Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional SÁBADO 8 10 2005 ABC Continúa la censura en internet PEKÍN. La página web de una profesora universitaria fue clausurada por las autoridades, días después de que otra sufriera la misma suerte tras denunciar las protestas y corrupción en el pueblo de Taishi, denunció ayer la prensa independiente. La última noticia que publicó Ai Xiaoming, profesora de la Universidad Sun Yat- sen, en su página web relataba el ataque que sufrió junto a dos abogados cuando regresaban en taxi de una visita a Tshi. Varios hombres motorizados forzaron el accidente del taxi y uno de los abogados, Guo Yan, recibió una dura paliza al salir del vehículo para pedir ayuda, informó el rotativo South China Morning Post. Ai y sus colegas se habían trasladado a Taishi, alertados por los tres meses de protestas de sus lugareños. Un miembro de la policía militar hacía guardia ayer junto a un retrato del líder chino Mao Zedong en la Ciudad Prohibida REUTERS China quiere acabar con la desigualdad para frenar la inestabilidad social El Comité Central del Partido Comunista redacta el XI Plan Quinquenal b Las tremendas diferencias socia- les que ha provocado el extraordinario crecimiento económico del gigante asiático suponen la mayor amenaza para el régimen PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Recién concluida la semana de vacaciones que ha vivido China con motivo de su Día Nacional, el Comité Central del Partido Comunista se reúne a partir de hoy con una misión trascendental. Durante los próximos cinco días, los 354 miembros de este influyente órgano de poder redactarán el XI Plan Quinquenal, cuyo objetivo consiste en acabar con las desigualdades sociales que ha provocado el crecimiento experimentado por el gigante asiático desde que inició las reformas económicas de corte capitalista en 1978. A pesar de que el Producto Interior Bruto (PIB) del país se eleva cada ejercicio más de un 9 por ciento, las diferencias no hacen más que aumentar entre las ciudades de la costa y los pueblos del interior, así como entre los ricos y los pobres. Así lo demuestran los últimos datos de la Oficina de Estadísticas, que alertan de que el 10 por ciento más pudiente de la población posee el 45 por ciento de la riqueza, mientras que el 10 por ciento más pobre apenas disfruta del 1,4 por ciento de ese bienestar. Lejos de mejorar, la situación se vuelve cada día más delicada, puesto que los ingresos en las zonas urbanas se incrementarán en 2005 entre un 8 y un 9 por ciento, cuando sobrepasarán los 10.000 yuanes (1.008 euros) Mientras tanto, el aumento en el campo será sólo del 4 ó 5 por ciento con respecto a 2004, cuando dicha renta se situó en 2.936 yuanes (296 euros) Un panorama que dista bastante de la sociedad armoniosa que preconiza el presidente Hu Jintao, quien, por primera vez, asiste a esta reunión del Comité Central como máximo líder de China. Tras tomar el pasado mes de marzo el mando de la Comisión Militar Central, el último cargo que rete- nía su antecesor, Jiang Zemin, esta reunión servirá para comprobar el verdadero poder que ostenta Hu Jintao frente a la vieja guardia del partido. De momento, sus tesis sociales se han impuesto en el orden del día. Según informaba el periódico oficial China Daily, el Comité debatirá los modos para combatir la creciente disparidad entre las provincias de la costa y el subdesarrollado oeste y la ascendente brecha entre ricos y pobres, así como la contaminación medioambiental y la corrupción Abusos de poder en el campo No en vano, la construcción de una sociedad armoniosa fue concebida por el propio Hu Jintao el pasado mes de febrero, cuando instó a los miembros del Partido a priorizar las iniciativas sociales sobre los beneficios económicos. Una sociedad en armonía traerá la democracia, el imperio de la ley, la igualdad y la justicia aseguró entonces Hu Jintao, quien se convirtió en el primer dirigente chino tras Mao Zedong en anteponer las medidas de carácter social al frenético, pero desigual, crecimiento de su economía. Y es que tan graves desequilibrios suponen la mayor amenaza a la que se enfrenta el Gobierno, que en 2004 tuvo que sofocar 74.000 revueltas populares que congregaron a 3,8 millones de personas y este año ha perdido ya a 23 policías en violentos choques con los descontentos. En su mayoría, los manifestantes son granjeros que protestan contra las expropiaciones irregulares de sus tierras y los abusos de poder. En este sentido, 800 de los 1.300 millones de habitantes con que cuenta el país viven en condiciones más que precarias en las áreas rurales, que sufren un retraso de 10 años con respecto a las ciudades. De ellos, 90 millones se encuentran bajo el umbral de la pobreza, por lo que Pekín teme que las desigualdades desencadenen un estallido social en 2010 si antes no pone remedio. Lucha de poder por la sucesión P. M. DÍEZ PEKÍN. La reunión del Comité Central del Partido Comunista de China servirá para medir el grado de autonomía del presidente Hu Jintao, quien representa a la cuarta generación de líderes en el poder tras Mao Zedong, Deng Xiaopeng y su antecesor, Jiang Zemin. A pesar de que éste abandonó su último cargo en marzo, su sombra en el régimen es todavía alargada, puesto que cuenta con numerosos aliados tanto en el Comité Central como entre los nueve miembros del todopoderoso Comité Permanente del Politburó. Por este motivo, los nombramientos que salgan de dicho encuentro serán escrutados con lupa por parte de los analistas internacionales, empeñados en conocer quién será el sucesor de Hu Jintao cuando éste cumpla 70 años en 2012. Según el prestigioso diario de Hong Kong South China Morning Post, en esta lucha por el poder ya se ha destacado Li Kegiang, un estrecho colaborador del actual presidente que tiene ahora 50 años y que podría ser promocio- Hu Jintao REUTERS nado al Politburó o la oficina general del partido. Pero su designación dependerá del círculo que controla Jiang Zemin, quien el año pasado ya vetó a otro protegido de Hu Jintao, Liu Yandong, cuando éste lo eligió como máximo responsable del partido en Shangai.