Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid NUEVA INVASIÓN EN SOL REACCIONES JUEVES 6 10 2005 ABC Al PSOE la propuesta de Fomento le parece razonable IU llama cínico y oportunista al Ayuntamiento Viene de la página anterior Vecinos, comerciantes y viandantes se oponen a la ocupación de parte de la emblemática Puerta del Sol, además de por las molestias habituales, por cuantiosas pérdidas económicas Ni un voto a favor de más obras TEXTO: JOSÉ M. CAMARERO FOTOS: CHEMA BARROSO La guerra política fue más allá de los despachos oficiales: también la oposición entró en el juego. Así, el portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, consideraba bastante razonable la propuesta de Fomento, y solicitaba una alternativa al Gobierno local si no le gustaba la que le planteaba el ministerio. Rechazó el cierre total al tráfico de Sol, tras el que, ironizó, sospechaba si lo que pretende el Gobierno municipal es cercar a la presidenta regional en la Puerta del Sol para que no pueda salir de su despacho Su compañero socialista en el Ayuntamiento, Félix Arias, se sorprendió de ver tan preocupado al Gobierno local por las molestias provocadas por las obras en este caso, cuando tiene un centenar abiertas en la ciudad. Y a IU le parece cínica y oportunista la postura del Gobierno local, cuando conocía las molestias que iba a causar la obra en Sol desde hace dos años. Mientras el debate se producía en los despachos, a pie de calle, en la Puerta del Sol, varios operarios se afanaban en instalar las cámaras de televisión del programa piloto para el control de accesos a la plaza. Las cámaras se ocuparán de vigilar que los vehículos que entran- -si pueden- -sean los autorizados: transporte público, reparto y motos. Las obras para la construcción de la estación de cercanías en Sol, si se echa un vistazo a la hemeroteca, han sufrido todo tipo de vaivenes: en julio de 2003, en el Ministerio de Fomento aseguraban que las afecciones o molestias no durarían más que siete meses Se decía ya entonces que las ocupaciones de la vía pública se realizarían en distintas fases Y, por cierto, la invasión de la zona central de Puerta del Sol se iba a realizar en diciembre de 2003, para quedar liberada totalmente en febrero de 2005, es decir, hace ahora siete meses. MADRID. Sólo unos cuantos de los centenares que ayer recorrían la Puerta del Sol y sus aledaños desconocían la más que probable invasión de parte de la plaza para la construcción del nuevo túnel de la risa por parte del Ministerio de Fomento. Para éstos, bien podría tratarse de una broma, pero la realidad ha superado de nuevo las expectativas de los madrileños que, creían, lo habían visto todo en obras públicas. Entre el bullicio de la plaza, los ciudadanos descargan sus críticas contra lo que, según consideran, será otra razón más para no venir al centro. Para los ciudadanos, ruidos, pasajes incómodos y cambios en las paradas del transporte; para los comerciantes, cuantiosas pérdidas por una disminución de clientes que ya se ha venido notando en los últimos meses por la obra del metro; para los turistas, una imagen lejana del Madrid idílico de las postales... Y aunque saben que en el futuro les vendrá bien, por ahora, no se muestran muy satisfechos. Rocío Usuaria de la línea 20 de la EMT Hasta ahora, merecía la pena venir al centro Para esta joven, adentrarse en el centro de Madrid era todo un lujo hasta que llegaron las obras Conocedora del transporte público de la capital, cree que las obras nos van a venir muy mal pues reconoce que nunca se traslada en coche hasta la Puerta del Sol, sino en metro y, sobre todo, en autobús, porque es más cómodo y voy más relajada Pero a partir de ahora, tendrá que optar entre trasladarse a la nueva ubicación de su parada- me tendré que ir hasta la calle Alcalá o hasta la Carrera de San Jerónimo señala- -o utilizar el metro, un medio que no me gusta mucho confie- sa. Y todo, para hacer compras en el centro, un hábito que también tendré que cambiar, porque el acceso es muchas veces incómodo y no merece la pena ir a la Puerta del Sol. Antonio Taxista No nos van a permitir trabajar en paz Aunque es consciente de que todavía no está claro cuál será el futuro de la Puerta del Sol, para este taxista el corte de la plaza le parece fatal Eso sí, matiza que, dependiendo de a quiénes no dejen pasar a la Puerta del Sol, su opinión varía. Si es al tráfico privado al que limitan el acceso, como ya se ha venido haciendo hasta ahora, no me importa afirma Antonio. Sin embargo, si es a los taxis a quienes, con las obras del túnel de la risa, se les prohíbe la entrada, entonces ya no lo vería con tan buenos ojos afirma. Y es que, la limitación de servicios de transporte público en el centro neurálgico de Madrid afectará no solo a los autobuses de la EMT, cuyas paradas se trasladarán a las calles conlindantes, sino también al gremio de los taxistas, que hasta ahora contaban con una parada estable en el centro de la plaza. Ahora, ni podremos pararnos para terminar una carrera, ni para comenzarla reconoce Antonio, quien asume que se trata de un perjuicio, no sólo para los turistas sino para nuestro gremio que, otra vez con las obras verá mermado su negocio. Cortes en la Línea 1 de Metro Entre las consecuencias que pueden tener las obras en Sol, además de las ya comentadas sobre el tráfico de vehículos y el peatonal, la tradicional celebración de las uvas de Nochevieja y sobre el paso de la Cabalgata de Reyes, la consejera regional de Transportes añadió ayer una más: María Dolores de Cospedal, aseguró que la Línea 1 de Metro se verá interrumpida en algún momento por las obras de la futura estación de Cercanías en la Puerta del Sol, aunque no especificó cuando ni por cuanto tiempo. La noticia no es oficial: no se lo ha comunicado Fomento, pero la consejera la lanzó y pidió a la vez mantener Sol abierto al tráfico para que no sea inaccesible de todo punto Miriam Dependienta de zapatería Los clientes huyen del ruido y de la suciedad Se trata del sector más afectado- -y sus continuas movilizaciones así lo demuestran- -que viene sufriendo la lacra de las obras en el centro de la capital. Cuando no ha sido el gas, ha sido el metro y, para colmo, ahora una nueva estación Es la queja de Miriam, una joven responsable de la zapatería situada en la esquina de la plaza con la Carrera de San Jerónimo. La pérdida de clientes es el principal perjuicio con el que se encuentran. La gente pasa menos por la zapatería. Se limitan a huir de las obras reconoce Miriam. De hecho, debido a la remodelación que se vienen realizando en la línea 3 confiesa que ya han perdido clientes y reduciendo sus ventas. Una de las quejas que más observan entre sus clientes son tanto los ruidos como la suciedad que provocan las obras cercanas al establecimiento. Limpiamos continuamente la zapatería, pero, al momento, ya están todos los zapatos llenos de polvo de las obras explica esta joven dependienta para quien los beneficios del futuro son más que dudosos tras las pérdidas que ya han tenido.