Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 10 2005 27 El presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, acusa a Chirac de demagogo Concluye el congreso del partido conservador británico sin un claro candidato para suceder a Howard Irak y Afganistán habrían sido atacados por orden divina AFP LONDRES. El presidente estadounidense George W. Bush explicó en junio de 2003 que obedeció una orden divina al invadir Afganistán y después Irak, según un documental de la cadena pública británica BBC, cuya emisión empezará la próxima semana. La BBC hizo públicos ayer unas declaraciones de Nabil Shaath y Mahmud Abbas, que por aquel entonces eran ministro palestino de Información y primer ministro, respectivamente. Según Shaath, Bush les dijo en la cumbre de Sharm el Sheij: Dios me ha dicho: George, ve y lucha contra los terroristas en Afganistán. Y yo lo hice. Y Dios me dijo: George, pon fin a la tiranía en Irak. Y yo lo hice. Y ahora, siento aún la palabra de Dios que me dice: da su Estado a los palestinos y a los israelíes su seguridad, y logra la paz en Oriente Medio. Y por Dios, yo lo haré Blair respalda la acusación de que Irán está detrás de los atentados en Irak Aumenta la presión ante las conversaciones sobre energía nuclear ministro británico reconoció que no tiene pruebas para sustentar las afirmaciones efectuadas la víspera por un alto responsable anónimo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El primer ministro británico, Tony Blair, reafirmó ayer la acusación vertida el día anterior bajo anonimato por un cargo de su Administración de que Irán o sus aliados libaneses de Hizbolá están tras los últimos atentados sufridos por tropas británicas en suelo iraquí. Blair reconoció que no tiene pruebas, pero indicó que los sofisticados explosivos utilizados en los ataques, con tecnología de rayos infrarrojos, señalan en esa dirección. Las declaraciones de Blair agravan las tensiones entre el Reino Unido e Irán, en un momento en que Londres y Washington buscan una acción de las Naciones Unidas contra el programa nuclear iraní. Ambas capitales llevan tiempo además señalando a Irán como responsable de promover la inseguridad en Irak, pero la acusación realizada ahora por Blair es una concreción que supone un salto cualitativo. Algunos observadores interpretan las palabras del primer ministro británico como un intento de presiob El primer Nuevas armas del terrorismo Los británicos y los norteamericanos creen que la resistencia iraquí ha empezado a usar un nuevo tipo de armas sofisticadas, ingenios explosivos accionados mediante rayos infrarrojos y capaces de perforar el blindaje de los carros de combate. Estas bombas serían similares a las empleadas por el grupo libanés proiraní Hizbolá, lo cual ha dado pie a las sospechas por parte de Washington y Londres de que esta compleja tecnología procede de Teherán y está siendo empleada en todo el territorio iraquí, y no sólo en las zonas bajo control británico. ta en Londres con el presidente iraquí, Jalal Talabani. Blair admitió, no obstante, que no puede estar seguro de esto en estos momentos Lo que está claro- -añadió- -es que no hay justificación para que Irán o cualquier otro país interfiera en Irak Desmentido de Hizbolá Teherán ha calificado como mentirosa esa acusación. Según el ministro iraní de Exteriores, Hamid Reza Asefi, los británicos son la causa de la inestabilidad y crisis en Irak; a Irán le interesa un vecino estable También Hizbolá ha rechazado cualquier relación con los explosivos. En un comunicado hecho público en Beirut, la organización señala que la acusación de que nuestro partido es la fuente de los explosivos dirigidos contra las tropas británicas de ocupación es mentira Blair trasladó a Jalal Talabani la intención del Reino Unido de no retirar sus soldados hasta que así lo pida el Gobierno iraquí cuando se haya producido una mejora de la seguridad. Estarán tanto tiempo como las quieran allí manifestó. Por su parte, el presidente iraquí consideró que sería una catástrofe una retirada de las tropas internacionales, presentes ahora en el país con un mandato de la ONU para asegurar la consolidación de la democracia en suelo iraquí Teherán y sus aliados libaneses de Hizbolá califican de mentiras las declaraciones emitidas en Londres nar a Teherán en las conversaciones sobre la energía atómica. Lo que está claro es que se han usado nuevos dispositivos explosivos no sólo contra las fuerzas británicas, sino en otras partes de Irak. La particular naturaleza de esos mecanismos nos lleva a Irán o a Hizbolá declaró Blair en una rueda de prensa conjun- contra, la Cámara Alta ha aprobado una enmienda a los presupuestos del Pentágono que prohíbe el abuso y tortura de prisioneros extranjeros. Esa enmienda, que la Casa Blanca amenaza con vetar, ha contado con el voto de 46 senadores republicanos. Según el senador John McCain, prisionero durante más de cinco años en Vietnam y patrocinador de la medida junto con Colin Powell, se trata de un recordatorio para que los militares estadounidenses no olviden que somos diferentes y mejores que nuestros enemigos York han insistido en que los detalles de esta amenaza son secretos, filtraciones periodísticas relacionan esta alerta con recientes detenciones realizadas en Irak. Como resultado de esas operaciones se habría obtenido indicios sobre un plan en el que estarían implicados veteranos terroristas junto con una célula durmiente de Al Qaida en Estados Unidos para colocar al menos 19 maletines explosivos en vagones del Metro neoyorquino. Tras varios días de pesquisas, en las que han participado el FBI y la CIA, las autoridades de Nueva York han optado por un despliegue preventivo. El alcalde Bloomberg insistió en que seguirá utilizando ese medio de transporte público y que no tiene ningún reparo en que su propia familia haga lo mismo. Agradeció la responsabilidad profesional de algunos periodistas que tuvieron conocimiento de estas amenazas hace dos días pero retrasaron su publicación en deferencia a las investigaciones. La Policía intensificó ayer la seguridad en el metro de Nueva York ante la amenaza de un ataque terrorista REUTERS