Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN REACCIONES POLÍTICAS JUEVES 6 10 2005 ABC Nuevo incidente en el Pleno por los novillos de los ministros J. L. L. Una de dos: o algunos ministros no tienen bien sincronizados sus relojes o no dan suficiente importancia al control de la labor gubernamental que ejerce el Parlamento. La semana pasada fue la ministra de Sanidad, Elena Salgado, la que llegó tarde a la sesión de control y el presidente de la Cámara, Manuel Marín, se vio obligado a suspender momentáneamente la sesión. Ayer, le tocó el turno a la titular de Agricultura, Elena Espinosa. Carme Chacón, la vicepresidenta primera del Congreso que en ese momento presidía la sesión, se dio cuenta de que Espinosa no estaba en su sitio cuando tenía que contestar a una interpelación y anunció que se suspendía el Pleno. La diputada del PP Alicia Castro tomó la palabra para denunciar la actitud del Gobierno, cuando en ese momento llegó la ministra. Chacón reanudó la sesión con una gran bronca en las bancadas. El PP anunció que presentará un escrito de protesta. Mariano Rajoy, en un momento de su rifirrafe con el presidente del Gobierno DANIEL G. LÓPEZ Zapatero acusa a Rajoy de meter miedo a los españoles por criticar el Estatuto El líder de la oposición le recuerda que una nación no es sólo una palabra esa reforma estatutaria que, desde luego, van a ser enmendados por el Grupo Socialista anuncia el presidente del Gobierno en la Cámara J. L. LORENTE MADRID. Primer debate en el Congreso de los Diputados sobre la reforma estatutaria catalana, tras la aprobación del proyecto en el Parlamento autonómico. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, se vieron ayer las caras en la Cámara, justo el día en que el nuevo texto fue entregado en el palacio de la Carrera de San Jerónimo. Zapatero llegó al Pleno con dos mensajes que lanzar. El primero, confirmar ante sus señorías que habrá enmiendas al Estatuto durante la tramitación parlamentaria, sin especificar en qué consistirán. El segundo, invitar a Rajoy a sumarse a las reformas razonables que se llevarán a cabo. Para correcciones engañosas, anestesiar a la gente o restarle trascendencia a un gravísimo problema, no nos pidan colaboración fue la respuesta del líder del PP minutos después, ya en los pasillos de la Cámara. Durante el Pleno, Rajoy quiso recalcar al presidente del Gobierno que una nación no es sólo una palabra, sino un modelo de convivencia Ya le anticipo que hay contenidos en ese Estatuto que, desde luego, van a ser enmendados por el Grupo Socialista anunció el jefe del Ejecutivo antes b Hay contenidos en de subrayar que si sabemos hacer las cosas bien, con sentido común, con debate democrático, con argumentos, tendremos una reforma que será muy positiva para Cataluña y dé estabilidad a España En esa línea de mutua desconfianza que preside la relación entre Zapatero y Rajoy durante los últimos meses, el líder de la oposición quiso dejar claro que no se cree lo que le cuenta el jefe del Ejecutivo. Señor presidente del Gobierno- -le espetó- el problema es que usted ha hecho exactamente lo contrario de lo que está diciendo aquí Para Rajoy, ha sido Zapatero el que ha roto el acuerdo constitucional y el que ha propiciado el cambio del modelo de Estado. Señor Rajoy, desde la transición democrática, en esta Cámara hay un grupo que no ha cambiado de siglas, que ha sido siempre pilar del orden constitucional, del desarrollo y del progreso. Y ése es el PSOE le contestó el jefe del Ejecutivo. Mientras Zapatero trató en todo momento de enmarcar la reforma catalana en un ambiente de normalidad, Rajoy no quiso quitar importancia a lo que considera una importante crisis de Estado. Si usted admite a trámite el Estatuto y permite que se debata como algo distinto de un proceso de reforma constitucional, usted agravará el problema. Creo que no está usted a la altura de sus responsabilidades como presidente del Gobierno de España A Zapatero no le gustó esa frase y, en cuanto pudo, arremetió contra el líder de la oposición. No tenga ninguna duda que si usted y su grupo quieren, les esperaremos. Pero, si quiere contribuir, empiece por no meter miedo absurdamente a los españoles sobre nuestro futuro Rajoy no pudo replicar, porque ya no tenía el uso de la palabra. Quien sí lo hizo fue el portavoz del PP, Eduardo Zaplana: Hablen con Ibarra y Bono para que tampoco ellos metan miedo a la ciudadanía Montilla se opone al dominio ct porque Cataluña no es un estado G. L. A. MADRID. El ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, rechazó ayer la pretensión del gobierno de la Generalitat, que preside el también socialista Pasqual Maragall, de obtener el dominio ct de Internet porque los códigos de dos letras solo están asignados a países y Estados reconocidos por la ONU y Cataluña, a pesar de su identidad nacional, no es un estado Montilla, que hizo estas afirmaciones en el Senado, en respuesta a la senadora del PP María Mercedes Coloma, agregó que aunque la ICANN, el organismo que regula la concesión de dominios en Internet, accediera a la petición, el Gobierno, de ser consultado, no respaldaría esta iniciativa El pasado 15 de septiembre la ICANN aprobó el dominio cat para la comunidad lingüística y cultural catalana, sin que el Ejecutivo pusiera objeciones. Al mismo tiempo, denegó el dominio ct argumentando criterios de representación territorial. A juicio del ministro, una vez reconocido el dominio cat la comunidad cultural y lingüística catalana ya cuenta con la necesaria presencia en la red El Gobierno entiende, según dijo Montilla, que esta presencia es adecuada para mejorar las posibilidades de intercambiar, difundir los contenidos de la comunidad catalano- hablante por Internet, así como para desarrollar actividades de promoción de su cultura La senadora del PP, que aplaudió la postura del ministro, subrayó que el dominio ct es similar al es de España, o fr de Francia, por lo que su aprobación implicaría el reconocimiento de la independencia política de Cataluña en Internet María Mercedes Coloma apeló en su intervención al mandato constitucional, a nuestra vigente Constitución, que en su artículo 2 dice claramente que el término nación se reserva única y exclusivamente a la nación española