Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 DOMINGO 9 10 2005 ABC Internacional Residentes de Islamabad atrapados por el derrumbe de un edificio AP Más de 3.000 muertos en Asia tras un devastador terremoto con epicentro en Pakistán El seísmo, de escala 7,6, afectó sobre todo a la región himalaya de Cachemira Equipos de socorro trasladan a uno de los heridos en la capital paquistaní b Muchos dormían cuando ocurrie- Un peligro permanente El seísmo de ayer en Asia es una de las manifestaciones inevitables pero imprevisibles del fenómeno de la tectónica de placas que pone en peligro permanente algunas zonas de la Tierra. Este terremoto es el resultado del choque de dos continentes, el continente indio y la placa eurásica explicó a France Presse un sismólogo del Observatorio de Estrasburgo. India avanza hacia el norte unos dos centímetros por año, provocando dramáticos seísmos. Este no es sorprendente, puesto que se trata de un gran clásico de la tectónica de placas afirmó Henri Hassler. Durante mucho tiempo, los científicos pensaron que la superficie de la tierra no se movía. Pero en 1912, el alemán Alfred Wegener explicó que los continentes son una especie de placas que derivan sobre los fondos oceánicos. tó el portavoz de las Fuerzas Armadas, el teniente general Shaukat Sultan, quien subrayó que este tipo de catástrofe nunca se había visto en la historia de Pakistán Mientras tanto, en el noroeste del país fronterizo con Afganistán, el último saldo fue de 1.700 muertos, indicó el jefe de la Policía de la provincia, Rifaat Pasha, que dijo que el balance aumenta cada hora Entre las víctimas mortales se encon- ron los temblores, en una franja de naciones separadas por 2.000 kilómetros, desde la zona norte de Afganistán hasta Bangladesh ABC ISLAMABAD. Más de 3.000 personas murieron en el terremoto que sacudió ayer el norte de Pakistán e India y el noreste de Afganistán. Un seísmo que enterró a niños en sus escuelas, derrumbó dos bloques de viviendas en Islamabad y redujo a escombros poblaciones enteras de zonas montañosas. Las cifras de víctimas mortales no hicieron más que aumentar desde que, a las 3: 50 horas GMT, se registró un fuerte seísmo de 7,6 grados en la escala Richter en la zona de Cachemira administrada por Pakistán, que dejó una estela de muerte y destrucción en ese país y en la India. La mayoría de las víctimas se produjeron al desplomarse edificios, muchos de ellos a ambos lados de la Línea de Control que separa las zonas paquistaní e india de Cachemira, o sepultados por corrimientos de tierra que obligaron a cerrar muchas carreteras. Sólo en la provincia de la Cachemira paquistaní, el balance podría ser de varios miles de muertos según apun- trarían cerca de 200 militares que custodiaban la frontera. Pueblos enteros fueron arrasados en Pakistán por este seísmo, por lo que también algunas organizaciones no gubernamentales consideraron ayer que la cifra de víctimas mortales sería al final de varios miles. En la India, al menos 300 personas resultaron muertas a causa del terremoto en la zona de Cachemira bajo control de Nueva Delhi, entre ellos 36 soldados, según datos ofrecidos por el Gobierno indio tras celebrar una reunión de emergencia. En Afganistán también se contabilizaron víctimas mortales, pero la lejanía de las zonas afectadas, en el extremo noroeste del país, impedía a las autoridades hacer un balance detallado. En estos tres países, los heridos se cuentan por decenas de miles. Extranjeros muertos Un centenar de personas quedaron atrapadas en Islamabad entre las ruinas de dos bloques de apartamentos derrumbados por el potente seísmo. En el complejo Margala Towers, formado por 75 apartamentos, vivían principalmente trabajadores emigrantes y paquistaníes de clase media. Un militar que supervisaba las operaciones de rescate dijo que 82 personas fueron rescatadas con vida, al tiempo que se recuperaron once cadáveres. He visto cuerpos mutilados y personas con vida, pero atrapadas señaló el capitán Asam. Dos japoneses, un hombre y un niño, murieron en el derrumbe de los edificios, mientras que una mujer de esa nacionalidad resultó herida, según fuentes hospitalarias. Un egipcio murió y otro quedó herido, al igual que dos bosnios y dos sudaneses, informaron fuentes oficiales. Por si la desgracia fuera poca, las fuertes lluvias y granizo caídos ayer por la noche sobre Pakistán dificultaron el rescate y las condiciones de miles de personas que debían pasar la noche a la intemperie. El Servicio Meteorológico advirtió de que podrían producirse fuertes temblores en las próximas 48 horas, por lo que pidió prudencia a la población afectada. Al cierre de esta edición se habían producido diecisiete réplicas del fuerte terremoto de magnitud mayor a los cinco grados, pero no se informó de los daños. El seísmo se notó a primera hora de la mañana, cuando mucha gente dormía, en una franja de naciones de 2.000 kilómetros, desde la zona norte de Afganistán hasta Bangladesh, pero tuvo un efecto destructor sobre todo en Pakistán y la India. Su epicentro estuvo en la zona de Cachemira bajo control paquistaní, una estrecha franja de terreno montañoso cerca de la frontera con la India y Afganistán.