Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 10 2005 Internacional 25 Barroso pide a Turquía que trabaje por ganarse a la opinión pública europea El comisario Rehn recuerda que las negociaciones durarán 10 o 15 años mes empieza el proceso de evaluación del primero de los 35 capítulos en que se ha dividido la negociación, que versará sobre ciencia e investigación ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Como suele suceder en estos casos, todos se han dado por ganadores después del tremendo pulso diplomático que precedió el inicio formal de las negociaciones con Turquía. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, dice que es un hito en las relaciones con Ankara, Turquía dice que empieza una nueva era y Austria, que bloqueaba el proceso, se da por satisfecho al haber logrado imponer como condición clara que Europa tenga capacidad de absorción antes de pensar en que se formalice la adhesión. El comisario para la Ampliación, el finlandés Olli Rehn, dijo ayer que cualquier perspectiva de un posible ingreso de Turquía no se puede situar antes de diez o quince años y que en este tiempo confía en que se hayan resuelto todos los muchos problemas que quedan pendientes. El primero será definir lo de la capacidad de absorción que es una condición que no se puede cuantificar en términos abstractos pero que hace referencia tanto a las finanzas de la Unión como al estado del mercado de trabajo de los países miembros, como la opinión pública de los ciudadanos. Ese es el principal objetivo que les ha puesto Barroso a los turcos, el de ganarse a la opinión pública europea en estos años que van a seguir a la decisión tomada este lunes, a reloj parado, porque el ministro de Exteriores turco, Abdulá Gul, llegó cuando ya se había rebasado la medianoche. b El día 20 de este Moratinos dice que es el comienzo de la Alianza de Civilizaciones EFE ESTRASBURGO. El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, estimó ayer que la Alianza de Civilizaciones comienza con las negociaciones de adhesión para el eventual ingreso de Turquía en la Unión Europea. Moratinos hizo esta consideración ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, a cuyos miembros instó a que se involucren en esa iniciativa lanzada hace un año por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ante Naciones Unidas, y que tiene el respaldo de las autoridades turcas y del secretario general de la ONU, Kofi Annan. España está convencida de que el proceso de adhesión de Turquía culminará con la integración plena de ese país en la UE, afirmó Moratinos, quien ve en el inicio de esas negociaciones el nacimiento de la aplicación de la Alianza de Civilizaciones El ex ministro británico de Asuntos Europeos Denis MacShane elogió el discurso de Moratinos y aseguró que el Gobierno de Tony Blair está muy interesado y apoya la Alianza de Civilizaciones propuesta por Rodríguez Zapatero. Esa alianza quiere acabar con la aparente deriva negativa en las percepciones mutuas existentes entre el mundo occidental y el mundo árabe- islámico a través de la primacía de los valores comunes compartidos y de líneas de acción en el ámbito político, dijo Moratinos en su discurso ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. El ministro también aseguró que Estados Unidos no tuvo nada que ver en la decisión El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, telefoneó ayer a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, para pedir su apoyo ante la situación de bloqueo en que se encontraban las conversaciones para abrir las negociaciones de adhesión de Turquía a la UE. Tayip Erdogán saludaba ayer a su llegada al Parlamento turco, en Ankara AP Una de las cuestiones a resolver es definir el concepto de capacidad de absorción de la Unión Europea En una década, con la llegada de Turquía, España pasaría a ser contribuyente neto, y de los más activos duce que España es uno de los países más perjudicados. En él se reconoce que son los países medianos y grandes los que más escaños perderían en el Parlamento Europeo, porque son los que tienen para ceder, mientras que los más pequeños ya no pueden contribuir para suministrar el número de di- putados que requerirían las dimensiones turcas. En el Consejo, con las reglas de la Constitución también es más que evidente que España perdería gran parte de su capacidad de decisión, y si se han de reformar las reglas actuales de Niza, la pérdida podría ser aun más evidente. España pierde En cuanto al llamado efecto estadístico -que ha dejado a muchas regiones españolas sin fondos estructurales porque la reciente adhesión ha bajado la media de renta europea y ha hecho a los españoles relativamente más ricos- con la llegada de Turquía, que según los cálculos de dicho informe estará en 2014 en el 32 por ciento de la renta europea media (a veinticinco socios) toda España estaría en niveles de riqueza estratosféricos: no solamente dejaríamos de percibir ayudas, sino que seríamos contribuyentes netos, y de los más activos. Primer paso: ciencia e investigación El primer paso de estas negociaciones empezará el próximo 20 de octubre con el proceso de evaluación del primero de los 35 capítulos en los que se ha dividido todo el inmenso campo de trabajo. Para hincarle el diente, los negociadores han elegido el sector de ciencia e investigación que es uno que no tiene factores escabrosos y aun así se prevé que durará un año, lo que sirve para hacerse una idea de la complejidad de la tarea que ahora empieza. Para Europa también se abre un proceso de vital importancia porque, como reconoció Rehn, en estos diez o quince años tendremos que haber ratificado la Constitución, o en su defecto emprender el tortuoso e incierto camino de la reforma del actual Tratado de Niza, para poder encajar a Turquía en las instituciones. De un informe sobre el impacto de la entrada de Turquía, elaborado por la Comisión Europea el año pasado, se de-