Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 10 2005 Nacional RAJOY EN EL FORO ABC 13 MANUEL PIZARRO N Rajoy fue recibido por el presidente de Vocento, Santiago de Ybarra; la REPORTAJE GRÁFICO: ÁNGEL DE ANTONIO Y CHEMA BARROSO presidenta- editora de ABC, Catalina Luca de Tena; el director de ABC y los presidentes de Cepsa y de Deloitte Del Rivero, Quintás y Villar Mir antes del almuerzo Gallardón y Florentino Pérez compartieron mesa Rajoy recuerda que en la segunda legislatura de Aznar no hubo avalanchas Cuestiona el envío del Ejército a las fronteras de Ceuta y Melilla del PP apostó por la devolución inmediata de los inmigrantes para evitar que el problema se extienda por los siglos de los siglos ABC MADRID. No es malo que de vez en cuando le respeten a uno Así comenzó el líder del primer partido de la oposición al referirse a las relaciones con Marruecos y en alusión al acoso al que está sometido el perímetro fronterizo de Ceuta y Melilla. Tras esa afirmación, Rajoy apeló a las cifras: en el periodo comprendido entre los años 1998 y 2000 hubo cinco avalanchas de subsahab El presidente rianos contra las vallas; entre 2000 y 2004, esto es, la segunda legislatura de José María Aznar, no hubo ni una sola En cambio, en el año y medio de Gobierno de Rodríguez Zapatero ya se han producido veintisiete. El presidente del PP apostó por la devolución inmediata de esos inmigrantes ya que, de lo contrario, consideró que el problema se extenderá por los siglos de los siglos Recuerdo de Perejil El incumplimiento de las normas internacionales por parte de Marruecos fue, en definitiva, el argumento esgrimido por Rajoy para solicitar que se endurezca la postura de España y se preguntó qué deci- sión hubiera tomado el que hay ahora en la Moncloa en caso de que el país vecino hubiera invadido el islote de Perejil. Una decisión, la del Gobierno de Aznar, que fue difícil de tomar En cuanto al envío del Ejército para que controle las fronteras, dijo que los soldados están preparados para otro tipo de tareas y no para las propias de los Cuerpos de Seguridad. En este sentido, se preguntó qué es lo que les debe pasar por la cabeza a muchos mandos militares sobre la tarea encomendada. Por último, dijo que hay que actuar a medio y largo plazo en la política exterior de la UE, y a corto en exigir a Marruecos el cumplimiento del Derecho internacional. o creo que a estas alturas haya nadie capaz de negar que la Opa de la Caixa a Endesa es una operación política. Tampoco creo que pueda haber alguien que no establezca una relación directa entre ésta y el asalto al actual modelo de Estado por parte de los social nacionalistas catalanes. La Opa es, además de una provocación, una tarjeta de presentación del cuatripartito catalán. Por hablar coloquialmente la Opa de la Caixa es una acción de recochineo sobre el resto de los españoles en el plano económico y por supuesto en el político. Los Bufrau actúan con una enorme seguridad porque cuentan CÉSAR ALONSO con el apoyo incondicioDE LOS RÍOS nal del Gobierno central y con un presidente que cree que es bueno y progresista todo lo que favorece a Cataluña y todo lo que supone un castigo para Madrid. Saben, por tanto, que el presidente es un tonto útil de libro. Por supuesto saben mejor que nadie hasta qué punto Zapatero es el impulsor del peligroso proceso en que estamos embarcados. Él es el confidente de Mas, de Carod Rovira, de Maragall. Se les entrega por separado y en la confidencialidad más estricta, más oscurantista y menos democrática. Pero, como digo, no sólo en relación con el cuarteamiento del Estado sino en el desmantelamiento del poder económico que a él puede parecerle sospechosamente españolista. Para Zapatero, Cataluña debe liderar la confederación pero también debe tener la hegemonía del proceso económico. Y en ese orden de cosas, era clave la Opa sobre Endesa. Tan es así que ni siquiera ha intentado disimular su apoyo o aparentar una cierta neutralidad. Por el contrario ha viajado a su propia tierra para decirles a los leoneses que la Opa es buena para ellos porque todo lo que es bueno para Barcelona lo es para Ponferrada. Le respondió duramente UGT pero a él le ha dado igual. Y en estas apareció Manuel Pizarro que dejó atónitos a los catalanes. La podredumbre es tal en Cataluña que no se imaginan ya a un profesional honrado. Comenzaron a enterarse de que Endesa, sobre la que pensaban poner fácilmente sus sucias manos, estaba dirigida por un ser atípico que no sólo se creía su empresa sino que era perfectamente consciente de su importancia estratégica desde el punto de vista nacional. Porque Pizarro, a diferencia de Zapatero, no tiene vergüenza de tener conciencia nacional. Española quiero decir. Y sabía Pizarro lo que podría suponer una actitud de entreguismo por su parte. De entreguismo a un poder económico controlado por unas instituciones sospechosas de infidelidad metódica a España y en abierta contradicción con sus creencias en una sociedad abierta. Se plantó y, al hacerlo, se realizó como empresario haciendo subir el precio de la empresa y como ciudadano sirviendo a la Nación. Tocando a rebato por ella...