Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 6 10 2005 ABC Nacional EFE ¿Valla inofensiva? El presidente del Gobierno, impresionado negativamente al descubrir la concertina con cuchillas en la que los inmigrantes se dejan la piel a tiras, encargó una valla infranqueable, pero que no produjera daños a los subsaharianos. Sin embargo, el Ejército instaló ayer una alambrada de concertina en el suelo del doble vallado del perímetro fronterizo de Melilla. Nada inofensiva a tenor de su aspecto, si algún inmigrante cae sobre ella en su intento de llegar a España El Gobierno intenta maquillar la crisis en la frontera con una repatriación extraordinaria Marruecos acepta la devolución inmediata de un número indeterminado de subsaharianos Melilla el objetivo de que haya devoluciones en frontera directas, pero no les he dicho cuál es el instrumento dice la vicepresidenta primera C. MORCILLO J. L. LORENTE MADRID. El Gobierno copió ayer el efecto avalancha con el anuncio simultáneo por parte de distintos ministros de una batería de medidas encaminadas a frenar los asaltos masivos en las fronteras. La disposición de mayor calado llegó avalada, sin concreciones, por la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega. En las próximas horas se producirá una repatriación extraordinaria y urgente de un número indeterminado de subsaharianos, que serán admitidos por Marruecos. De la Vega no precisó a cuántos inmigrantes afectará la medida ni por dónde se producirá esa devolución porque las intensas gestiones están aún abiertas. b Comparto con Ceuta y Según explicó, este es el primer paso para la reactivación del acuerdo de readmisión de extranjeros firmado con Rabat en noviembre de 1992. Marruecos sólo cumplió dicho convenio durante unos meses y entonces permitió la repatriación de más de 8.000 inmigrantes. La vicepresidenta eludió también explicar los términos de la negociación con el país fronterizo y rechazó de forma expresa que se vayan a acometer reformas en la Ley de Extranjería, tal y como le solicitaron los presidentes de Ceuta y Melilla con quienes acababa de reunirse. Comparto con Imbroda el objetivo de que se produzcan devoluciones en fronteras directas, pero no les he dicho cuál es el instrumento para llevarlas a cabo precisó. De la Vega desgranó una serie de medidas complementarias, la mayoría ya anunciadas en el Consejo de Ministros o por otros miembros del Ejecutivo, que persiguen de una parte blindar las fronteras, algo que aún no se ha conseguido, y de otra implicar a la UE, a Marruecos y a países subsaharianos en el control de los inmigrantes. En los dos últimos aspectos fue en los que se centró el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en el Congreso apuntando un decálogo de medidas que, como los Mandamientos, se resumen en dos: necesidad imperiosa de un compromiso inequívoco de Marruecos e implicación de la UE. Fuentes del Ejecutivo recalcan que esta primera repatriación es excepcional y temporal ya que parece poco probable que Rabat esté dispuesto a aceptar el acuerdo de 1992 en todos sus términos sin contrapartidas de gran calado que estos días negocia con la UE. El Gobierno intenta por todos los medios apaciguar las críticas y transmitir el mensaje, sobre todo para los subsaharianos, de que vulnerar la frontera no les saldrá gratis Es una sirga tridimensional Los términos de ese acuerdo, que consta de 16 artículos, se traducen en que Rabat está obligado a readmitir en su territorio a los nacionales de terceros países que hayan entrado ilegalmente en España a través de Marruecos. Éste debe asegurarse de que los extranjeros sean enviados lo antes posible a su Estado de origen o a aquel en que comenzaron el viaje. Ahora bien, si el país de destino rechaza al inmigrante, España debe readmitirlo de nuevo. Este es uno de los principales argumentos esgrimidos por Marruecos para no aceptar devoluciones. Entre las cautelas del mismo figura que la solicitud de readmisión debe ser presentada en los diez días posteriores a la entrada ilegal con lo que sólo sería aplicable a los beneficiados por las avalanchas de la última semana. De la Vega anuncia que se reactivará el acuerdo firmado en 1992 con Rabat para que readmita a los sin papeles