Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 5 10 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. PUERTAS AL CAMPO DE LA INMIGRACIÓN LREDEDOR de 50 millones de personas emigraron desde Europa a América entre 1800 y 1940, incluidos 17 millones del Reino Unido e Irlanda, 10 millones de Italia, 6 5 de España y Portugal, y 6 millones de Alemania. Ese éxodo continuó hasta los años 70 en países como España, Irlanda y Turquía. La motivación fundamental de los que abandonaron su patria fue escapar de la miseria, el LUIS IGNACIO hambre, la PARADA opresión política. Pero a partir de la última década del siglo XX, los movimientos migratorios procedentes de África han superado todas las previsiones. La globalización ha abierto las fronteras a la información, al capital, a las mercancías, a los servicios. Pero, por razones que van desde la xenofobia a la defensa de los puestos de trabajo y desde la seguridad hasta la sanidad, no las ha abierto a las personas. Pese a ello, un estudio de la Organización Internacional para las Migraciones revela que en 2003 había 175 millones de inmigrantes en todo el mundo. Hoy, una de cada 36 personas en el mundo es inmigrante; una de cada 10 en los países industrializados. Cada minuto cruzan fronteras en todo el mundo al menos 10 personas, sin contar a los turistas ni a los trabajadores en países distintos a los que residen. Pese a las medidas de protección, el flujo anual de inmigrantes está creciendo a un ritmo más rápido que nunca. La globalización ha contribuido a una expansión sin precedentes de las economías sumergidas y las industrias menos competitivas; ha liberado del trabajo doméstico a muchas familias; ha aportado equilibrio a las cuentas de la Seguridad Social. Pero ha provocado también graves problemas de vivienda, enseñanza, consumo de sanidad, seguridad ciudadana, convivencia. En España residen hoy legalmente 1.647.000 extranjeros, 323.010 más que hace un año. De ellos 235.895 vieron legalizada su situación en los últimos 12 meses. ¿Alguien cree que una tercera valla de protección en Melilla en el perímetro fronterizo con Marruecos es una solución? Acertadas palabras Creo que es por la educación recibida en América que siempre me ha movido una corriente de simpatía hacia Extremadura por su gente, ya que la mayoría de los conquistadores eran procedentes de esas tierras. Hombres de valor inmenso, con las convicciones firmes y que lo que prometían lo cumplían, dándole a España la grandeza y riqueza de la que aún disfruta y tiene. Pero España no le ha devuelto con justicia todo lo que se merece Extremadura, casi no se habla de ella, sólo en América y en nuestros libros de texto, pero para el resto es casi desconocida... Y hoy, un extremeño nuevamente pone a España en su lugar. Rodríguez Ibarra dice las cosas claras y no se anda con huevonadas (para que me entiendan todos los hispanoamericanos que amamos a España) Hay un dicho en mi tierra que dice todos los Rodríguez tienen las cosas claras, menos uno... ¿quién será? Rodríguez Ibarra, mis felicitaciones y, ah que conste que no soy de izquierdas. Edmundo Arrocet von Lohse. Madrid. Pacto de convivencia español Vivimos en una Cataluña real, tangible y bilingüe, abierta y heterogénea, cuya aspiración mayoritaria es convivir de manera igualitaria, digna y estable. También existe un sueño, lícito como tal, una Cataluña concebida por algunos como una patria con identidad, valores y lengua propios y diferentes del resto de España. Este sueño nacionalista, por su propia naturaleza, excluye inevitablemente a los que no lo comparten, pero que también viven, trabajan y pagan impuestos en Cataluña. Imponerlo me parece injusto y negativo, ya que implica la destrucción de la realidad catalana de hoy, de su esfuerzo de convivencia, de su bilingüísmo y de su tolerancia. Además, resulta profundamente desleal y nada ejemplar que, para hacer realidad este sueño, las instituciones catalanas prescindan del marco legal vigente, permitiendo y auspiciando el no cumplimiento sistemático de algunas leyes estatales, y legislando voluntariamente en contra de la Constitución de todos. Estamos viviendo el desarrollo de un nuevo Estatuto para Cataluña de espíritu insolidario y excluyente para un sector de la sociedad, más de la mitad de la catalana y absolutamente mayoritaria en el conjunto de España. Los españoles nos dimos