Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 7 10 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LA YIHAD Y EL IMPERIO DEL ISLAM A ley islámica prohíbe el suicidio y el asesinato de inocentes. Algunas organizaciones islamistas, como el Consejo de Altos Clérigos de Arabia Saudí, sostienen que los actos terroristas no tienen bases religiosas. Sin embargo, desde que en 1998 Bin Laden declaró la yihad contra Estados Unidos- -porque las tropas estadounidenses ocupaban suelo sagrado saudita, apoyaLUIS IGNACIO ban a Israel y PARADA el Islam estaba siendo atacado- -otros líderes militares y religiosos empujaron a sus adeptos a la lucha contra los herejes y la expansión del Islam por el mundo. Ahí nació lo que hoy llamamos terrorismo islamista, aunque no toda la violencia tiene motivaciones religiosas, porque la palabra islam designa a la vez la religión y la civilización, por lo que atribuir al texto sagrado de los musulmanes lo que proviene de las leyes y la tradición islámicas sería un error. El presidente Bush dijo ayer que el objetivo de los terroristas es un imperio islámico que se extienda desde España hasta Indonesia. Lo habían dicho ya antes todos los que instruyen a los suicidas. Hace años, los líderes fundamentalistas islámicos justificaron los ataques suicidas porque el Islam, al contrario que otras religiones, no predica la pasividad ni la mansedumbre, sino la acción como vía para lograr los valores a los que aspira. Y esos suicidas eran el arsenal más mortífero de la guerra santa. Así que sembraron la idea de que quienes se ataban bombas en sus vientres no cometían suicidios, sino que habían sido elegidos por Alá para convertirse en mártires. La yihad o guerra santa es considerada el sexto pilar del Islam, después del testimonio de fe, la limosna, la oración, el ayuno y la peregrinación a La Meca una vez en la vida. Esa palabra significa esfuerzo lucha Pero se ha convertido en la respuesta del Islam- -como religión, pero también como cultura, ignorancia, civilización y huida de la pobreza- -en la lucha contra un demonio ante el que se emplea como exorcismo. L ¿Quién sufre confusión? Señor Gorriarán, estupefacta aún después de leer su tribuna, me pregunto quién ha sufrido el giro de 180 grados al que usted alude, y si lo que ocurre es que Zapatero le ha abducido con su sonrisa. En primer lugar, es cierto que, efectivamente, hace dos años que no hay asesinatos, y eso gracias al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, tal y como usted ha reconocido. Sin embargo, le recuerdo que sigue habiendo atentados y que, si no son mortales, no es porque ETA no quiera, sino porque no puede, sin olvidar además que aún hay miles de amenazados y un importante rebrote de la kale borroka paralelo al debilitamiento de las políticas contra la banda que estamos sufriendo. Pregúntele usted si ETA sigue o no activa a quienes pagan cada mes o cada año un alquiler por su vida o a quienes ven arder sus negocios. El Pacto se hizo gracias a la voluntad del PP, partido gobernante entonces, que llevó la iniciativa contra ETA, a la que se sumó, con gran acierto, tal y como probaron los hechos, el PSOE. Pensar que el terrorismo es utilizado como arma arrojadiza para acabar con el Gobierno actual es insultarnos a los que hemos luchado contra ETA y a los que peleamos todavía por lograr la libertad de todos los amenazados. De lo único que se nos puede acusar a los populares es de mantener nuestras convicciones, en el poder y fuera de él. No somos nosotros los que hemos cambiado de estrategia, como han hecho otros cuando se han visto en el Gobierno. En cuanto a lo de convencer a los terroristas, como si fueran niños que no quieren comer coles de Bruselas o esperar a que se disuelvan, es poco menos que irrisorio. ¿Su abducción ha sido tal que, como Ibarretxe cuando dice que ETA desaparezca usted pretende ahora que la banda se diluya? Señor Gorriarán, al terrorismo hay que derrotarlo, y, sí, estoy de acuerdo con usted en que la salud terrorista mejora cuando