Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 VIERNES 7 10 2005 ABC Internacional El presidente norteamericano, George W. Bush, saluda al final del discurso pronunciado ayer sobre los resultados de la guerra contra el terrorismo EPA Bush afirma que el plan de Al Qaida es crear un califato desde España hasta Indonesia El Senado prohíbe al Pentágono el abuso y la tortura de prisioneros a manos de los militares de Estados Unidos cuestiona la filosofía de la Alianza de Civilizaciones e insiste en que ninguna concesión servirá para cambiar a los terroristas PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Dentro de sus periódicos esfuerzos para justificar la guerra y posguerra de Irak, el presidente Bush volvió ayer a la carga con un comentado discurso para recordar que ese conflicto es inseparable de la lucha contra el terrorismo de Al Qaida. En su alocución, el líder de Estados Unidos ha reformulado una especie de teoría del dominó, argumentando que los integristas malvados pero no locos han convertido el territorio de Irak en el frente principal de su ofensiva contra el mundo civilizado. A juicio del ocupante de la Casa Blanca, los terroristas creen que controlando un país van a incitar a las masas musulmanas, permitiéndoles derrocar a gobiernos moderados en la región y establecer un imperio radical islámico que abarque desde España hasta Indonesia El presidente de Estados Unidos, sin llegar a citarla, también cuestionó frontalmente la filosofía del proyecto de Alianza de Civilizaciones auspiciado por el Gobierno socialista de España. Según Bush, nos estamos enfrenb El presidente tando a una serie de motivos de queja que no pueden ser aliviados o resueltos. Nos enfrentamos a una ideología radical con objetivos inalterables: esclavizar a naciones enteras e intimidar al mundo. Ninguna de nuestras acciones invitó a la furia de los asesinos y ninguna concesión, soborno o acto de apaciguamiento cambiará o limitará sus planes para asesinar. Al contrario, se centran en naciones cuyo comportamiento creen que pueden cambiar a través de la violencia la masiva presencia del Pentágono en Irak. La Casa Blanca incluyó en el discurso algunos detalles desconocidos hasta ahora sobre progresos en la lucha contra Al Qaida. Según Bush, desde el 11- S se han logrado desarticular diez tramas terroristas, incluidos tres intentos para atentar dentro de Estados Unidos. Además, se bloquearon cinco operaciones para identificar blancos o infiltrar terroristas en territorio estadounidense. Pese a estos triunfos no especificados, el Senado de Estados Unidos ha empezado a cuestionar la forma en que la Administración Bush está conduciendo la guerra contra el terrorismo. Por noventa votos a favor y nueve en El metro de Nueva York, en alerta P. R. WASHINGTON. Bajo la estrategia preventiva impuesta por el 11- S, que obliga a no omitir posibles amenazas en cuestiones de seguridad pública, el Departamento de Policía de Nueva York ha aumentado las medidas de vigilancia sobre uno de los metros más concurridos del mundo, utilizado por casi cinco millones de viajeros en días laborales. El alcalde de Nueva York, el republicano Michael Bloomberg, confirmó ayer la existencia de una amenaza terrorista específica para los próximos días. La alerta coincide con el comienzo del Ramadán y el final de las festividades del nuevo año judío. Ray Kelly, responsable policial de Nueva York, ha solicitado la cooperación del público ante los controles adicionales sobre un sistema de transporte público ya vigilado con registros Comparación con el comunismo Utilizando una retórica cargada de símiles con la Guerra Fría, Bush recalcó: Como la ideología comunista, nuestro nuevo enemigo persigue intenciones totalitarias. Sus líderes pretenden ser la parte agraviada, que representan a los que no tienen poder contra enemigos imperialistas. Como la ideología comunista, nuestro enemigo es desdeñoso de los pueblos libres, insistiendo en que los hombres y mujeres que viven en libertad son débiles y decadentes Entre los gobiernos que aumentan esta amenaza radical, Bush ha vuelto a identificar específicamente a Siria e Irán. En su discurso de cuarenta minutos, patrocinado por la fundación National Endowment for Democracy Bush también reconoció, pero desestimándolo, el decrecimiento del respaldo popular dentro de Estados Unidos a aleatorios desde los últimos atentados perpetrados en Londres. El comisionado, que ayer por la tarde congregó a una significativa porción de sus plantillas en unas instalaciones portuarias de Brooklyn, sugirió la posibilidad de los usuarios del Metro eviten viajar con mochilas, maletines, coches de bebé y maletas. Para hacer frente a este despliegue extraordinario, que incluye a un total de 468 estaciones además de trenes de cercanías, el mayor Departamento de Policía de Estados Unidos habría recurrido a todos sus efectivos disponibles, incluidos agentes especializados en narcotráfico. Parte de estos agentes patrullarán sin sus uniformes habituales, aunque también se redoblarán la presencia de perros policiales y equipos con armas automáticas. Aunque las autoridades de Nueva