Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes VIERNES 7 10 2005 ABC El 15 de mayo de 1974 el Atlético de Madrid perdió en Bruselas la oportunidad de proclamarse campeón de Europa. Un gol del hoy seleccionador adelantó a los rojiblancos, pero a un minuto del final empató el Bayern Múnich. En el partido de desempate llegó la debacle Luis regresa al lugar del crimen ENRIQUE ORTEGO Nunca lo he vivido como una pesadilla, no soy muy recalcitrante, pero perdimos la final y dos años de trabajo por falta de oficio... ¡pero si quedaba un minuto! gol sí porque lo han echado muchas veces, pero Alberto, un compañero del equipo que lo ha visto cien veces, me decía que jugábamos muy bien. Beckenbauer me preguntó hace unos años si me acordaba de aquel partido. Yo más que tú, le dije. Me reconoció que les habíamos merecido ganar, pero jugamos como nunca y perdimos como siempre. En el desempate ya no tuvimos opción. Además nos equivocamos, el entrenador y los jugadores. Estábamos crecidos, pensábamos que les podíamos ganar fácilmente y nos fuimos muy arriba. Lo nuestro era el contragolpe y cuando nos metieron el primero ya no hubo nada que hacer Espera que su vuelta a Bruselas tenga distinto signo. Tenemos que ganar y vamos a ganar. Yo no soy tan recalcitrante como para pensar que esta ciudad es gafe para mí. Verá como no BRUSELAS. No recuerda bien Luis si después de aquel maldito día de San Isidro ha vuelto por Bruselas. No le suena. Treinta y un años después regresa al lugar del crimen a esta capital belga donde el Atlético de Madrid, gracias a su tanto de falta directa, estuvo a punto de conseguir el hito más importante de su historia. Aquella final de la Copa de Europa que los rojiblancos se habían ganado a pulso se esfumó en aquel disparo lejano de Schwarzenbeck que sorprendió a Miguel Reina- -su hijo Pepe también está aquí en Bruselas, al igual que Ufarte, hoy mano derecha de Luis- La igualada llevó a un partido de desempate en el que los atléticos, hundidos física y moralmente, no superaron el golpe. El duelo de mañana se jugará en el mismo estadio, por supuesto remozado después de la catástrofe de la final de la Copa de Europa en el 85 entre el Juventus y el Liverpool y que ahora se llama Rey Balduino y no Heysel. A Luis le sorprende que le pregunte por aquel recuerdo. Nunca lo he tenido como una pesadilla, pero desde luego para un jugador de club no hay nada más importante que la Copa de Europa y nosotros la tuvimos en la mano. Nos faltó oficio y no sobró un minuto. A un equipo argentino no se le hubiera ido y mira que nosotros teníamos argentinos. Tuvimos que matar el partido, pero nos dejamos marcar por la euforia. Yo Luis canta su gol antes de que el balón supere a Maier aquel 15 de mayo del 74 mismo soy culpable, fui a por el balón, pero Gárate no me lo dio. Tenía que haber hecho algo, romper aquello, decirle algo al árbitro, que me echara o lo que fuera, pero parar el reloj Luis recuerda que el Atlético hizo ABC un gran partido. Merecimos el triunfo, pero el fútbol es así de grande y puedes perder todo el trabajo de dos años, el primero que ganas la Liga y el segundo que llegas hasta la final, en un segundo. Yo no lo he visto repetido, mi Ufarte también estuvo en Heysel El hoy segundo de Luis también disputó aquella final del 74 y tampoco ha vuelto a Bruselas desde entonces. No he visto nunca ese partido. Todo son malos recuerdos. Primero porque perdimos, y después porque me quitaron a falta de veinte minutos, cuando mejor estábamos jugando. Salió Becerra por mí. En el segundo partido no fui titular y cuando perdíamos 2- 0 Lorenzo me dijo que saliera. Le mandé a paseo... y me costó marcharme del Atlético al año siguiente. Así que mejor no hablar más de aquellos días aquí Dos horas de retraso y niebla cerrada en Bruselas BRUSELAS. Mal comienza la aventura belga. Primero, dos horas largas de retraso en la salida de Barajas por culpa de la niebla que tenía cerrado el aeropuerto de Bruselas, y después, ese mismo elemento metereológico que se convirtió en el gran protagonista del entrenamiento. Niebla cerrada y frío que cala los huesos, que hizo que los de Luis apretaran los puños en su suave sesión preparatoria, que transcurrió sin ninguna novedad. Hoy, ya en el escenario del partido, la selección realizará su último ensayo. Luis quiere ver cómo está Vicente de sus molestias, pero lo normal es que sea titular y por lo tanto el once sea el anunciado por ABC la semana pasada. El viaje se hizo eterno para todos menos para Ángel Villar, que finalmente no se desplazó con la expedición oficial. Estaba en el aeropuerto, pero después de conocer el retraso salió corriendo con su maleta y oficialmente no se ha querido dar ninguna explicación de por qué no viajó con el equipo. España sería cabeza de serie en la repesca mundialista BRUSELAS. La FIFA decidió ayer que el sorteo de la repesca para el Mundial de Alemania, que se celebrará el 14 de octubre, tendrá cabezas de serie. A la fase final acceden los campeones de los grupos europeos más los dos mejores segundos. Los otros seis equipos se dividirán en dos grupos, de acuerdo con su coeficiente actual en la clasificación mundial. España, octava del mundo y cuarta de Europa, por delante sólo tiene a Holanda (segunda) a la República Checa (cuarta) y a Francia (sexta) Lo lógico es que las dos primeras selecciones se clasifiquen directamente, por lo que el otro rival peligroso, Francia, estaría con España en el mismo bombo y nunca se enfrentarían. Los partidos de repesca se jugarán los días 12 y 16 de noviembre y se sorteará el factor campo con los emparejamientos. Si España tuviera que jugar esta repesca por quedar segunda tendría el inconveniente de no poder parar la Liga la semana anterior, al no estar previsto en el calendario.