empeora la del Estado democrático; por eso ahora ETA está recuperando la forma. Pero en lugar de exigirle No, señor presidente Ayer escuché al presidente del Gobierno, señor Zapatero, decirle al señor Rajoy que no nos meta miedo, y yo quiero decirle al señor presidente: ¡no! señor presidente, no es el señor Rajoy, ni el señor Ibarra, ni tampoco el señor Bono, quienes nos meten miedo; es usted, que no ha tenido los suficientes trillos para defender la españolidad de Ceuta y Melilla. Es usted, quien, ante la posibilidad de que le retiren su apoyo los enemigos de la unidad de España, es capaz de faltar a su promesa de honor, de cumplir y hacer cumplir la Constitución, que en su artículo 2 dice: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a las autonomías de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre ellas Cito en su integridad porque no estoy seguro de su lectura. No es éste el único artículo que me parece que no se ha leído; el 137: Organización Territorial del Estado en ése no se habla de nacionalidades, ¡menos mal! Con respecto a la enseñanza, lea el 27.3. Note que digo enseñanza y no educación: la educación es un derecho intransferible de los padres, y los poderes públicos tienen que garantizar que los padres puedan ejercer este derecho. En fin, señor presidente, creo que debe hacer una nueva lectura de la Constitución, si es que la ha leído alguna vez. Juan Escribano Valero. Fuenlabrada (Madrid) Mañana en Moda retro Esta temporada se llevan las chaquetas ajustadas, masculinas, casacas, toreras, románticas. En cualquiera de sus formas, son las protagonistas del otoño. Además, Victoria Abril cuenta para el suplemento cómo ha cambiado su vida tras una semana en Ghana, un país con millones de niños huérfanos por el sida. al Gobierno que actúe como debe, es más fácil criticar a la AVT o intentar entender a ETA (le frena su debilidad, estimula con gestos ambiguos la confusión... Olvídese, lo único claro es que, hoy por hoy, sigue dirigiendo la vida política española y eso es desolador. Eso es lo que pensaba usted también no hace tanto tiempo, quizás ha cambiado porque sabe algo que desconocemos los demás y esto se lo dice alguien que disfrutaba, de verdad, leyendo sus escritos. Regina Otaol, concejal del PP en Eibar Excesivo Martínez Gorriarán El 5 de octubre, Martínez Go- rriarán firma una Tribuna Abierta. Allí expone su visión sobre la lucha contra ETA. Cita a Peces- Barba, Ternera, Otegi, LAB, PP, PSOE, Zapatero, Rajoy, Aznar, Bin Laden, el IRA y Gary Cooper en O. K. Corral Esto último en términos que caricaturizan la derrota de ETA. Hace eslalon entre quienes menciona y a nadie atropella. Finalmente encuentra dónde arrear un porrazo: la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la más amplia representación de los mayores paganos de esta sangrienta historia. Nos acusa de anunciar movilizaciones apocalípticas, partidistas- -deslizando así el fatigoso tararira de que somos manejados por un parti- do- llenas de prejuicios, orientadas a desgastar al Gobierno e irritar a sus votantes y no a combatir a los terroristas, que instituimos la tutela delegada de muertos sobre vivos. Pues no. Sencillamente somos ciudadanos, no meros objetos de piedad, sino sujetos políticos- -que no partidarios- -con opiniones. Protestamos ante insinuaciones de cesión frente a terroristas, ofrecimientos de diálogo (léase negociación; nadie dialoga con terroristas para tomar café) de la mano de firmantes del Pacto de Estella y de Perpiñán, oscurantismo gubernamental, lenguaje buenista que no reclama la derrota de ETA: Final pactado proceso de paz Todo a pesar de quien insinúe que somos desaprensivos usando nuestros muertos para fastidiar al Gobierno. Por último, me duele la afirmación según la cual queremos desgastar al Gobierno antes que combatir al terrorismo. Tras 1979 y los años de opresión y olvido subsiguientes, la percibo brutal. Un exceso, al menos, querido Carlos. Salvador Ulayar, hijo de Jesús Ulayar, asesinado por ETA en Echarri- Aranaz (Navarra)