe entregar semanalmente una determinada cantidad al jefe de capítulo: de 2 a 6 euros. A veces roban para no ser lesionados como castigo por incumplir el código. Lo recaudado- -60 o 90 euros- es entregado al mando central de la banda. Recompensas. Con el dinero recaudado se premia la captación de adeptos: unas deportivas o sudadera de marca... Éste también se emplea en ayudar a los miembros que no tengan recursos y en llevar comida o ropa a quien lo necesite si está en la cárcel o dificultades. bro se compromete a no abandonar nunca. Los LK realizan un juramento: Juro respetar mi corona sobre todas las cosas. Hacerla respetar con mi vida. Proteger a los hermanos. Respetar y obedecer a mis superiores. Ser fiel a la nación pase lo que pase. Y acatar este juramento hasta la muerte Entre sus funciones está la de captar adeptos, asistir a las reuniones, y cumplir las normas. De lo contrario, es castigado o lesionado. Los tatuajes les ayudan a eludir a la policía y a los rivales. En Suramérica están muy extendidos: se pintan todo el cuerpo EPA Ellas también quieren ser reinas Para una chica del entorno de estos grupos, su mayor aspiración es estar bajo el manto de protección de rey Conseguirlo figura entre sus objetivos, por lo que ennoviarse con chicos pertenecientes a bandas es muy frecuente en mujeres latinoamericanas. Éstas, además, ejercen un papel activo y suelen guardar las armas- -las cachean menos- Estas pandillas son extremadamente machistas y consideran a las mujeres objetos de su propiedad. Su cultura hace que éstas acepten de buen grado el cumplimiento de los deseos de su dueño y señor y, las relaciones sexuales son el frecuente peaje a pagar. Ello se traduce en que, si una joven mantiene una relación con un militante y un superior se fija en ella, deberá consentir mantener sexo con él. Supondrá un ascenso en el escalafón para ellas si el jefe lo considera oportuno, pero si no... Esto sucede también aunque la chica no sea del grupo: si está en el entorno y tiene relaciones de amistad con algún miembro. Sin embargo, entre las normas de estas bandas está la de la protección de la mujer. Lo que sucede es que lo utilizan de un modo peculiar. Un ejemplo de ello son las reyertas que se originan porque un chico ha mirado a la acompañante de otro. Lo consideran una afrenta hacia su hombría y la defienden a ultranza. Irrumpen los tatuajes y las armas Los militantes no conocen a la cúpula. La de los LK es la que sigue: corona suprema o inca supremo; cacique supremo; coronas (se ocupan de la economía, seguridad, armas... y reyes, auténticos miembros de la banda, a cargo de una pandilla. Organizan el territorio por capítulos- -un área geográfica- encabezado por el respectivo jefe. Los miembros de la ejecutiva son los más mayores: de 18 a 25 años; mientras que el grueso tiene de 12 a 15. Cada rango se identifica de un modo concreto en sus saludos: el puño para la base y la corona, su mayor símbolo, de 3 ó 5 puntas, para coronas y reyes. Los tatuajes, habituales en el otro lado del charco, donde se pintan el cuerpo entero- -hasta los párpados- están irrum- piendo en España, aunque en menor medida. Los utilizan para identificarse entre ellos, en sustitución a sus vestimentas de rigor. Con ello, además de eludir a la Policía, hacen lo propio con sus enemigos. También están empezando a usar armas de fuego, indica Jesús Perdiguero, educador social. 6 de enero: San King Algunos tienen sus propias fiestas. Así, la de los LK es el 6 de enero. El ascenso a king hay que ganarlo robando o cometiendo actos violentos. La fidelidad está entre sus máximas, por ello, las amenazas, extorsiones y agresiones son el precio a pagar por la traición; en ocasiones tienen que cambiar de ciudad. Y es que, como figura en su manifiesto: La nación es mi deber ustedes son mi poder y como un corona de los LK pongo a Dios por testigo que a la nación le cumpliré