Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 10 2005 Nacional 19 LA REFORMA DE LA LEY DEL MENOR Los jueces podrán encerrar seis años a los menores delincuentes que integren bandas Se prevé el ingreso en prisión, excepcional, cuando el interno cumpla 18 años b La reforma incluye medidas de Las medidas de internamiento Asesinato, violación, terrorismo. Los menores de 14 a 16 años podrán cumplir hasta seis años, si concurren delitos, y los de 16 a 18 hasta diez años, en las mismas circunstancias (ahora está previsto en caso de terrorismo) Delitos graves o pertenencia a banda. Los de 14 a 16 años cumplirán un máximo de tres años, y los de 16 a 18 hasta seis en régimen cerrado. Esta pena no estaba recogida hasta ahora. Violencia, intimidación o grave riesgo. El juez decide si se cumple en régimen cerrado o no un máximo de seis años para la franja de 16 a 18 años de edad y tres para los menores de 16. alejamiento para el agresor en casos de acoso escolar e internamiento para traficantes de droga o poseedores de armas C. M. MADRID. El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de ley que introduce reformas sustanciales en la Ley del Menor ante el incremento de los delitos violentos y el fenómeno de las bandas. Tal y como estaba previsto, las medidas afectan al tramo de 14 a 18 años, mientras que por debajo de esta edad quienes delincan seguirán sin ser imputados. Los cambios están encaminados a proteger a las víctimas, dar respuesta a la organización en bandas, endurecer las penas en los delitos más graves e introducir mejoras técnicas para evitar que los procesos prescriban sin ser enjuiciados. Los jueces, tras oír al Ministerio Fiscal y a la vista de los informes individuales, podrán acordar el ingreso en prisión del menor cuando éste cumpla 18 años, si su conducta no responde al objetivo de la sentencia. No obstante, prevalecerá, de forma general, la situación de internamiento en un centro. En el caso de los que cumplan 21 años, aunque la norma actual es su paso a la cárcel, se abre la posibilidad de aplicarles el régimen abierto o semiabierto. nicación para el agresor, entre otros, en los casos de acoso escolar. En los delitos sexuales, cuando la víctima deba declarar como testigo se evitará que pueda ser vista por su atacante; en todos los casos quienes hayan sufrido un delito a manos de un menor deberán ser informados del proceso, independientemente de que se ha- yan personado o no en el mismo. Finalmente, se abrirá un proceso de responsabilidad civil en paralelo al penal encaminado a que los perjudicados puedan cobrar sus indemnizaciones. Las medidas cautelares se amplían a seis meses, prorrogables tres más, y las faltas prescribirán a los seis meses para frenar la impunidad actual. Alejarlos del delito En cuanto a los menores delincuentes miembros de bandas organizadas el juez podrá decretar su internamiento- -actualmente no cabe esa posibilidad- -hasta un máximo de seis años. El objetivo es alejar al menor de ese ambiente que favorece su comportamiento delictivo según consta en el anteproyecto. Los agujeros de la Ley, denunciados durante años por las víctimas, en los delitos más graves- -violación y asesinato de Sandra Palo, crimen de la katana asesinato de Clara Sánchez a manos de dos compañeras de clase y un largo etcétera- -se intentan subsanar en dos sentidos. Por una parte, se faculta al juez para que prive de libertad a los autores de hechos graves pero no violentos como el tráfico de drogas o la tenencia ilícita de armas; por otra, se eleva en un año el internamiento en caso de crímenes graves y violentos, y en dos en aquellos en los que concurran varios homicidios, asesinatos, agresiones sexuales, violación o terrorismo y el delincuente tenga entre 16 y 18 años. El límite de cumplimiento queda pues fijado en seis años para los jóvenes de 14 y 15 años y en diez para los de 16 y 17. A ambos les seguirá un periodo de libertad vigilada. Las víctimas, una vez completada la reforma, verán ampliados sus derechos. Así se establecen, por primera vez, medidas de alejamiento o incomu-