Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 10 2005 Cultura 57 Bryce Echenique reconoce su dura vuelta a Perú en Antimemorias II b El escritor peruano anuncia que estas segundas memorias tendrán una continuidad, pero que todavía no ha empezado a trabajar. Ahora está con una nueva novela MARÍA GÜELL BARCELONA. Primero fue Permiso para vivir. Antimemorias I y ahora es Permiso para sentir. Antimemorias II Dos ejemplares que hablan sin tapujos de la vida de Alfredo Bryce Echenique. Ambos libros distan dieciocho años pero tienen dos curiosidades en común: Que los he escrito sin querer queriendo, y que los terminé de escribir en Barcelona explica Bryce, Si el primero fue más espontáneo, en éste he tenido que trabajar más la parte de documentación contrastaba ayer el escritor peruano, que reconoce abiertamente que Barcelona es la ciudad donde mejor escribe, porque nadie le molesta. Él mismo defiende su segundo legado de memorias con mucho humor: Este libro me ha traído problemillas, pero si uno aborda un tema tiene que decir la verdad Y apunta sus palabras hacia un capítulo turbulento de sus vivencias que narra con todo detalle. En 1999 decidí liquidar mi vida en Europa y llegué a Perú, un país que estaba en un estado desastroso. Con Fujimori tuve una llegada penosa y muy falsa. Estuve tres años en Perú, pero eché mucho de menos Europa; pronto me di cuenta que la Lima que yo conocía, había desaparecido Así fue como decidió alternar sus estancias, seis meses ahí y seis aquí Pero conversando con Bryce Echenique (y ojeando la solapa del libro) nos damos cuenta de un pequeño detalle. Su frondoso mostacho ha desaparecido. Recuerda que se lo quitó cuando acabó Antimemorias II y reconoce que suele decir que se lo quitaron en un semáforo de Lima. Francisco Valladares recita unos poemas en presencia de José Luis Garci, Fernando Iwasaki, Antonio Burgos y Santiago Castelo RANGEL Multitudinaria presentación en Sevilla de Rapsodia española de Antonio Burgos Castelo y Garci glosaron esta antología de la mejor poesía popular acto, celebrado en el Teatro Lope de Vega de la capital hispalense, inicia sus actividades el nuevo curso del Aula de Cultura de ABC de Sevilla J. A. P. G. SEVILLA. El escritor y periodista Antonio Burgos presentó anoche ante un nutrido auditorio que abarrotó hasta el tercer anfiteatro el Lope de Vega de Sevilla su libro Rapsodia española. Antología de la Poesía Popular un compendio de poemas de más de cuarenta autores del siglo XX. Espero que este libro sea sólo un paso más para convertir a Sevilla en capital mundial de la poesía, porque- -añadió- -qué capital mejor para eso que la capital de Bécquer o Montesinos Burgos recordó que Rafael de León, uno de sus poetas preferidos y del que se recogen varios poemas en su libro, b Con este conoció a Concha Piquer, que luego los cantaría, en el mismo Teatro Lope de Vega que anoche acogió esta presentación, y él iba vestido de soldado de cuota afirmó. Y también recordó que hace 25 años el Ayuntamiento rendía homenaje a Rafael de León dándole su nombre a una glorieta del Parque de María Luisa. Lo he hecho todo en ABC Burgos afirmó que el día que me dieron el premio Joaquín Romero Murube dije que menos la primera comunión lo he hecho todo en ABC, y no sabía yo entonces que también gracias a ABC iba a debutar en el Teatro Lope de Vega Burgos agradeció a Guillermo y Soledad Luca de Tena, Enrique de Ybarra, Álvaro Ybarra, Santiago Castelo y Fernando Iwasaki por ayudarle a dar a conocer estos versos, y al director José Luis Garci por el Oscar que se le niega al género y también a él aunque el cineasta tiene una estatuilla en su casa. Fernando Iwasaki, director del Aula de Cultura de ABC de Sevilla, recurrió a los recuerdos de su llegada a Sevilla hace veinte años, para referirse a Antonio Burgos, autor de esta antología. A continuación intervinieron el director de la Real Academia de Extremadura, Santiago Castelo, y el director de cine José Luis Garci. Castelo, del que se incluyen dos poemas en esta recopilación, destacó que se trata de un libro muy importante, necesario, justiciero. Esta Rapsodia Española de Antonio Burgos no es un libro de esos que se compran, se dejan en el estante y luego se leen o no. Es para tener siempre a mano, para leer a cualquier hora porque es, indicó, como un devocionario mayor de la poesía popular española Castelo trajo a colación además el centenario que este año se cumple de la muerte de José María Gabriel y Galán, efeméride- -dijo- -que está pasando sin pena ni gloria