Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 10 2005 Internacional 29 Calderón se consolida como aspirante del PAN a la presidencia de México La derrota de Creel, el hombre de Fox, podría afianzar las opciones del PRD MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Completada la segunda ronda de las elecciones primarias para designar candidato a la presidencia de México por el Partido Acción Nacional (PAN, conservador) el ex secretario de Energía, Felipe Calderón, se consolida como aspirante a la jefatura del Estado por el partido en el Gobierno. Calderón obtuvo más de la mitad de los votos panistas en los ocho estados donde se celebró la consulta. En un primer sondeo, celebrado hace tres semanas en otros diez departamentos del país, Calderón ya había sacado una ventaja de diez mil votos a su principal oponente, el ex secretario de Gobernación, Santiago Creel, a quien apadrina el presidente Vicente Fox. Alberto Cárdenas, tercero en discordia, consigue un apoyo testimonial. Según los analistas, Creel ofrece un perfil que difícilmente puede resultar atractivo al electorado mexicano. La intrascendencia de su paso por el Ejecutivo, pese a la importancia del cargo que ostentó, ha propiciado que se le adjudiquen buena parte de las decepciones que han caracterizado el sexenio foxista. Una campaña lamentable (en la que, para colmo, no han faltado ni accidentes ni afecciones por salmonelosis) ha terminado por darle la puntilla a quien, hace poco más de un mes, se antojaba como candidato indiscutible por el partido blanquiazul. Precisamente, el controvertido ex presidente Carlos Salinas de Gortari, ángel y diablo de la política mexicana, ha cobrado valor como operador en la sombra. Casi tanto como Elba Esther Gordillo, quien tras salir por la puerta trasera del PRI, grupo del que era secretaria general, se deja querer por las otras formaciones políticas, que la cor- tejan a causa de la fuerza del sindicato de la enseñanza que ella controla. Mientras, en el Partido Revolucionario Institucional no terminan de ponerse de acuerdo, ni en los plazos ni en las formas, para elegir a su candidato, que será bien su presidente, Roberto Madrazo, bien el ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel. Felipe Calderón EFE Quiniela de favoritos La última fase de la elección se realizará en catorce estados, el día 23. El reglamento establece que el precandidato que obtenga la mitad más uno de los votos en las tres etapas se convertirá en el postulante del partido; si ninguno lo lograra, se realizaría una segunda vuelta el 6 de noviembre. A falta de esta tercera consulta, el más que probable nombramiento de Calderón como candidato del PAN puede beneficiar las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador, quien se presenta por el Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda) y es el claro favorito en todas las encuestas para asumir la máxima autoridad del país. Según la columnista Denise Dresser, con Calderón, el PAN perderá la elección que se avecina, pero lo hará con dignidad Con Creel como aspirante, sin embargo, parte del electorado conservador podría optar por el voto útil y apoyar al PRI- -siete décadas en el poder- en detrimento del ex alcalde de Ciudad de México. López Obrador, además, ha atemperado su imagen populista desde que abandonó el gobierno del Distrito Federal. Y a centrar su figura política contribuyen los ataques que le dedica el subcomandante Marcos jefe guerrillero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que insiste en tacharle de neoliberal y salinista