Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIERNES 7 10 2005 ABC El Supremo israelí prohíbe al Ejército usar como escudos a los palestinos MARIO FERRER. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El de ayer jueves no era el primer fallo con el que el Tribunal Supremo israelí prohibía al Tsahal emplear a escudos humanos palestinos durante sus redadas en Cisjordania. Ya lo había hecho por primera vez en 2002, pero el Ejército israelí supo detectar entonces las fisuras jurídicas del fallo y adaptar las instrucciones de los magistrados a sus necesidades tácticas. No más Procedimiento del vecino sino Procedimiento de alerta temprana No más obligados sino voluntarios Pura nomenclatura jurídico- militar porque, bajo uno u otro nombre, se escondía la misma técnica de un Ejército que buscaba hacerse más cómoda y segura su misión a la hora de arrestar a sospechosos palestinos en medio de la noche: los soldados rodeaban una vivienda, pedían a un vecino que anunciara su presencia al sospechoso y le exigiera la rendición inmediata. El resultado, tanto antes como después de 2002: más de un vecino acababa acribillado por el fuego cruzado de unos y otros. Ayer, al estudiar un nuevo recurso de la Asociación israelí por los Derechos Civiles y de la organización árabe Adala por los derechos humanos, el presidente de la Corte israelí, Aharón Barak, no dejó resquicio para interpretaciones: el derecho internacional prohíbe emplear a población civil para las necesidades militares, sea como escudos humanos o como mensajeros para advertir a sospechosos. Ante semejante claridad, el Ejército parece haber comprendido esta vez sus limitaciones, y el general Dan Halutz, su comandante, ha dado ya la orden para que, a partir de esta noche, los vecinos de los sospechosos palestinos tengan también sus derechos, entre ellos el de dormir. El canciller alemán llega al Parlamento para dar comienzo a la reunión de ayer con los dirigentes democristianos AFP Schröder y Merkel mantienen el suspense hasta el próximo domingo Ambas partes permanecen firmes en su reclamación de la Cancillería b Los dirigentes de los dos princi- pales partidos alemanes parecen disfrutar sin disimulo de la expectación que han creado entre la Prensa y la opinión del país GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. La reunión en la que Gerhard Schröder y Angela Merkel tenían que aclarar anoche quién de los dos encabezaría una gran coalición de socialdemócratas y conservadores acabó en agua de borrajas, al menos para la Prensa. El canciller y la presidenta de la Unión Democristiana (CDU) renunciaron a comparecer ante los periodistas después de cenar en la Sociedad Parlamentaria, edificio situado a dos pasos del Reichstag, al que portavoces y políticos de ambos partidos se refieren ya como el lugar secreto donde se decide en estos días el destino político de los dos principales partidos en la próxima legislatura. La inusitada presencia de cámaras a sus puertas atrajo la atención de numerosos peatones en esa parte del barrio gubernamental. La decisión sobre quién será canciller, que había sido objeto de esa cena, sigue abierta hasta el próximo domingo, anunciaban ya a mediodía Merkel y el presidente del Partido Socialdemócrata (SPD) Franz Müntefering, tras reunirse con las Ejecutivas de sus respectivos partidos. El domingo, tres semanas después de las elecciones, Schröder y Merkel volverán a sentar- se a una mesa a las ocho de la tarde. La discusión podría prolongarse hasta bien entrada la noche. SPD y CDU tendrían entonces muy poco tiempo para dar su visto bueno a la decisión final de sus candidatos, algo previsto para el lunes en caso de haber acuerdo. Presión sobre Schröder Al final, tanto puede ser cualquiera de los dos como un tercero de la CDU. La presión pública sobre Schröder para que acabe cediendo es grande. Pero, a pesar de haber ganado las elecciones con un 35,2 por ciento de los votos frente al 34,3 del SPD, Merkel no puede reclamar para sí la Cancillería porque encabece el grupo parlamentario más numeroso- -226 escaños frente a 222 del partido de Schröder. Al mantener su aspiración a seguir al frente del Gobierno teniendo menos diputados en el Parlamento, Schröder no rompe con ninguna tradición parlamentaria de cincuenta años, como critica la CDU. El socialdemócrata Willy Brandt, por ejemplo, fue elegido canciller en 1969 con los votos socialdemócratas y liberales, a pesar de que la CDU tenía el mayor número de diputados en la Cámara. Su sucesor y correligionario Aumenta el apoyo en Croacia a un ingreso en la Unión Europea S. TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Croacia reaccionó positivamente a la decisión del lunes de los ministros de Exteriores de la UE de dar el visto bueno para el inicio de las negociaciones de adhesión, suspendidas en marzo pasado. En la encuesta publicada ayer por el cotidiano de Zagreb Jutarni list, el 63 por ciento del electorado croata se declara partidario de la integración de Croacia en la UE, frente al 43 por ciento obtenido en los sondeos de junio pasado. Existen precedentes históricos de un canciller elegido sin contar con la mayoría en el Bundestag Helmut tampoco procedía de las filas del mayor grupo parlamentario cuando fue elegido en 1976. Lo más destacado de las negociaciones de estos días en Berlín, al menos por lo que se refiere a la jornada de ayer, es el creciente regocijo que encuentran los políticos implicados en mantener el suspense. El miércoles, tras un sondeo de posible coalición, los máximos dirigentes de ambos partidos aseguraban haber encontrado una buena base para entenderse en un mismo Gobierno y anunciaban una reunión, la de ayer, en la que supuestamente iba a aclararse la cuestión clave. De pronto, precisan que ese encuentro tendrá una segunda parte el domingo. Y en su comparecencia ante la prensa en la sede del SPD, Müntefering tranquilizaba a los periodistas: Que pasen un buen fin de semana. No se molesten en averiguar nada, porque no lo conseguirán hasta el lunes bromeó. En la cena de ayer, Schröder y Merkel sólo discutieron sobre el programa de un posible próximo Gobierno y sobre su eventual composición. Schröder sigue en sus trece y se niega a soltar el timón. El portavoz de los diputados del este del país en el Bundestag, Stephan Hilsberg, le propuso aceptar el puesto de vicecanciller en un eventual Gobierno dirigido por Merkel. La respuesta jocosa de Gerhard Schröder, según el diario Der Tagesspiegel: Los hay que me quieren de vicecanciller y a lo mejor próximamente también de secretario de Estado