Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 10 2005 Madrid RADIOGRAFÍA DE LAS BANDAS JUVENILES (III) ÑETAS 37 La sociedad está aletargada y debe reaccionar El Defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades, lo tiene muy claro: Existe una falta de reacción por parte de la sociedad, que está aletargada El organismo que dirige es uno de los implicados en el Consejo Regional de Seguridad y, como tal, presentará la semana que viene sus propuestas para atajar la problemática de las bandas juveniles. Morgades no se cansa de pedir un Pacto por el Menor que suponga la creación de una mesa especial donde se articulen medidas para paliar la situación y que, por fin, se entienda que el menor es cosa de todos Por ello solicita la máxima colaboración entre las diferentes Administraciones y que, desde un punto de vista policial, se controle la tenencia de armas blancas. Además, considera que hay que centrar el esfuerzo en los cabecillas de los grupos, y conseguir la actuación de mediadores sociales de cada nacionalidad implicada, la incorporación de las asociaciones de inmigrantes y de vecinos, y el tratamiento de estos grupos como asociaciones ilícitas. Una de las víctimas mortales de las bandas latinas EFE Los primeros en matar La banda de los ñetas es la autora del primer asesinato cometido por un grupo latino en la región. Fue el pasado 14 de noviembre en la plaza de Cantoria, en Carabanchel. Se detuvo a diez jóvenes, de los que cuatro eran menores de edad, por la muerte del joven ecuatoriano de 20 años Jesús Rafael A. A. Una doble puñalada en el costado izquierdo terminó con la vida del chico. También recibió diversos golpes en la cabeza y cortes en la cara. También víctimas. El 11 de enero de 2004, cuatro ecuatorianos asaltaron a un compatriota en la calle de Orense. La víctima recibió 11 puñaladas, pese a lo que logró salir con vida gracias a la rápida intervención médica. Cuando los agresores vieron al joven, uno de ellos, menor, dijo: Ahí viene la presa tras lo cual, le acorralaron. Los acusados del homicidio en grado de tentativa negaron que pertenecieran a los latin kings de lo que se les acusó. Pero el fenómeno de las bandas latinas no tiende a estacionarse. Todo lo contrario, se está convirtiendo en un fenómeno en expansión que, peligrosamente, corre el riesgo de ganar terreno como una mancha de aceite. Entre los años 2002 y 2003, la Policía calcula que se pudo formar una nueva banda, probablemente escindida de los latin kings Se trata de los latinos de fuego que, según los datos de la Delegación del Gobierno, cuentan con 63 miembros, lo que la sitúa como la tercera banda de este tipo desde el punto de vista cuantitativo. Aunque sus integrantes son hispanoamericanos, existe algún español entre sus filas. Su saludo consiste en formar la conjunción de las letras L y F con los dedos pulgar e índice- -como si de una pistola se tratase- y cruzarlos con los de otra persona. La incorporación, a correazos Por lo que respecta su indumentaria, suelen portar collares y pulseras con barriles. El número de barriles que lleven será señal del escalafón que ocupan en la banda. Sus colores son el rojo- -símbolo del fuego y la sangre- azul- -cielo y mar- transparente- -ilumina salir adelante- -y verde- -pureza y naturaleza- De nuevo, uniformidad en la vestimenta y férrea jearquía. De nuevo, por tanto, la estructura y organización de una mafia en toda regla. El ritual de iniciación consiste en recibir una paliza a correazos por parte del resto del grupo o dejar que al candidato le apaguen un cigarrillo en el antebrazo. Para salirse hay que recibir otra paliza, que suele requerir asistencia médica posterior. Los latinos de fuego son una escisión de los latin kings y cuentan con 63 miembros censados El ritual de iniciación consiste en una paliza o en dejar que quemen un cigarrillo en el antebrazo del candidato