Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 10 2005 55 Cultura y espectáculos La escalada de devolución de libros afecta ya a tres de cada cuatro editoriales españolas El problema, agravado por el cierre de librerías, hace que el 25 de los ejemplares sea devuelto b La crisis libresca no cesa. Según datos del Comercio Interior de 2004 y que se darán a conocer en Liber 05, el 76 6 de las editoriales españolas vieron retornar sus libros desde las librerías ANTONIO ASTORGA MADRID. El 76,6 por ciento de las editoriales españoles declararon haber recibido devoluciones de libros durante el ejercicio correspondiente a 2004, según datos del Comercio Interior del Libro en España, que se darán a conocer la próxima semana en la Feria Internacional del Libro Liber 05, en Madrid. De la lectura de este porcentaje, al que ABC tuvo acceso de fuentes absolutamente fiables, se desprende que tres de cada cuatro editoriales han sufrido devoluciones. En este sentido, la tasa de devolución se situó, durante el pasado año, en torno al 25 por ciento del mercado libresco, lo que significa que las librerías han devuelto a las editoriales una de cada cuatro obras. Esta importante bajada de la circulación de libros ha sembrado de inquietud el sector. Las devoluciones de libros son consideradas por los editores como el cáncer real del sistema otras voces las ven como un síntoma grave de crisis editorial. Cada vez se editan más títulos, con grandes tiradas, mayores devoluciones y gran porcentaje de libros no vendidos que acaban en los almacenes de las editoriales. No existe una norma que fije la estancia de un libro en los anaqueles de la librería. La librería Antonio Machado, mítica en Sevilla, se vio obligada a cerrar hace algo más de un año gún un estudio de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de enseñanza (Anele) ¿La causa primordial de tan apocalíptico panorama? Editores, libreros, distribuidores y autores: la sustitución del modelo de ayuda a las familias para la adquisición de libros de texto- -el cheque libro- -por el sistema de préstamos de libros usados durante cuatro años. En Andalucía, la venta de libros en librerías factura más de 178 millones de euros. Pero las librerías no serán las únicas afectadas, sino que este sistema también perjudicará gravemente a editores y distribuidores. Andalucía representa el 6,55 por ciento de la edición en España. Concreta- ROCÍO RUIZ Asignaturas pendientes Editores y libreros echan en falta una Ley del Libro consensuada y adecuada a las circunstancias y que fue prometida por la ministra de Cultura Que el Gobierno no haya abanderado las peticiones del sector cuando España es la cuarta potencia mundial exportadora de libros Que los poderes públicos se responsabilicen y actúen sobre el sector del libro educativamente, promoviendo e incentivando la lectura, a los lectores y a las empresas Se critica como demagógico el sistema de préstamo de libros de texto (por espacio de cuatro años) implantado en algunas Autonomías y que se puso en práctica hace 20 años en Alemania, Gran Bretaña, etc... con resultados catastróficos desde un punto de vista pedagógico La supresión del decreto ley sobre descuentos libres al libro que, en Andalucía, al coexistir con el sistema de préstamos de libros de texto reducirá en un 75 por ciento el mercado La discriminación que el sistema de préstamo provocará entre la enseñanza pública y la privada En la Feria Liber 05 los editores presentarán un discurso duro contra un Gobierno de izquierdas que tiene la cultura como emblema mente en Sevilla librerías como Montparnasse, Ocnos, Atlántida, La Roldana, Lorenzo Blanco y Antonio Machado son algunos de los destacados nombres que se han visto abocados al cierre en los últimos tiempos. Esperando la Ley del Libro La ausencia de una política del libro en el Partido Socialista y la falta de una Ley del Libro es la que, según los expertos, está llevando al sector del libro a un tremendo caos y, en un imparable efecto dominó, obligando al cierre de librerías y provocando la pérdida de cuota de mercado. ABC se puso ayer en contacto con el Ministerio de Cultura para saber cómo valoraba la posición de editores y libreros, que echan muy en falta una Ley del Libro consensuada y lamentan que el Gobierno no haya sabido conducir las peticiones de un sector que ha convertido a España en potencia mundial del libro. Desde el Ministerio se asegura que la Ley del libro es un proyecto previsto para esta legislatura y que se está elaborando. Asimismo se asegura desde el Departamento de Carmen Calvo que las críticas vertidas por editores y libreros sobre la lamentable dotación de las bibliotecas escolares y la política demagógica en cuanto a la gratuidad de los libros de texto no son competencia de Cultura. El otoño de la crisis que no cesa Editores y libreros, muy preocupados por este descenso considerable en el comercio interior de librerías, ya habían advertido de que en los meses anteriores a septiembre se había agudizado la crisis editorial con tasas muy altas de devoluciones de libros. El otoño literario se convierte, pues, en el otoño de la crisis editorial y literaria que no cesa. Andalucía es una de las regiones cuyas librerías han sido y serán más castigadas por la crisis del libro. La facturación anual de ventas de libros educativos se verá reducida al 25 por ciento, por lo que el sector del libro andaluz tendrá unas pérdidas anuales de 58 millones de euros en ventas cada año, de los cuales 39 corresponden a las librerías. Éstas registrarán unas pérdidas económicas del 22 por ciento de sus ventas totales y del 52 por ciento de sus ventas en libros educativos a las que no podrán hacer frente. Por lo tanto, el 66 por ciento de las librerías se verán obligadas al cierre de su negocio, se- Desde Cultura se asegura que la Ley del Libro es un proyecto para esta legislatura y que está elaborándose Los editores lamentan que el Gobierno no sepa resolver los problemas de un sector que es cuarta potencia mundial