un pacto de convivencia que supuso renuncias para todos. Una parte, la mayoría, ha cumplido; otra, lamentablemente, no. María José García Cuevas. Banyoles (Gerona) A tra Armada sin ningún complejo y sin ninguna vergüenza: es un hecho histórico asimilado y aceptado. Es un gran sinsentido apelar a la memoria histórica y al rencor por este trágico suceso de un más que evidente pasado, del que debemos aprender con objetividad y respeto. Más dificil es aceptar otros hechos históricos sin ser tachados de fascistas o de marxistas- -según se miren- Los españoles aprendemos muy mal la historia. Prudencio Pedregal López. Alcaraz (Albacete) ¿Fuerza de choque? Francamente no acierto a calificar el disparate de enviar una fuerza de choque a hacer de antidisturbios patrullando por las vallas de Melilla, sin otros medios que unas porras y unos silbos y portando unas armas sin munición. Tampoco se puede entender esa estrategia de revelar estas circunstancias al enemigo o, si se quiere más dulcemente, al adversario. Nunca la inteligencia pudo caer más bajo, ni el menosprecio alcanzar tales cotas. Los caballeros legionarios tienen ganado el cielo por su disciplina, los melillenses por su paciencia. Dios santo ¿en manos de quiénes estamos? José A. Blanco García. Cádiz. El uso de las citas La cita a la que se refiere Luis Orlado, según dice erróneamente atribuida por mí a Chesterton, figuraba en mi artículo, entre otras más de Santayana, Marañón, Cicerón, Bertold Brech, Borges e incluso del vivaracho Minino de Alicia en el país de las maravillas Como en esto de las citas siempre se corre el riesgo de atribuirlas erróneamente, como se pudo ver, en el caso de mi artículo estaba sobradamente expuesto, dada su abundancia. Tengo una especial afición al uso de las citas, y espero que Pacios no se sienta provocado si le respondo con más citas. Tengo publicado un Diccionario Enciclopédico de Estrategia en el que, a la cabecera de cada una de las más de 400 entradas que contiene, figuran citas atribuibles a grandes hombres y mujeres que alcanzaron la fama por su gran inteligencia, reconocida a través del tiempo, precisamente porque pienso que ayudan al lector a comprender los significados ocultos y la verdadera grandeza de las ideas del pensamiento estra- tégico, en ocasiones complejo. En el caso de mi artículo (ABC 25 9 05) cuyo titular era ¿Es posible enfocar el futuro ignorando el pasado? lo que pretendía era contestar a la pregunta, afirmando que es un grave error ignorar el pasado- a cruz y raya (Rajoy) -para enfocar el futuro; este era el objetivo sustancial. Las diferentes citas incluidas no tenían otro papel que la de ser apoyos útiles para mejor expresar mi pensamiento. Sobre esto de traer a cuento una cita interesada, el mismo Shakespeare dijo: El mismo diablo citará a la Sagrada Escritura, si viene bien a sus propósitos Permítaseme una apostilla. Tiene que ver con otras situaciones similares a las que plantea nuestro comuni- cante, en las que unas determinadas citas aparecían atribuibles a otros personajes famosos. El resultado de mis comprobaciones es que determinadas ideas no son tan actuales como creemos y han transitado, a través de los siglos, llegando a encontrar antecedentes en nuestros clásicos griegos y romanos, cuando no en textos de sabios pertenecientes a las culturas china o hindú, varios siglos antes de J. C. Francisco J. Manso Coronado. Madrid. Empleo precario El paro registrado en las oficinas del INEM bajó en 5.824 personas en septiembre. Siendo el dato positivo, el Ejecutivo socialista tiene muchos frentes abiertos: el Estatuto catalán, la nefasta política de inmigración, la política exterior con países que no tienen peso internacional... El Ejecutivo pone parches a todas las salidas de agua que tiene y parece que la economía no es lo prioritario. Esta realidad se refleja en los empleos de baja calidad y en la menor intensidad en la confianza inversora y de los consumidores Urge hacer reformas porque las familias lo pagaremos caro a no muy largo plazo. Un dato que constata lo mal que está haciendo sus deberes en esta materia: sólo el 8,58 por ciento de los contratos firmados fueron de carácter indefinido. Jaime García Nogales. Sevilla. Aceptar Trafalgar Doscientos años después de la batalla, el Reino Unido conmemora el hecho con absoluta naturalidad, y en estos actos castrenses participa nues-