Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 VIERNES 7 10 2005 ABC Gente Loewe apuesta en París por una mujer rockera y romántica La Semana de la Moda en la ciudad del Sena acogió ayer las nuevas propuestas de la marca española. Laura Ponte o Goya Toledo no se lo perdieron TEXTO: MARÍA GÜELL FOTOS: ERNESTO AGUDO Schwarzenegger sí triunfa en Rumanía. El actual gobernador de California ha tenido que vender en Rumanía los aparatos de gimnasia con los que entrenaba sus músculos para ser una estrella del culturismo dado el poco interés que despertaba el Museo Schwarzenegger de Graz (Austria) ebla que cubría ayer la ciudad del Sena no empañó la colección que presentaba José Enrique Oña en el Thèâtre National de Chaillot. El diseñador repetía escenario, pero daba un salto de pértiga en sus propuestas para la próxima primavera. Él mismo reconocía entre bastidores que el estilo art decò de este teatro tiene mucho que ver con la mujer que ha dibujado para 2006. Y definía en dos palabras el eje de su nueva mujer: romántica y rockera. Las modelos lucían prendas muy fruncidas y casi transparentes que ensalzan el cuerpo. El volumen de las mangas y las ataduras nos recuerdan el toque prerrafaelita que ha querido el diseñador. A estos trajes vaporosos, llenos de ondas, se suman las líneas esmoquin que recogen el cuerpo. Pero Oña no se apea en su creatividad y utiliza lentejuelas, espejos y perlas para enriquecer los tejidos. En cuanto a la paleta, se atreve con tonos románticos (blanco ro- Lani to, rosa pastel, gris púrpura... con un toque minimal. En la puesta en escena no falta el protagonismo de los enormes bolsos de Loewe, con los que José Enrique juega para dar fuerza al alma rockera que lleva dentro. La napa de Loewe también tenía su hueco ayer en algunas prendas, como un minipeto de color rojo lleno de vida. Si volvemos al continente, entre el público que inundó el espectacular teatro con vistas a la torre Eiffel, destacaba un buen número de modelos españolas, como Laura Ponte, Goya Toledo, Helena Barquilla y María Jurado. Tampoco faltaban los fieles Marisa de Borbón y don Jaime de Marichalar. Pero brillaba por encima de todos la presencia de Mohamed al- Fayed, que se acercaba al backstage tras el desfile. En las calles de París se respiraban aires de moda y, en concreto, en el Gran Hotel Internacional, a media tarde, aún quedaba la fragancia del desfile de Stella McCartney. José Enrique Oña, con Goya Toledo (izquierda) y Helena Barquilla Las nuevas propuestas de la firma española ensalzan el cuerpo de la mujer