Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MIÉRCOLES 5 10 2005 ABC Internacional Los sindicatos franceses se echan a la calle contra la política social de Villepin Centenares de miles de manifestantes protestan en todo el país contra los planes de liberalización b Parálisis parcial de los transpor- tes públicos y guerra de cifras en torno a la huelga: un millón de seguidores para los sindicatos, menos de medio millón según la Policía JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La gran jornada de protesta sindical desarrollada ayer en toda Francia contra la carestía de la vida, los proyectos de liberalización, la política general del Gobierno de Jacques Chirac y Dominique de Villepin, es sólo la primera advertencia del agravamiento de otras crisis superpuestas en el país. Los sindicatos reunieron a varias centenares de millares de manifestantes en la capital y en todas las capitales de provincias. Un millón de franceses, según los sindicatos, menos de medio millón según la Policía, se manifestaron para pedir un cambio de política social al primer ministro, Dominique de Villepin, quien aseguró haber escuchado el mensaje de la calle aunque no anunció ningún cambio. Los transportes públicos se vieron muy perturbados en toda Francia, complicando el tráfico europeo que transita por las carreteras, aeropuertos y estaciones de ferrocarril francesas. La huelga también tuvo un impacto significativo en todos los servicios públicos, desde la distribución de gas y electricidad al funcionamiento de las escuelas y universidades. jóvenes que terminan su escolaridad sin título ni puesto de trabajo. En el sector privado, el estancamiento del paro, en torno al 10 por ciento, desde hace más de una década, crea un sentimiento de precariedad, indisociable de una economía que lleva años creciendo por debajo de la media de la OCDE, muy por detrás de países como España o Irlanda. Entre las familias, el estancamiento del poder adquisitivo contrasta con el crecimiento histórico de la deuda pública y los déficits del Estado. Por vez primera en muchas décadas, todos los ingresos del impuesto sobre la renta estarán consagrados en 2006 a pagar sólo los intereses de la deuda. Al mismo tiempo, el Estado pide nuevos esfuerzos fiscales a las familias y a los individuos para intentar recortar el pozo sin fondo de las cuentas de la Seguridad Social. Uno de los frentes de la manifestación sindical celebrada en París Una llamada de alarma Ese arco iris de crisis y angustias nacionales coincide con el retroceso de la influencia francesa en la UE. Francia dinamitó el antiguo Pacto de estabilidad y crecimiento de la Unión, rompiendo la solidaridad presupuestaria con la UE. Francia rechazó igualmente el proyecto de Tratado constitucional europeo en referéndum. La gran huelga nacional de ayer, con su rosario de manifestaciones de protesta, sólo es una nueva llamada de alarma e inquietud popular ante las políticas gubernamentales de Jacques Chirac y su primer ministro, Dominique de Villepin. A la luz de sus propias cifras de seguimiento de la huelga general, los sindicatos calificaron la jornada de éxito y pidieron al Ejecutivo acciones concretas para atender sus reivindicaciones sobre el empleo y el poder adquisitivo, sus dos reclamaciones de la jornada. Esperamos del Gobierno que sea más exigente con las empresas y que controle la utilización de los 22.000 millones de euros de ayudas que da todos los años, sobre todo para empleo y sueldos afirmó el secretario general del sindicato CFDT, Francois Chéreque. Los sindicatos se mostraron particularmente satisfechos de los 150.000 manifestantes de París, los 100.000 de Marsella y los 50.000 de Burdeos, cifras que la Policía rebajó significativamente a 30.000, 20.000 y 26.000, respectivamente. Recorridos domésticos El tráfico aéreo no se vio afectado en los vuelos de largo recorrido, pero Paradojas galas Más allá de las consecuencias directas de una gran huelga nacional de 24 horas, la jornada de ayer funcionó como altavoz de un largo rosario de problemas de fondo, que no han dejado de agravarse en los últimos meses. En el sector público (ferrocarriles, distribución de gas y electricidad) los sindicatos intentan frenar o aplazar indefinidamente los proyectos y compromisos europeos de liberalización. En la educación, los sindicatos se movilizan contra las condiciones de trabajo. Francia es uno de los raros países de la UE donde los presupuestos de la enseñanza media no han dejado de crecer en los últimos veinte años, al mismo tiempo que ha continuado creciendo el analfabetismo práctico y el número de Iberia, Air Europa y Air Nostrum cancelaron 32 vuelos EP MADRID. Las compañías Iberia, Air Europa y Air Nostrum cancelaron ayer 32 trayectos entre España y Francia y otras rutas nacionales y europeas ante la huelga convocada por varios sindicatos de la sociedad Aeropuertos de París (ADP) y del control aéreo galo, según informaron fuentes de las compañías aéreas a Europa Press. Las mismas fuentes añadieron que además los vuelos sufrieron retrasos medios de entre una hora y media y dos horas. En concreto, Iberia canceló cuatro vuelos entre Madrid y París, otros cuatro entre Madrid y Londres, y también entre la capital española y Barcelona. Igualmente, suspendió dos vuelos en las rutas Barcelona- Madrid, Barcelona- París, Sevilla- París, Barcelona- A Coruña, y uno entre Sevilla y Madrid y otro entre Valencia y la capital española. Air Nostrum canceló un total de ocho vuelos, mientras que por su parte Air Europa suspendió un vuelo desde Madrid hacia París, cuyo regreso programado para hoy por la mañana no se operará, y tampoco otro que salía desde Sevilla por fuerza mayor ante el recrudecimiento de la huelga general que sufrió la capital gala, según explicaron fuentes de la aerolínea. Según fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, la huelga francesa provocó en la jornada de ayer retrasos de una hora de media en 250 vuelos internacionales en el Aeropuerto de Son Sant Joan (Palma de Mallorca) sobre todo aquellos con origen o destino en Francia, Reino Unido, Alemania o países nórdicos.