Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura MIÉRCOLES 5 10 2005 ABC ta el autor de La fiesta del chivo Según sus palabras, contar cuentos es algo antiquísimo en todas las culturas; es algo que enriquece la vida con ilusión y sueños. Aquí he querido unir la cultura oral con la escrita Vargas Llosa confiesa que ha elegido los textos de forma totalmente arbitraria; pero son textos que me gustan mucho Entre otros, forman parte del programa El Quijote los relatos de El mono de Isak Dinesen; Una rosa para Emily de William Faulkner; El infierno tan temido de Juan Carlos Onetti, y El Aleph de Jorge Luis Borges. Mario es un gran actor El título del espectáculo, La verdad de las mentiras surge de un ensayo del propio Vargas Llosa, en el que habla de sus lecturas favoritas. Las vidas ficticias que salen en las novelas de alguna manera se convierten en verdades subraya el escritor. No es fácil imaginar la dinámica de esta propuesta teatral. Pero antes de que suba el telón, Aitana Sánchez Gijón nos desvela que lo que más me ha sorprendido es que Mario es un gran actor. Tiene una capacidad impresionante para transmitir. Sobre la escena no echo de menos a un actor, porque él es un actor Joan Ollé, director, concreta que los dos actores tienen el mismo protagonismo y que Vargas Llosa nos sorprende por su forma de explicar los cuentos: Cada día les da una vuelta diferente, pero siempre da en la diana Aitana Sánchez Gijón sólo se queja de una cosa: No hay ningún texto de Mario Vargas Llosa, supongo que fue por pudor A lo que el escritor asiente, mientras contrasta que se han quedado en el camino grandes autores, como Cortázar, por problemas de tiempo. En cuanto a la duración de la obra, el escritor explica que los técnicos quieren que dure hora y media, pero todavía lo estamos ajustando El futuro del espectáculo pasa antes por su presente: Todo mi designio es sobrevivir a la experiencia Aitana Sánchez Gijón y Mario Vargas Llosa, ayer en el patio del Palau de la Virreina de Barcelona AFP Mario Vargas Llosa debuta sobre el escenario junto a Aitana Sánchez Gijón La verdad de las mentiras se representa hoy y mañana en el Romea MARÍA GÜELL BARCELONA. Esta noche debuta como actor el escritor Mario Vargas Llosa. Y lo hace con un espectáculo hecho a su medida y cortado con sus propias tijeras. El montaje está inspirado en otro similar que dirigió el escritor italiano Alessandro Baricco en Turín; después de verlo me quedó la tenta- ción de montar algo parecido explicaba ayer el escritor peruano. Desde que Vargas Llosa dibujó las pautas del espectáculo tuvo en mente a Aitana Sánchez Gijón: No pensé que aceptaría, pero cuál fue mi sorpresa cuando no dudó ni un instante A ellos dos se suma el director Joan Ollé, que nos ha enriquecido mucho la pro- puesta Y juntos han armado esta pieza que se presenta- -esta noche y mañana en el Teatro Romea de la Ciudad Condal- -dentro del marco del Año del Libro que organiza el Ayuntamiento de la Ciudad Condal. Si hay que definir el espectáculo... es un intento de fundir la tradición de cuentos orales y la literatura comen- Cullum, niño prodigio del jazz, se casa con el pop en Catching tales J. HERNÁNDEZ MADRID. De pequeño, su profesor de piano le dijo que se dedicara a otra cosa, que lo dejase. No cabe duda de que se equivocó de lleno, pues el británico Jamie Cullum, de 25 años, ha abierto camino en la música jazz con bastante éxito. Baste pensar por ejemplo en Twentysomething (2003) un disco aplaudido por la crítica y respaldado por las ventas: casi tres millones de copias en todo el mundo. También le sirvió para trabajar sin parar durante ese mágico año que no tenía fin: tours, festivales como el de Glanstonbury o el de Roskilde, promoción, vídeos, nominaciones en los Grammy o los Brit... ¿El jazz ya tenía a su niño prodigio No terciaba recientemente ante los periodistas durante la presentación en Madrid de Catching tales su cuarto álbum de estudio y el segundo editado por Universal. En realidad, es un derroche de humildad, pues su fama en el Reino Unido ha contribuido a un auténtico boom por aprender a tocar el piano. Pero de donde últimamente le han venido pocas alabanzas es desde ese mundo del jazz que le encumbró tras descubrirle como pianista y cantante en pubs, hoteles y cruceros de vacaciones. Los críticos aseguran que se ha convertido en un artista pop. También Twentysomething -explica- -tenía pop Cullum zanja la cuestión asegurando que ha intentado hacer sonar los temas de jazz más pop y viceversa porque le gusta mezclar estilos y ahí entra una batidora en la que también caben, a su juicio, el dance, el rock, el funk o el soul tintes que se notan en este Catching tales que empezará a rodar en directo por todo el mundo a partir de noviembre, España incluida (en febrero) El jazz es, para él, una música compleja que requiere acercarse a otras fronteras, de ahí que para su cuarto trabajo- -del que ha compuesto la mayoría de sus canciones- -haya contado con tipos tan variopintos como el productor Pharrell Williams (habitual en la música negra) el DJ, productor y miembro de Gorilla Z Dan the Automator, el cantautor Ed Harcourt y, por encima de todos, a su modo de ver, su hermano mayor, Ben Cullum. Catching tales refleja, según el cantante y pianista de Essex, lo que él es ahora mismo Y lo razona: Los compositores muchas veces hablan de cómo encuentran las canciones, o de cómo un sentimiento, algo etéreo, toma forma de canción En su caso, los dieciséis cortes del álbum son historias que tratan de las cosas que siente una persona de su edad, desde el tiempo de Londres hasta un gurú que vio en televisión y que dice que cambia la vida de la gente, hasta sus gustos en fotografía y cine. Cullum, a su paso por Madrid JAVIER PRIETO