Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 10 2005 Internacional 31 Los paramilitares de Colombia suspenden sus desmovilizaciones La medida añade obstáculos adicionales al titubeante proceso de paz que vive el país b Los principales capos temen que Uribe no logre la reelección y exigen no perder las garantías que les ha dado el presidente de que no serán extraditados a EE. UU. A. DE VENGOECHEA. CORRESPONSAL BOGOTÁ. Es sin lugar a dudas uno de los hombres más temidos de Colombia. Se llama Diego Fernando Murillo, pero le dicen Don Berna o Adolfo Paz, y lidera a los paramilitares de extrema derecha que en dos años han desmovilizado a doce mil de sus cerca de veinticinco mil combatientes, tal como lo acordaron en el proceso de paz que firmaron con el presidente Álvaro Uribe Vélez hace tres años. Hasta hace unos días, Don Berna, un personaje histórico en este país andino por haber sido el sanguinario brazo armado de Pablo Escobar, el mítico capo del narcotráfico abatido en 1993, vivía en una cómoda casa- cárcel ubica- da en Bonito Viento, una población calurosa del norte, que fue desmilitarizada para llevar a cabo las negociaciones con los paramilitares. Don Berna fue detenido en marzo pasado por el supuesto asesinato durante el proceso de paz de tres personas, incluido un diputado regional que hacía campaña política en la zona bajo influencia de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) la principal organización paramilitar. Hace tres días fue trasladado a Cómbita, la cárcel donde purgan condenas los reos más peligrosos de Colombia. Paramilitares colombianos hacen entrega de sus armas en la ciudad de Medellín to Báez, el portavoz de las Autodefensas Unidas. La jugada de las AUC de congelar las entregas de armas a dos meses de vencer el plazo para desarmar sus estructuras sorprendió a muchos. En palabras concretas eso significa que doce mil combatientes seguirán en armas y que el cuestionado proceso de paz podría irse definitivamente al traste, pues hace un par de semanas William Wood, el embajador norteamericano en Colombia, anunció que insistirá en la extradición de Don Berna. Aunque el Gobierno colombiano insistió en que mantiene su promesa de EFE Garantías del Gobierno Los paramilitares, que desde siempre han exigido no ser extraditados a Estados Unidos y no terminar sus vidas en una prisión, no dudaron en suspender las desmovilizaciones masivas hasta tanto el Gobierno redefina las reglas del juego y ofrezca las garantías necesarias para restituir la confianza seriamente afectada según declaró Ernes- no extraditar a los paramilitares, las AUC ganan tiempo con esta jugada para esperar decisiones cruciales como la reelección presidencial, asunto que en las próximas semanas será definido por la Corte Suprema. Si Uribe no logra la reelección, nada les garantiza a los paramilitares cuál será su futuro con el próximo Gobierno. El asunto es espinoso para el presidente Uribe, no sólo porque queda en entredicho su promesa de desmontar las AUC antes del próximo 31 de diciembre, sino porque este proceso ha sido la única carta que podía mostrar en materia de paz.